Martes 24 de Octubre de 2017

El HCD brindó un merecido reconocimiento a la Banda Sinfónica Municipal: Patrimonio Cultural Intangible

El Honorable Concejo Deliberante de General Pueyrredon realizó hoy, martes 24 de Octubre, un reconocimiento a la Banda Sinfónica Municipal al declararla –mediante Ordenanza Nº 17.735- “Patrimonio Cultural Intangible por su labor centenaria, por ser una de las bandas más antiguas del país y un referente de la identidad y la cultura de esta ciudad de Mar del Plata”.
En la ocasión, encabezado por el Presidente del HCD, Guillermo Sáenz Saralegui (AA), se organizó un acto en el recinto de sesiones, por iniciativa del concejal Mario Rodríguez (UCR), donde se entregó copia del mencionado reconocimiento al Director de la Banda, Maestro José María Ulla.
Estuvieron presentes, entre otros, el Presidente del Honorable Concejo Deliberante, Guillermo Sáenz Saralegui (AA); los concejales Federico Santalla y Patricia Mabel Serventich (AA), Mario Rodríguez y Eduardo Abud (UCR); Lucas Fiorini (CREAR) y Marina Santoro (FpV); el defensor del Pueblo, Fernando Rizzi; el director de Organismos Artísticos, Marcelo Gobello; y el subsecretario de Cultura, Marcelo De la Plaza.
En primer término fue proyectado el video institucional “Historias de Abuelas. La identidad no se impone”, realizado por personal del Teatro Auditorium-Centro Provincial de las Artes. Luego, Sáenz Saralegui dio la bienvenida a los presentes: “Buenos días a todos. Estamos presentes por un motivo realmente maravilloso, reconociendo a un organismo que llega a los 100 años, que es de Mar del Plata y que pertenece a la órbita municipal; motivos que nos llenan de orgullo. Es una iniciativa del concejal Mario Rodríguez que fue aprobada por unanimidad, por lo tanto, que recibió el apoyo de todas las expresiones políticas que son la representación del pueblo de General Pueyrredon. Destaco en estos músicos la versatilidad para interpretar todo tipo de género musical, pero también destaco el compromiso por defender al Organismo y llevarlo a su máximo potencial posible, expandiendo sus propios límites, y también la calidad interpretativa y de ejecución técnica de cada uno. En definitiva, logran que el conjunto sea mucho más que la suma de las partes. Brindo por ustedes, le deseo buena salud a la Sinfónica. Y por muchos reconocimientos más”.
Después, el director de Organismos Artísticos, Marcelo Gobello, expresó: “La primera presentación en vivo que presencié fue de la Sinfónica. Y ese hecho marcó mi vida para siempre, que giró desde ahí en torno a la música. Ustedes destacan por su versatilidad, porque hacen música a la perfección, tocando repertorio de Pappo, The Beattles o Stravinski, con enorme virtuosismo. Es un orgullo muy grande estar presente en este acto y representa para mí un verdadero desafío estar a la altura de un organismo centenario. Son el más antiguo de General Pueyrredon y han llevado su música a todos los barrios e incluso más allá de los límites del distrito. Es maravilloso ver la reacción que generan en la gente. Quizás no se valora en su real dimensión lo que generan y lo que logran. Muchas gracias y por ciento y pico de años más”.
A continuación, el concejal Rodríguez, autor de la iniciativa de reconocimiento, manifestó: “La Banda existía en Mar del Plata antes de la Catedral, antes de la Villa Victoria o del Asilo Unzué. No es de todos los días un reconocimiento de este calibre, destacándola como Patrimonio Municipal Intangible. En el barrio Alto Camet, algunas calles llevan el nombre de antiguos directores de la Sinfónica. Es un homenaje a la trayectoria del organismo”.
Luego de recibir la distinción, el Maestro Ulla agradeció al HCD: “Señor Presidente del Honorable Concejo Deliberante, señores concejales, señor director de Organismos Artísticos, señor subsecretario de Cultura y queridísima Banda Sinfónica Municipal, es indiscutible que no todos los días, en el ámbito de la cultura de nuestro país y del mundo se puede celebrar el centenario de un organismo, que activa y pasivamente va construyendo parte importante de la sociedad que no está reflejada en los números, que no es sólo economía, sino que es sensibilidad, pasión y amor. Esto no es un reconocimiento a una persona en especial sino a la historia, que es el único hecho que deja testimonio de las cosas que existen. Queremos hacerle saber a todo el Partido de General Pueyrredon que llegar a estos 100 años es el producto de alguien que lo empezó hace 100 años. Y que fue una tarea continua en equipo, de comunicación y de luchas por sostener un patrimonio histórico de la sensibilidad, que no siempre es bien mirado. El mérito es doble porque aquí se junta el peso de la historia y la actualidad. Una parte importantísima de este reconocimiento es del músico Alejandro Brown, fallecido el año pasado. Muchas gracias a esas personas, que son mis faros, los que permitieron este reconocimiento. Empuje, compromiso y calidad son los atributos necesarios para superar obstáculos. Y destaco a los estadistas como Hipólito Yrigoyen, Juan Perón y Arturo Frondizi, que fueron los grandes creadores de los organismos artísticos en la República Argentina. Eso hace saber que la política tiene en los grandes estadistas el deber de cumplir con la cultura nacional. Muchísimas gracias”.

Argumentos del reconocimiento

Las bandas sinfónicas se diferencian de las bandas civiles comunes, por su complejidad en el repertorio y por su formación. Se trata de un organismo principalmente conformado por instrumentos de vientos y percusión que eventualmente, toma algunos instrumentos propios de la orquesta sinfónica para reforzar sus filas: violonchelos, contrabajos, piano y arpa. Aquí radica la principal diferencia con una orquesta sinfónica, cuya masa principal está formada por las características de sonoridad de las cuerdas en todo su conjunto (violines, violas, violonchelos y contrabajos).
Las obras originales para banda sinfónica se clasifican en grados que determinan la dificultad a partir de elementos como la orquestación, el nivel técnico de ejecución, las partes reales y solistas, y el órgano necesario mínimo.
La Banda Sinfónica de Mar del Plata no es ajena a estos tiempos y a través del sistema de ingreso de sus músicos profesionales por concurso de oposiciones, ha logrado también abordar obras originales para banda sinfónica de dificultad avanzada, interpretadas por los mejores organismos del mundo. En este sentido, el orgullo de todos los ciudadanos, es tener un elenco centenario que puede interpretar música nacional (folclore, tango), música latina, jazz, música de películas, música original de orquesta (adaptada), música contemporánea (de compositores internacionales y locales), y música escrita originalmente para banda sinfónica.
Esta agrupación musical realizó durante sus primeros años presentaciones de manera irregular tanto en espacios públicos como privados. A partir de 1992, adquirió el ciclo de conciertos regulares de manera quincenal, que se suman a las actividades habituales: conciertos didácticos, conciertos al aire libre, fechas patrias, fiestas locales y demás actos protocolares solicitados por el Ejecutivo. Asimismo, esta formación se ha presentado a lo largo de su historia en diferentes ciudades (Misiones, CABA, La Plata y localidades vecinas como Vidal, Balcarce, Miramar, etc.), como también en festivales (Festival Internacional de Cine, Festival de la Juventud, Festival Piazzolla, etc.) y encuentros de bandas, entre otros.
Desde 1993 (Ordenanza Nº 9049), el Teatro Colón fue alquilado por el Municipio exclusivamente para el desarrollo de ensayos y conciertos de los Organismos Artísticos Municipales (Orquesta Sinfónica y Banda Sinfónica Municipal y desde 1997 se sumó la Orquesta Municipal de Tango) con el fin de que estos acompañen y promuevan el desarrollo cultural y la elevación estética de la comunidad a través de sus ciclos de conciertos invierno-verano, conciertos didácticos, veladas de gala y diferentes presentaciones.
Este organismo fue galardonado con el Premio Estrella de Mar como Mejor Espectáculo Musical y Mejor Dirección Teatral en el año 2000 bajo la batuta del Maestro Hugo Cambiasso.
Un párrafo aparte merece la grabación del Himno Nacional Argentino realizado en 2013 junto a los alumnos de la Escuela Especial de Sordos e Hipoacúsicos Nº 515 José Antonio Terry (hijo) en lengua de señas en el parque del Museo Municipal Casa sobre el Arroyo, una obra emblemática de la arquitectura argentina que el arquitecto Alberto Williams construyó para su padre, don Alberto Williams, quien a su vez tuvo a su cargo –en 1938- los arreglos del Himno Nacional Argentino. En efecto, la versión del Himno Nacional Argentino que se interpreta actualmente es la adaptada por el maestro Williams unos años antes de radicarse en Mar del Plata.
Por su parte, este organismo contó con la presencia de prestigiosos directores y solistas entre los que se encuentran: Leo Masliah (Uruguay), Darío Volonté (Argentina); Marian Farías Gómez (Argentina), Alexandra Sostmann (Alemania), Sebastiano Vianello (Italia), Marco Pierobon (Italia), Roberto Fats Fernández (Argentina), Fernando Ciancio (Orquesta Filarmónica del Teatro Colón), Carlos Céspedes (Orquesta Estable del Teatro Colón), Matías Nieva (Teatro Argentino de La Plata), María Ana Barceló (Argentina), Bernardo Teruggi (Argentina), Pablo Almada (Argentina), entre otros. También compartió escenario con destacados artistas locales: Armando Blumetti, Amores Tangos, Sucio y Desprolijo, Locales rock, Claudio Corradini, Del Hoyo Trío, Ignacio Subiros, Jorge Armani, Antonio Torres, por mencionar algunos.
El concepto de “patrimonio cultural” ha ido evolucionando a través del tiempo hasta llegar al concepto actual, que involucra tanto un enfoque material como inmaterial. Esto da como resultado un conjunto de obras musicales, pictóricas, escultóricas y literarias que lo conforman, además de la lengua, las creencias, los archivos, los ritos y los lugares de relevancia histórica. En resumen, el patrimonio cultural abarca un conjunto de bienes y manifestaciones que se enmarcan en un amplio abanico de la vida social.
“Cultura” es el conocimiento, cosmovisión y forma de vida de una sociedad, manifestado de diversas formas. Patrimonio cultural, entonces, es un bien (objeto, conocimiento o idea) considerado con cierto valor para una sociedad, heredado por sus antepasados, que conlleva derechos y obligaciones, manifestado en una forma particular.
Mar del Plata se funda en 1874 y los inicios de la banda datan de la década del 80, siendo anteriores a edificios emblemáticos como la Catadral (1905), Asilo Unzué (1910), Centro Cultural Victoria Ocampo (1912), declarados ya Patrimonio Cultural de la ciudad. Si bien este organismo se municipaliza en 1919, su trabajo lleva prácticamente más de un siglo acompañando el crecimiento de la ciudad.
A través del trabajo realizado, los diferentes directores, los repertorios abordados cada vez más complejos, sumado a la evolución técnica y calidad musical de sus integrantes (producto de los concursos de oposición) es que el Organismo logra la clasificación de BANDA SINFÓNICA. A partir del año 2014 y a través del decreto 3043/14 queda oficialmente denominado como Banda Sinfónica Municipal. El decreto además incluye el reglamento de funcionamiento interno y refleja un orgánico con características sinfónicas.
Actualmente integran la Banda Sinfónica Municipal el Maestro José María Ulla (Director Titular); Alejandro Rossini, Cristina Díaz (flauta); Julia Más (oboe –corno inglés); Elizabeth Gautin (fagot); Silvana Gentile (clarinete requinto); Gonzalo Borgognoni, Gabriel Buffa, Ivan Kreymeyer, Marcelo Calvi, Guillermo Palladino, Mariela Barone, Leonardo Romairone, Paula Amenta, Luciana Savoy (clarinete soprano); Sebastián Flores, Carina Katz (clarinete bajo); Oscar Paravizini, Liliana Obando (saxo alto); Juan D´Orso (saxo barítono); Ramiro Mateo (corno Francés); José Di Virgilio, Claudio Sanchez, Juan Casassus, Carlos Vega (trompeta); Hugo Lapiana, Emilio Bazán, Alejandro Mariscal (trombón); Manuel di Luca (eufonio); Eduardo Lamas, Ricardo Blanco (tuba); Alfredo Facciolo (contrabajo – bajo eléctrico); Juan Pablo Santiago Medina (timbales); Roque Figliuolo, Fernando Irusta y Mariano Martín (percusión). Acompañan a los músicos Hernan Mastrangelo, Braian Aleman (utileros); Graciela Moas (inspectora) y Claudia Tolosa (secretaria).
Por su labor centenaria, por ser una de las bandas más antiguas del país y un referente de la identidad y la cultura de nuestra ciudad es propicio que sea declarada como Patrimonio Cultural Intangible de esta ciudad de Mar del Plata.