Lunes 19 de Marzo de 2018

Se realizó otra edición de entrega de las menciones Voces de la Memoria, a 42 años del golpe de Estado

En el marco de la Ordenanza Nº 22.703, del 2016, la Municipalidad declaró a la semana que comprende el día 24 de marzo de cada año como “Semana de la Memoria”, en el ámbito del Partido de General Pueyrredon. Por ello, se realizó hoy, lunes 19 de marzo, una actividad conmemorativa relacionada con las consecuencias que produjo el terrorismo de Estado con el golpe cívico militar de 1976, que contribuyan al fortalecimiento de la democracia.
El Honorable Concejo Deliberante organizó la entrega del reconocimiento “Voces de la Memoria”, dedicado a las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, a organismos de Derechos Humanos, a familiares de personas detenidas/desaparecidas, a víctimas de persecuciones, tormentos y/o torturas y a personas que se hayan destacado en la lucha por los Derechos Humanos, la Memoria, la Verdad y la Justicia.
El acto tuvo lugar en el recinto de sesiones y fue presidido por el Balut Olivar Tarifa Arenas (UC), vicepresidente 1° del HCD, acompañado por Verónica Lagos (UC); Cristina Coria (UCR); Marcelo Fernández y Santiago Bonifatti (AM); Ariel Ciano y Mercedes Morro (1País); y Angélica González (CC); en representación del intendente Carlos Fernando Arroyo, la directora general de Promoción y Protección de los Derechos Humanos, Sonia Rawicki; además de invitados especiales, entre ellos los defensores del Pueblo Walter Alejandro Rodríguez, Fernando Rizzi y Fernando Cuesta; dirigentes sindicales, miembros del Poder Judicial y referentes de organismos de derechos humanos –Abuelas y Madres de Plaza de Mayo, entre otras- y organizaciones políticas barriales; además de miembros de la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMdP).
El acto comenzó, como es habitual, con la proyección del video institucional “Historias de Abuelas. La identidad no se impone”, realizado por personal del Teatro Auditorium-Centro Provincial de las Artes.
Luego, Tarifa Arenas dio la bienvenida: “Buenos días a todos. Quiero agradecerles la presencia, porque se trata de un acto de importancia vital para el ejercicio de la memoria, para quienes lo vivieron, para quienes conocieron desde temprana edad qué pasó y para los jóvenes de hoy, que son el futuro del país. Es un reconocimiento para quienes eligieron no callar y ponerle el cuerpo a la situación, obligándonos a reflexionar para que lo sucedido no vuelva a repetirse”.
Rawicki, por su parte, señaló: “Buenos días a todos y a todas. Felicito a todas las personas que serán reconocidas hoy, que han sido elegidas por sostener a lo largo de todos estos años la bandera de la Memoria, la Verdad y la Justicia. Este proyecto se sostiene desde lo colectivo”.
Lagos, en tanto, consignó: “Buen día a todos y a todas. Es una fecha de mucha emoción. Hay voces que son únicas y por eso las reivindicamos. En 2006 empezaron los juicios por Lesa Humanidad, que son a diciembre de 2015 ya 153, con 660 condenados. Es imperioso seguir con las querellas haciendo de la Memoria, la Verdad y la Justicia una verdadera política de Estado para evitar que hechos semejantes se repitan”.

Entrega de reconocimientos

En el siguiente segmento del acto se entregaron los reconocimientos, que este año fueron para:

César Sivo
Natalia Messineo
Victoria Vuoto
Aldana Balsi
Susana Nudelman
Alfredo Jozami
Alberto Rodríguez
Gustavo Marcelliac
Eduardo Salerno
Eugenia Córdoba Gutiérrez
Fernanda Diclemente
Juan Carlos Paris
Guadalupe Godoy
Gustavo Gabriel Arellano
Luis Cazaux
Alfredo Bataglia
Fortunato de la Plaza
María del Carmen Scioscia
Irineo Di Mateo
Yamila Zavala Rodríguez

Argumentos del reconocimiento

La dictadura cívico-militar fue la experiencia más cruenta en violaciones de Derechos Humanos de la historia argentina.
Hubo un plan sistemático de exterminio humano, de persecución, tormentos, torturas y de apropiaciones, llevado a cabo por militares y civiles que resulto con más de 30 mil personas desaparecidas
El Estado Terrorista y el modelo económico neoliberal fueron las dos caras de una misma moneda.
Por decisiones políticas de las presidencias de Néstor Carlos Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner, se proclamó la inconstitucionalidad de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final, dando paso así a la reapertura de las causas judiciales, permitiendo que más de 622 genocidas sean condenados, que 889 sean procesados y que 119 nietos recuperen su identidad.
A más de tres décadas en el que el pueblo Argentino ha recuperado la democracia, el Estado tiene el deber de seguir practicando el ejercicio de la memoria por la verdad y la justicia con el fin de fortalecer el estado democrático y concientizar a la sociedad toda sobre lo ocurrido entre 1976 y 1983.
Es responsabilidad del Estado Municipal desarrollar políticas activas con el objeto de formar una conciencia ciudadana colectiva con valores democráticos.
Las Madres y las Abuelas de Plaza de Mayo, los organismos de Derechos Humanos, Los Familiares de detenidos/desaparecidos y aquellos que sufrieron persecuciones, tormentos y/o torturas se convirtieron para la sociedad, en un símbolo de lucha, de amor, de paz y de democracia, que nunca reclamo venganza, sino que siempre promulgo la Memoria la Verdad y la Justicia.