Viernes 3 de Noviembre de 2017

El club Deportivo Norte recibió la declaración “De Interés” al cumplir 80 años de vida institucional

El Honorable Concejo Deliberante entregó hoy, Jueves 3 de Noviembre, la declaración “De Interés” por el 80º Aniversario del Club Deportivo Norte, que se cumplió el pasado 16 de octubre de 2017.
El acto se desarrolló en el recinto de sesiones, a instancias de la concejal Claudia Rodríguez (AM).
Asistieron, entre otros, figuras emblemáticas de la historia de la institución, como Nora Vega, que aprendió a patinar en la vieja sede de Necochea y Guido. También algunos asociados y miembros que ayudaron a evitar su desaparición, como Néstor Martin, e integrantes de la actual comisión directiva, con su Presidente Rodolfo Álvarez, a la cabeza, además de autoridades de la Liga Marplatense de Fútbol.
En primer término, la concejal Rodríguez dio la bienvenida a los presentes: “En este recinto de sesiones se realizan reconocimientos. Estamos en un lugar donde se debaten cuestiones, donde se aprueban medidas que pueden mejorar o empeorar la situación de la gente. Sabemos que los clubes en Mar del Plata tienen particularidades como las familias: momentos más buenos que otros. Pero hay personas que los sostienen con pasión. El club cumple 80 años en 2017, en realidad ya los cumplió. El primer recuerdo que me viene es la camiseta amarilla de Nora en el patinódromo y mi papá preguntándome si quería ser como esa flaquita. Sé del deseo que tienen por volver a La Perla, que es el lugar de pertenencia. Ojalá lo consigan y cuenten con el acompañamiento y el apoyo del Concejo Deliberante para las gestiones que necesiten. Vemos que están dando una lucha importantísima por preservar los valores de esas familias que sienten que el sentido de pertenencia es lo que las sostiene. Las cosas en la ciudad pueden mejorar por estas actitudes. Los felicito por el trabajo que están haciendo”.
Después de recibir la distinción, Álvarez agradeció: “Gracias por el reconocimiento, a todo el Concejo Deliberante y al Gobierno municipal. Somos un club de barrio y venimos trabajando mucho en la villa deportiva de la ruta 2, en Estación Camet. Con mucho esfuerzo logramos mantenerlo vivo al club Deportivo Norte y hacerlo crecer día a día. Para todos los que estamos acá, sabemos que ser dirigente deportivo no es fácil, se dedican muchas horas por día, mucho sacrificio, por eso tomamos este reconocimiento como una caricia al alma. Hoy, tenemos más de 500 chicos practicando deporte y tenemos la ilusión de seguir sumando actividades. El sueño de volver a La Perla es permanente en todos los norteños y vamos a seguir luchando para lograrlo. Pero necesitamos el apoyo de las autoridades. Somos de La Perla y ahí queremos volver”.
Vega, por su parte, manifestó: “Todos saben lo que fue y es el club para mí. Mi papá posó con el equipo de fútbol cuando tenía dos años, en 1923. Mi deseo es que vuelva al barrio es un espacio necesario para la juventud. Ojalá el municipio pueda poner su granito de arena. Y gracias a la gente que lo mantuvo vivo, porque en un momento estuvo muy mal, casi disuelto”.
Entre otros, Martín evocó el momento en que un grupo de allegados a la institución viajó a La Plata a levantar la situación del club, que estaba en vísperas de desaparecer: “Buenos días para todos. Gracias al Concejo Deliberante por el reconocimiento. Mi hijo pasó doce años en el club, conoció mucha buena gente, hizo amigos. Y lo importante que es para un padre, en este contexto, contar con un lugar de contención. Por eso le agradezco al club. Cuando llegó el momento quedé como uno de los postulantes a la intervención. Afortunadamente, rodeado de un grupo de personas se logró regularizar la situación rápido, se armó un padrón y se convocó a elecciones. Y desde entonces hay alternancia. No se equivoca el que no hace. Seguramente hubo errores, pero lo importante es que la institución se mantenga fuerte y que la gente participe, que se involucre a los padres. Siempre hay mucho por hacer. Y es importante sumar a los funcionarios para lograr sueños, como el de recuperar un espacio en la zona norte. Trabajar día a día y sumar gente es lo que alimenta los sueños, hay que ponerle fecha y proponérselo. No se logra lo que no se propone. Y los principales obstáculos, muchas veces, somos nosotros mismos. Que este deseo se transforme en un proyecto real. Felicito a la gente que se hizo cargo de club, a la rotación, y a la que se ocupa actualmente”.

Argumentos del reconocimiento

El Club Deportivo Norte cumple celebra 80 años desde su fundación, en el año 1937, teniendo en sus comienzos la recordada sede en la esquina de Guido y Necochea.
Allí se practicaban múltiples deportes, entre los que se destacaban fútbol, patín, bowling y danzas, además de realizarse en sus instalaciones reuniones sociales con una fuerte inserción social y barrial en la comunidad del norte de Mar del Plata.
En la década del ochenta, Deportivo Norte llegó a tener mil socios, y su equipo de fútbol se convirtió en el pionero de los clubes de la ciudad que a través de los antiguos torneos Regionales intentaba llegar al Nacional B.
A raíz de una estafa que sufrió el club con una rifa, su sede social debió entregarse para poder hacer frente a parte de las deudas, debiendo mudarse a su Villa Deportiva.
Si bien ya no conserva su sede de La Perla, el club se repuso y siguió creciendo con el esfuerzo de sus socios, dirigentes y familias que se sientes identificadas con Deportivo Norte.
Actualmente el club cuenta con un amplio predio con canchas de fútbol iluminadas, hockey, salón de usos múltiples, gimnasio, vestuarios, buffet y estacionamiento, realizándose en la villa las actividades profesionales y categorías formativas de fútbol y hockey femenino.
Cuenta con 350 jugadores entre liga, preliga y más de cien en las diferentes escuelas de fútbol infantiles, que se encuentran distribuidas en varios puntos de la ciudad y cuentan con un amplio plantel de profesores.
En hockey, actividad de reciente formación, ya se han integrado más de 50 jugadoras entre competitivas e infantiles.
Resulta fundamental apoyar el trabajo realizado por los clubes barriales tradicionales de la ciudad, como espacios de inclusión y fomento del deporte, así como también espacios de reunión y participación de los vecinos.