Miércoles 20 de Diciembre de 2017

Se entregó distinción al documental sobre Malvinas “Buscando a Gabino”

El Honorable Concejo Deliberante del Partido de General Pueyrredon declaró “De Interés” el proyecto de largometraje documental “Buscando a Gabino”, de autoría y dirigido por Miguel Monforte, junto a otros profesionales, con el apoyo de la Fundación No Me Olvides “por su aporte a la causa Malvinas en relación con la identificación de los ex soldados combatientes, víctimas sepultadas en el cementerio Darwin bajo lápidas que dicen Soldado Argentino sólo conocido por Dios”.
El acto se desarrolló en el recinto de sesiones, presidido por el concejal Mario Rodríguez (UCR), autor de la iniciativa. Estuvieron presentes, también, los concejales Balut Olivar Tarifa Arenas, Marina Santoro, Verónica Lago, Virginia Sívori y Marcos Gutiérrez (Unidad Ciudadana-FpV), Marcelo Carrara y Patricia Mabel Serventich (CAMBIEMOS), Marcelo Fernández y Claudia Rodríguez (AM).
Asistió, especialmente, el presidente de la Fundación “No Me Olvides”, Julio Aro, junto a veteranos de Malvinas e invitados.
En primer término fue proyectado el video institucional “Historias de Abuelas. La identidad no se impone”, realizado por personal del Teatro Auditorium-Centro Provincial de las Artes. Después se proyectaron dos videos más: el primero, sobre el documental ya estrenado “Héroe Corriente”. Y el segundo, sobre “Buscando a Gabino”.
Luego, Rodríguez dio la bienvenida a los presentes: “Buenos días, gracias por acompañarnos. Se hace difícil hablar en este acto. Tenemos en este recinto tierra de Malvinas, que nos acompaña siempre, con las fotos de nuestros vecinos que murieron en la guerra. Gracias a los trabajos de Miguel y Julio conocemos más historias y nos dan ganar de conocer esa porción de nuestra tierra. Tienen ustedes un enorme compromiso con esta gran causa nacional. Después de ver estos documentales, uno no es el mismo. Gabino murió en Pradera del Ganso. Lo digo en castellano porque anhelo que algún día las islas sean devueltas como parte de un territorio que nos pertenece. Él es uno de los que está enterrado con una placa que dice Soldado argentino sólo conocido por Dios. Pero gracias al trabajo de la Fundación ahora se sabe dónde está. No ha sido una semana fácil, pero pido a los gobernantes que los veteranos no sean variable de ajustes fiscales. Se necesitan vecinos comprometidos como Miguel y Julio, que hacen una tarea permanente de concientización sobre Malvinas, que alguna vez generó una guerra –que no compartimos- pero que es una causa nacional y que tiene a sus héroes allá y acá. No eligieron ir ni estar allá, pero fueron. Y merecen siempre todo nuestro homenaje”.
Después, al momento de agradecer Monforte expresó: “Son muchas las cosas que uno tiene ganas de expresar. De todas maneras, la palabra gracias es la que fluye más rápido. Gracias a los ex combatientes, que me abrieron las puertas cuando el tema era tabú. Ahí lo conocí a Julio, que me convocó para ser parte de la fundación. A mi familia, que sufre la quita de horas por un trabajo que se hace en forma independiente. A todos los que colaboraron y lo siguen haciendo, porque es un trabajo en equipo. Qué hacemos con el tema Malvinas cuando nosotros no tenemos incidencia diplomática? Creo que la impronta de Julio nos enseña que lo imposible no lo es tanto cuando se tienen verdaderas ganas y una propuesta para llevar adelante. Desde la vocación de ciudadano, en mi caso, con la herramienta social, siempre quise colaborar en cuestiones que tengan una causa social. Y Malvinas es la gran causa nacional. Si ayuda a que las cosas cambien un poquito, bien. Nos atrajo mucho la historia de Gabino, desde un principio, porque es una construcción. Si bien es una persona, de campo, carismático, que uno día fue convocado a la colimba y nunca más volvió. No tuvo la oportunidad de despedirse de su familia. Y nunca más volvió. No sabemos bien cómo murió. Su mamá fue la primera consultada en el proyecto de los ADN. En el camino conocimos a Ramón Alegre, un veterano también muy carismático. Hubo una necesidad en su pueblo de contar que el pueblo de Gabino tuviera un héroe. A partir de tenerlo, esa gente comenzó a tener otra valoración sobre la causa Malvinas. Por eso este segundo documental se llama como se llama. Y no es el cierre de algo, sino una puerta abierta a las nuevas generaciones para que lleven la mochila de Malvinas sin la carga pesada del dolor que arrastramos quienes vivimos la guerra cada uno desde nuestro lugar. No sirve confraternizar de manera banal con los isleños. Con la memoria, los jóvenes deben acercarse al futuro, con una mirada a largo plazo sobre el tema”.
Y, finalmente, Julio Aro manifestó: “Siempre es difícil hablar. A veces perdemos la magnitud de lo que estamos haciendo. Creo que nadie puede ver aún lo que se ha logrado desde Mar del Plata, que es devolverle la identidad a 88 compañeros. Ahora sabemos que Gabino está, dónde está. Nosotros siempre sabemos cuál es nuestro piso, pero nunca cuál es nuestro techo. Por eso, desde la fundación somos padrinos de la escuela Gabino Ruiz Díaz en Colonia Pando, Corrientes. Y buscamos comprometer a la gente, no con dinero, sino con su presencia. Los docentes de esa escuela hacen 34 kilómetros en camino de barro para dar clases y de comer a los alumnos. Por eso estamos buscando darles un vehículo más acorde. Buscando empatía, tratando de ayudar al otro, vamos a lograr muchísimo y sentirnos mejor. Hay que tener algo de memoria, por eso hay que mirar el espejo retrovisor de reojo, pero la vida debe ser un viaje en auto, mirando hacia delante, unidos, construyendo ciudadanía”.

Argumentos del reconocimiento

El proyecto de largometraje documental “Buscando a Gabino” fue desarrollado por profesionales marplatenses con el apoyo de la Fundación No me olvides.
Un grupo de profesionales de esta ciudad, encabezado por Miguel Monforte, docente e investigador de Cine y TV, con guión original y dirección propia, proyecta un largometraje documental “Buscando a Gabino”, con el apoyo de la Fundación No me olvides.
Este trabajo tiene como finalidad darle continuidad a “Héroe corriente” (2014), documental que muestra el accionar de Julio Aro, un ex soldado combatiente en Malvinas, vecino de nuestra ciudad, que convierte su padecimiento post traumático en energía transformadora, y se propone devolverle la identidad a sus camaradas enterrados como NN en las islas.
“Héroe corriente” tuvo amplísima repercusión a nivel nacional y es usado como material didáctico en colegios secundarios de toda la Argentina junto a una Guía de Trabajo para el Aula realizada por profesores de historia de la UNMdP.
El accionar de Julio Aro llevó a que se creara la Fundación No me olvides para respaldar su proyecto, que tuvo trascendencia internacional involucrando a los gobiernos de Argentina, el Reino Unido de Gran Bretaña, la ONU y la Cruz Roja Internacional, al punto que hoy se puede decir que los 123 héroes que yacen bajo lápidas que dicen “Soldado Argentino solo conocido por Dios”, están a punto de recuperar su identidad.
El documental “Buscando a Gabino” mostrará los sucesos de esta última parte del trabajo humanitario que impulsaron desde Mar del Plata. El proyecto se realiza en el entendimiento que es imprescindible llevar a cabo un registro documental que sea testimonio de este suceso histórico, tal vez el más importante desde la finalización de la Guerra de Malvinas, que desde hace 35 años padecen la incertidumbre de no saber cuál es la tumba de su hijo para poder cerrar su duelo.
En el caso de “Buscando a Gabino”, el protagonista principal es Ramón Alegre, un veterano de guerra correntino que desde que regresó de Malvinas se dedicó a construir y mantener la figura de héroe de su camarada de combate Gabino Ruíz Díaz, un joven nacido en el campo que murió en las islas en uno de los últimos días de combate y que está enterrado sin identificación en el cementerio de Darwin. El encuentro de Ramón Alegre con Julio Aro a casi 30 años de finalizada la guerra, origina la posibilidad que Gabino sea el primer identificado en este proceso.
El realizador es autor de innumerables documentales y largometrajes, desde 1989 como “Jugando con música y Velocistas”; “Un largo 2 de abril”, con testimonios de ex soldados combatientes en Malvinas; cortometraje “Sinfonía Pliexpresiva” (2009); “Vénetos en Mar del Plata”; “El relato de una comunidad”, primer documental en HD realizado en Mar del Plata, producido por la Regione Veneto, Italia (2010); “Pasado y presente de la inmigración italiana en Mar del Plata”, producido por la Universidad Nacional de Mar del Plata (2911); “Piazzolla, íntimo y universal”, mediometraje documental producido por la Fundación Piazzolla y la Fundación OSDE (2012) y “Héroe corriente”, largometraje documental (2014).
En colaboración con Julio Neveleff, el proyectista Miguel Monforte, escribió “Mar del Plata, 100 años de cine, 1908-2008” y junto a Neveleff y Alejandra Ponce de León la “Historia del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata. Primera época. 1954 – 1970” e “Historia del festival Internacional de Cine de Mar del Plata. Segunda época. 1996 – 2010”.
Asimismo ha sido jurado en numerosos certámenes de cine, entre ellos el Festival Internacional de Cine de Mar del Plata. Desde 2007 es integrante del programa Videofactorías, dependiente de la Secretaría de Cultura de General Pueyrredon. Es integrante de la Fundación No me olvides y vicepresidente de SIGNIS Argentina, miembro de la Asociación Católica Mundial para la Comunicación.