Lunes 24 de Junio de 2013

El embajador argentino en Bolivia, Ariel Basteiro, fue declarado “Visitante Notable” por el HCD

Ariel Basteiro recibió la distinción por parte del Cuerpo Deliberativo local. En su visita a la ciudad, ofreció una disertación en el recinto de sesiones, donde hizo un somero análisis de la relación histórica entre la República Argentina y el Estado Plurinacional de Bolivia.



El Honorable Concejo Deliberante de General Pueyrredon entregó hoy la distinción “Visitante Notable” de la ciudad de Mar del Plata a Ariel Basteiro, actual embajador argentino del Estado Plurinacional de Bolivia.


El acto se desarrolló –como es habitual- en el recinto de sesiones y el reconocimiento fue entregado por el concejal Pablo Vladimir Retamoza (FpV), autor de la iniciativa, que estuvo acompañado por Verónica Beresiarte (FpV), Daniel Palumbo y Fernando Gauna (AM). En tanto, en nombre del intendente Gustavo Pulti asistió Ariana Bazán, directora coordinadora de Cooperación Internacional y Relaciones con las ONG.


En primer término fue proyectado el video institucional “Historias de Abuelas. La identidad no se impone”, realizado por personal del Teatro Auditorium-Centro Provincial de las Artes. Luego, Retamoza dio la bienvenida a los presentes y abrió el acto, destacando: “Estamos muy contentos y alegres de contar hoy con la presencia de Ariel Basteiro, embajador en el Estado Plurinacional de Bolivia. Viendo las políticas que está implementando Evo Morales se vislumbra la Patria Grande de la que se hace referencia. Hay similitud, concordancia política entre lo que hace Evo y lo que hace Cristina Fernández de Kirchner, como lo hacía Hugo Chávez, y otros presidentes de América Latina. Es interesante charlar hoy sobre el proceso de integración latinoamericana –de la que Bolivia es parte-, y destacar que Basteiro es un militante, desde su etapa en la juventud socialista, hasta en el campo gremial. Con Ariel charlábamos sobre el 2005, cuando en Mar del Plata fue enterrado el ALCA y se colocó la primera piedra de la América libre”


Luego, Jorge Tribó, referente de la Cátedra de Integración Latinoamericana “Manuel Ugarte”, señaló: “Hay un poderoso grado de unidad en Bolivia, aunque intereses poderosos conspiraron contra ella. Nos unen lazos fuertes a ambas naciones, desde la época de las Provincias Unidas del Río de la Plata. A la historia no hay que amputarla; hay que entenderla en perspectiva”.


A continuación, Basteiro abrió su disertación manifestando: “Hay un nivel de coincidencias de un mismo proceso, un mismo ADN, somos parte de una misma integridad cultural, religiosa, territorial, de idioma –no sólo por el castellano, sino también por el aymara y quechua-. Me parece importante destacar la modificación de la Constitución en 2008, cuando se autodeclaró como Estado Plurinacional, un nombre que la pinta de cuerpo entero, algo que fue negado para que no fuera expresado durante mucho tiempo”.


Basteiro añadió: “Existen 36 lenguas oficiales en Bolivia, tanto en el bajo –en el Chaco y la Amazonia- como en el Mundo Andino. Existen 38 étnias, diferentes comunidades, hay una diversidad muy profunda. Esto genera un nivel de complejidad muy grande para conducir. Es un país que tiene bien divididas a dos regiones: el Altiplano, con su propia lógica y costumbres, y el llano o Amazonia con otra dinámica, más influenciable a los españoles. Por suerte, es el momento de mayor coincidencia e integración en los últimos 250 o 300 años de historia compartida”.


Durante su disertación, Basteiro también brindó otros datos sobre el estrecho vínculo histórico y actual entre Bolivia y Argentina, destacando la coincidencia coyuntural de distintas etapas históricas, teñidas por los populismos, las dictaduras, el neoliberalismo y la llegada de gobiernos latinoamericanistas y progresistas: “Evo se sumó a Néstor Kirchner, Lula, Chávez y Correa en esta nueva ola”, afirmó. “Se le dio una nueva dinámica a la política exterior de los países, al negociar en conjunto hacia fuera. Y en los últimos años es muy importante la aparición de un nuevo actor en la vida política boliviana, que influye de manera muy profunda, que son las comunidades indígenas”.


Basteiro brindó datos significativos: “Bolivia es el país con mayor población indígena de América Latina, el 62 por ciento son puros; y debe haber otro 30 por ciento, que son mestizaje. Y el resto recibe esa influencia muy directa. Y esto se empezó a expresar en luchas a partir del 2003 ó 2004. Además, el 70 por ciento es población rural, es un dato que revela la complejidad del país que hoy tiene un presidente que siente como propio”.


Asimismo, comparando con Argentina manifestó: “La cultura política en Bolivia está más sustentada en el conflicto. Primero se corta, se lucha, se reclama y luego se sienta a negociar para alcanzar consensos y mantenerlos por mucho tiempo. No se busca el diálogo como primera instancia. Acá, en este sentido, si bien hay cultura del conflicto no es tan marcado. Por eso para Evo es complejo gobernar”.


En la continuidad de su disertación, Basteiro consignó: “El indígena no tenía capacidad de presión porque no estaba organizado; hoy, eso cambió y es el que más poder de influencia tiene en decisiones de gobierno. El mundo subyugado de los indígenas se puso a la luz con la llegada de Evo, que tomó medidas económicas jamás asumidas, además de la implementación de políticas sociales, educativas ysanitarias fundamentales. Antes, el país dependía de los aportes de la comunidad internacional; hoy, con la nacionalización del petróleo generó recursos propios para invertir e incluso tener reservas en dólares –casi 15 mil millones-. Esto hace que Evo tenga hoy un nivel de popularidad que ronda el 60 por ciento, tras haber impulsado la integración del país a partir de la construcción de 15.000 kilómetros de carreteras”.


Respecto al intercambio comercial entre ambos países, destacó que “Bolivia está en el techo histórico de ingresos por el comercio con Argentina, a partir de estar exportando gas por unos casi 2 mil millones de dólares. Sumado esto a lo que vende a Brasil, está muy orientado al Mercosur y por eso está la decisión tomada de ingresar a este Mercado Común sin dejar de pertenecer a la Comunidad Andina de Naciones”.



Trayectoria



Vale destacar que Basteiro comenzó en su juventud como militante del Partido Socialista siendo Secretario General de Juventud, y posteriormenteintegrantedel Comité Ejecutivo Nacional del partido yde su mesa de conducción.


En el plano sindical comenzó su militancia a la corta edad de 18 años en 1980 y tras pasar por varios cargos dentro de la Asociación de Personal Aeronáutico (APA), en 1996 con una lista de unidad, asumió como Secretario General de APA, cargo que ocupó hasta diciembre de 2004, tras ser reelecto en el año 2000.


En el 2001 asumió como dipiutado nacional por la Provincia de Buenos Airesy finalizado su mandato, retornó a su puesto laboral en el Aeropuerto de Ezeiza.


También se desempeñó como secretario General del Partido Socialista de la Provincia de Buenos Airesen reemplazo del Dr. Jorge Rivas, víctima de un violento asalto, cuando era Vice Jefe de Gabinete del Gobierno Nacional.


Asimismo, en 2007 asumió como Director de Aerolíneas Argentinas en representación del Estado, hasta diciembre del mismo año, momento en que volvió a asumir el cargo de Diputado Nacional por la Provincia de Buenos Aires como integrante del Bloque Nuevo Encuentro.


Además, Basteiro es miembro fundador de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) e integró la Mesa Directiva en calidad de Secretario de Acción Social desde 1993 hasta 2005. En representación de esta Central concurrió al Foro Social Mundial y a la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en el 2002, 2003 y 2004 como delegado de los trabajadores de Argentina.


También fue presidente de Aviación Civil de ITF Latinoamérica y Presidente del Foro Argentino de Transporte.


Actualmente se desempeña como Secretario General de Encuentro Socialista y es miembro de la Mesa Nacional del Frente Nuevo Encuentro.


Además de su carrera política, es autor de múltiples artículos en revistas y diarios especializados en el sector y coautor del libro "Por la recuperación del principio protectorio del derecho del trabajo".


A su compromiso social y político, suma su participación activa en organizaciones como el Foro Mundial Social, el Foro Parlamentario Mundial y el Foro de Defensa del Derecho del Trabajo.


Finalmente, en 2012 Basteiro fue nombrado embajador argentino en el Estado Plurinacional de Bolivia; cargo que actualmente ocupa.