Miércoles 27 de Septiembre de 2017

Se entregó distinción a la Escuela Alito, por su trayectoria de 25 años

Mediante Ordenanza Nº 17.696, el Honorable Concejo Deliberante del Partido de General Pueyrredon otorgó la distinción al “Compromiso Social” a la “Escuela Alito”, “por su destacada labor social durante 25 años en la formación integral y la inclusión de Personas con Discapacidad en los ámbitos educativos, laborales, recreativos, sociales y culturales”.
El acto, por iniciativa del concejal Marcelo Fernández (AM), se desarrolló en el recinto de sesiones.
Asistieron autoridades y alumnos del mencionado establecimiento educativo, encabezados por la profesora de educación especial Mónica Monlezun y la terapista ocupacional Diana Chiappa. Y también lo hicieron el concejal Federico Santalla (AA) y el periodista Marcos Folgar.
En primer término fue proyectado el video institucional “Historias de Abuelas. La identidad no se impone”, realizado por personal del Teatro Auditorium-Centro Provincial de las Artes. Luego, Fernández dio la bienvenida: “Buenos días a todos. Esta situación genera honda gratificación, en especial en un ámbito como éste, donde se suelen alcanzar consensos pero donde también existen los disensos. Nos llena el corazón ver las bancas ocupadas por los chicos. Agradezco a Marcos Folgar que me haya hecho conocer la historia de Alito, una de las tantas instituciones importantes de la ciudad que, quizás, la gente no conoce. Es un día muy emotivo. Ojalá todos puedan lograr lo que ustedes lograron. Es un honor muy grande compartir este momento con ustedes”.
Después, Folgar también hizo un aporte: “Muchas gracias. Buenos días a todos. Conocí a Alito hace algunos años y a partir de ahí me encariñé con la institución, donde se percibe el sentido de pertenencia de los docentes y directivos. Hay amor, entrega, pasión y esfuerzo. Son 25 años, casi 200 alumnos en este momento. Y uno ve ahí la confianza de las familias de estos chicos en la institución, a la que confían lo más importante de sus vidas”.
Luego de recibir la distinción, las integrantes del cuerpo directivo de Alito manifestaron: “Buenos días a todos. Es difícil no emocionarse. Recordábamos la última vez que vinimos, en el reconocimiento a nuestro profesor de batería, Walter. Muchas familias confían en nosotros, que también somos una familia unida a la pasión por el trabajo. Destaco a todos: maestranza, artística, cuerpo directivo y docente. Procuramos que cada uno de los chicos que ingresan a la escuela sean guiados en su trayecto educativo, que tengan su propio vuelo con nosotros acompañándolos”, evocó Monlezun.

Fundamentos del reconocimiento

La Escuela de Modalidad Especial Alito se caracteriza por ser un proyecto Educativo pionero e innovador en nuestra ciudad en cuanto a la inclusión de Personas con Discapacidad a distintos ámbitos ya sea educativos, laborales, recreativos, sociales o culturales. Desde sus inicios ha sido el objetivo central de sus fundadoras, proclamar por los derechos de las Personas con Discapacidad y la construcción de oportunidades para el desarrollo de sus vidas de forma plena y productiva.
En un primer momento se trabajó sobre la concientización de uno en uno, tanto con familias de su alumnado como con los jardines y las escuelas quienes abrían sus puertas por primera vez a proyectos de integración, también con las familias de los compañeros de estos niños que ingresaban a aulas convencionales.
La escuela nació el 17 de septiembre de 1992, como Centro Integrador Transdisciplinario, a partir de una propuesta transformadora, llevada a la práctica por la profesora de educación especial Mónica Monlezun y la terapista ocupacional Diana Chiappa, quienes se propusieron favorecer la integración de niños y jóvenes con Discapacidad Intelectual o en “situación discapacitante”, al sistema educativo convencional. En sus inicios el proyecto contaba con una matrícula de 5 alumnos y 7 profesionales, iniciando su actividad en dos habitaciones cedidas por los padres de Mónica en su propia casa, ubicada en el Barrio San José de nuestra ciudad.
El proyecto fue reconocido, por la hoy DIPREGEP en Marzo de 1993 y en diciembre de 1998 amplió su figura legal siendo reconocida como Escuela de Modalidad Especial, con una matrícula de 30 alumnos, mudando su sede a partir de dicho momento, a un PH alquilado sobre la calle Guido a metros de la Av. Luro. La matrícula en los próximos años crecería exponencialmente llegando a 2004 con 110 alumnos. En busca de instalaciones que acompañaran dicho crecimiento la Profesora Monlezun y la terapista ocupacional Diana Chiappa, alquilaron un inmueble ubicado sobre la calle 3 de Febrero casi San Juan, donde actualmente se encuentra el sector de primaria e integración de esa escuela.
En 2017, luego de 25 años de trayectoria, la Institución cuenta con dos edificios propios, uno en el macrocentro de la ciudad y el otro en el barrio El Sosiego, en ella trabajan 70 personas en pos de la calidad educativa y lo hacen conjuntamente con más de 37 instituciones educativas de nivel, entre jardines y escuelas, articulando el área laboral con 6 Centros y Escuelas de Formación Profesional y 2 empresas de nuestra ciudad. La matrícula total de Alito hoy, es de 197 alumnos, estimando que han pasado por sus aulas en estos 25 años de trayectoria, más de 900 niños y sus familias.
¿Por qué tiene ese nombre la Escuela? ¿Qué significa Alito?
El nombre está basado en el cuento de Elena Torres de Soldatti “Alito, la golondrina de alitas cortas”:
“Alito, la pequeña golondrina, no puede volar, tiene sus alas cortas… La bandada se pregunta qué pasará cuando tomemos altura y empecemos el gran vuelo de migración. Entre todos deciden trenzar un nido para que acompañe el vuelo, se turnan las más fuertes para llevarlo, y Alito les irá contando lo que ve desde arriba, aprendiendo, por lo tanto, a recorrer la ruta”…
Este es el sustento filosófico del Equipo Técnico Docente de esta Institución Educativa, quienes ponen sus conocimientos al servicio de cada niño y/o joven, con capacidades diferentes, para que puedan transitar por el Sistema Educativo, desplegando sus potencialidades en búsqueda de su máximo desarrollo.
Esta propuesta cuenta con profesionales de la Educación y la Salud, especializados en el trabajo con Personas con Discapacidad, compuesto por:

? Equipo Directivo
? Docentes del Área Académica
? Docentes de los Trayectos Pre y Técnicos Profesionales
? Docentes Integradores
? Equipo Técnico, conformado por: Terapista Ocupacional, Trabajadora Social, Fonoaudióloga y Psicopedagoga
? Preceptores
? Profesores de áreas especiales: Ed. Física, Música y Artística
? Personal Auxiliar

La Escuela de Modalidad Especial “CI Alito” D.3706 es una Institución Pública, de Gestión Privada, trabaja con niños y/o jóvenes con necesidades educativas especiales derivadas de su discapacidad, proponiéndose a diario:
“Atender a cada niño y/o joven desde una visión integral, accionando desde la prevención, su Educación Especializada e Integrada y su Formación Laboral.”
Organizados en diferentes sectores institucionales, diariamente la escuela brinda:
Desde el sector de integración: la inclusión social y laboral de los alumnos con necesidades especiales derivadas de la discapacidad para la realización plena y armónica del individuo.
La Institución trabaja de manera conjunta con escuelas de Nivel Inicial y Nivel Primario de Gestión Estatal y Privada de Mar del Plata, como así también con escuelas de la ciudad de Santa Clara del Mar y Miramar, en Proyectos Individuales de Integración Pedagógica.
Desde el sector Primario: la actividad del sector se desarrolla en la sede central institucional, sita en la calle 3 de Febrero 4138, en jornada simple o doble, atendiendo niños con Necesidades Educativas derivadas de su Discapacidad entre los 6 y 13 años de edad, procurando brindar a los alumnos una formación adecuada e integral a lo largo de su Trayectoria Educativa, ejerciendo así, su derecho a aprender y estimulando su inclusión social y el desarrollo máximo de sus identidades, capacidades y talentos, respetando cada individualidad.
Desde los Centros de Formación Integral: el Centro de Formación Integral para Jóvenes, ofrece una propuesta educativa que permite a los jóvenes la adquisición de saberes aplicables para la vida, fortaleciendo la formación ciudadana, vinculando la escuela y el mundo del trabajo, a través de una inclusión crítica y transformadora de los jóvenes/adultos en el ámbito productivo. En un espacio propio que reconozca y aproveche las prácticas juveniles, los saberes socialmente aprendidos, para potenciar las enseñanzas y los aprendizajes.
La escuela cuenta con dos proyectos para dicha propuesta, cada uno apuntando a fortalecer las potencialidades de cada joven, según sus capacidades.
º El Centro de Formación Integral Básico y Superior se cursa en la sede del barrio El Sosiego (Ruta 2 km. 390), en jornada doble atendiendo a jóvenes entre los 14 y 21 años de edad, desarrollando el área académica y laboral, en talleres de artesanía, alimentación y huerta.
º El Centro de Formación Integral es un proyecto de articulación realizado dentro las instalaciones de la Escuela de Educación Secundaria Técnica N º 5, ubicada en la Av. Juan B. Justo 4287. El objetivo del mismo es crear un espacio interinstitucional, en el que se incluya a los alumnos con necesidades educativas derivadas de la discapacidad en un ámbito inclusivo y socializador, con una propuesta curricular que desarrolla y potencia sus capacidades de aprendizaje, con el propósito de prepararlos para el futuro trabajo y/o continuidad de sus estudios, integrados en una escuela común que promueva la participación del alumno y su familia dentro de un contexto normalizador.
Desde Formación y/o Integración Laboral: la inclusión laboral de jóvenes durante su trayectoria educativa, tiende a brindarles autonomía y equiparación de oportunidades, posicionándolos en un papel protagónico en su formación profesional y posibilitándoles desarrollar al máximo sus competencias ocupacionales. Por tal motivo, las prácticas profesionalizantes son una instancia más de aprendizaje, constituyéndose en una actividad formativa a ser cumplimentada por los estudiantes.
Esta formación para el trabajo se realiza tanto con empresas de nuestra ciudad en puestos reales de trabajo, como también a partir de Proyectos de Articulación con los Centros de Formación Laboral.
La Escuela de Modalidad Especial “CI Alito” desarrolla día a día en sus diferentes sectores y niveles proyectos educativos transversales y continuos, renovándose año a año, atendiendo a las necesidades derivadas de la discapacidad de cada alumno, propiciando en todo accionar la inclusión plena de los mismos en la sociedad.