Viernes 1 de Diciembre de 2017

Se conmemoró hoy el Día Mundial de la Respuesta al VIH/SIDA

Impulsada por la Red de Personas Viviendo con VIH/Sida, se llevó a cabo esta mañana, Viernes 1 de Diciembre, otra edición de la Jornada de debate y análisis en el marco del Día Mundial de la Respuesta al VIH/Sida.
La convocatoria tuvo lugar en el Honorable Concejo Deliberante de General Pueyrredon y contó con las disertaciones del Dr. Alexis Manzo (“Respuestas del Programa Municipal de SIDA”), el concejal y Dr. Alejandro Ferro (“El fin del SIDA y los desafíos globales”) y la Lic. Gabriela Ree (“La respuesta social”).
La convocatoria contempló la asistencia de presentantes de otros organismos estatales y privados, de colectivos sociales como la LGBT, ATTA, Ministerio de Salud y AMMAR, entre otros, además de invitados especiales.
El acto fue presidido por Estela Carrizo, referente de la Red a nivel local, y contó con las presencias de los concejales Alejandro Ferro, Marcelo Fernández y Claudia Rodríguez (AM).
En primer término, Ferro dio la bienvenida a los presentes: “Les doy la bienvenida a todos al recinto de sesiones. La Red de Personas Viviendo con VIH/Sida ha planteado realizar esta jornada hace años. Hoy vamos a charlar un rato para ver cómo estamos y qué mensaje podemos darle a la comunidad en general”.
Luego, Rodríguez expresó: “Quiero agradecer al Presidente del HCD. Las actividades están suspendidas en el recinto de sesiones, pero ésta puntualmente debía ser una excepción. Hoy estamos buscando transmitir un mensaje a la ciudadanía. La Red ocupa un espacio preponderante en la agenda de la ciudad. Y hay que preservarlo. Todos, desde nuestra visión, con nuestras herramientas legislativas, podemos aportar”.
A continuación, Carrizo dio el mensaje de la Red: “Buenos días. Desde la Red nos sentimos gratamente conformes. El HCD nos ha dado este espacio y nos ha permitido hacer esta actividad a pesar de que muchas actividades están suspendidas por la tragedia del submarino ARA San Juan. Notamos la falta de presencia de concejales de otros bloques, algo que se repite con los años. Hace 15 años venimos haciendo esta actividad en el HCD, mostrando las dificultades que atravesamos en el año. Agradezco la presencia de los compañeros de la Red, que son personas tienen VIH y dan el rostro, son visibles. Es muy difícil vivir con VIH y dar el rostro porque hay una fuerte carga de discriminación y estigma que aún hoy, 35 años después, sigue presente. Creemos hoy que es la principal causa por la cual las personas no acceden a realizarse el test y por la cual no se quedan dentro del sistema de salud. Ser visible en tu barrio, tu casa, tu ciudad, tiene un costo. Y muchas personas no están dispuestas a soportar ese costo. Muchas personas, después de años de haberse realizado el test no le han contado a sus parejas o sus familias, su diagnóstico. La respuesta al VIH es de todos los ciudadanos, no de un partido político y tiene que ser sostenida en el tiempo. Necesitamos que el gobierno que se va, deje estructuras fuertes y el que viene agregue”.
Luego, prolongó sus palabras para expresar el mensaje de la Red: “Queremos agradecer la presencia de AMADI, con los cuáles hemos hecho un trabajo en conjunto, y demás organizaciones con las que hemos articulado. Falta más. Queremos trabajar con la comunidad más vulnerable y por eso la Red debe hacer alianza para impulsar la no discriminación de los sectores más vulnerables. Este 1º de diciembre queremos dejar un mensaje proactivo desde nuestra mirada de personas con VIH. Hemos transformado el dolor y la indiferencia en acciones positivas para cambiar nuestra realidad. Pasaron 35 años y aún hoy se trata de aprender. No podemos escapar de la realidad que nos atraviesa como argentinos y de lo que nos sucede en la ciudad. La toma en Desarrollo Productivo y las movilizaciones nos afectan directamente porque muchos de nuestros compañeros son partícipes de esos grupos que reclaman derechos. No es sólo la toma de antirretrovirales sino que hay un montón de circunstancias en el ambiente donde nos desarrollamos que nos afectan. Tenemos una mezcla de sentimientos encontrados porque la cantidad de muertos por SIDA no está bajando. Más de 2.000 personas mueren por año en Argentina. Las nuevas infecciones, que venían en una meseta de 5.500 casos, este año subieron a 6.500 según datos oficiales del Programa Nacional de SIDA. Fuimos discriminados por diputados y senadores de la Nación, que no tuvieron la voluntad política para tratar el proyecto de ley de SIDA, que abarca la transmisión madre/hijo, ampliación de diagnóstico, derechos sociales, reducción de estigma y discriminación. Este proyecto perdió ayer estado parlamentario y el año que viene deberemos hacer nuevamente el desgaste porque tenemos una ley de 1990 y necesitamos una actualizada. Se gasta el 90 por ciento del presupuesto en los antirretrovirales. No hay presupuesto para prevención desde Nación, Provincia y Municipio. El presupuesto ha sido recortado el 20 por ciento. La justificación es que no va a haber problemas en el suministro de ARV, que por la reducción se compra en bloques a través de la Organización Panamericana de la Salud. Tenemos grandes dudas porque estas compras traen dificultades. Hay faltantes de insumos, por las licitaciones. Desde hace años venimos planteando la necesidad de salir a buscar los sectores vulnerables claves, como mujeres trans, a hombres que tienen sexo con otros hombres, a las trabajadoras sexuales, a los privados de libertad y a los usuarios de drogas para frenar y generar caminos de acceso a la salud, para propender a frenar el avance de la epidemia. A pesar de haber bregado por la apertura del Centro de Diagnóstico Municipal y el Consultorio Amigable para la Diversidad Sexual, sentimos que son espacios que no están jerarquizados, sin una articulación efectiva ni derivación al CEMA. Esperamos no perderlos cuando se reinaugure el Centro de Salud Nº 1, y esperamos contar con un trabajador social y una estructura médica. Creemos que el municipio debe llevar adelante la respuesta de la prevención a nivel local. Llegamos a un 1º de diciembre sin preservativos. Hemos tenido faltante, con todo lo que implica para evitar el contagio. No existen campañas de prevención sostenidas en el tiempo. Se dice que el preservativo fracasó pero nunca hubo un verdadero acceso de las poblaciones más empobrecidas. El Estado sostiene una respuesta medicalizada pero no se tiene en cuenta la parte social. Los apoyos económicos para las personas enfermas son de 200 pesos en el municipio y 400 pesos en la Provincia, que combinados llegan a 600 pesos. Hay dificultades para conseguir un empleo. Muchos perdieron su pensión social, algunas pudieron recuperarla. En la Provincia es de 790 pesos, una vergüenza. No hemos podido conseguir un pase de transporte para las personas de bajos recursos. Con la SUBE, quienes tienen pensión tienen un descuento de colectivo. Falta de hospitales, recortes presupuestarios en Salud, faltante de material preventivo, dificultad en controles de sangre de rutina, demoras en chequeos básicos porque no había insumos, dificultades en chequeos de carga viral y C4. No hay reactivo en C4 en la ciudad y en el país. Nos faltaron algunos medicamentos antivirales, faltaron y faltan medicamentos para enfermedades oportunistas. Podría seguir un rato largo así, pero también quisiera destacar algunas positivas: la convocatoria del Programa Municipal de SIDA a una mesa de trabajo intersectorial, que esperamos tenga apoyo político; y después de años de soñarlo hoy estaremos inaugurando el Centro de Testeo Rápido y Confidencial, con pre y pos test, en la sede de la Red, en Santiago del Estero 1356, a partir de las 16 horas. Y quería contarles que estamos trabajando para lograr el acceso al cannabis medicinal, que es un inmunosupresor que puede frenar la actividad en el sistema inmunológico comprometido con el virus que conduce al SIDA. Los pacientes pueden mitigar los síntomas del VIH y los efectos secundarios de los medicamentos también pueden potencialmente eludir el SIDA previniendo la progresión de la enfermedad, sostiene el Instituto Nacional de Cannabis de Canadá. Muchas personas de la Red consumimos cannabis, no sólo de ahora sino de hace muchos años. Cuando no teníamos antirretrovirales, era nuestro único paliativo. Podemos dar fe que nos mantuvo saludables y con buen estado de ánimo, deteniendo los efectos secundarios de los medicamentos. Muchos de nosotros, con más de 30 años con VIH, pueden ver la calidad de vida que tenemos. Lo hicimos durante mucho tiempo en forma clandestina, pero no podíamos compartirlo porque era una actividad ilegal. Hoy es legal, pero el acceso no está. La Red ha presentado un recurso de amparo en la Justicia Federal de Mar del Plata solicitando que no se nos criminalice por la actividad que estamos realizando”.
Después, llegó el turno de las disertaciones, que antecedieron a la conclusión de la jornada. Por la tarde, en tanto será inaugurado en la sede de la Red el Centro de Detección Rápida.