Martes 18 de Julio de 2017

Se realizó en el HCD un acto de conmemoración por el 23º aniversario del atentado a la AMIA

El Honorable Concejo Deliberante de General Pueyrredon fue sede del acto conmemorativo por el 23º aniversario del atentado a la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), ocurrido en 1994. Enmarcado en la Ordenanza Nº 16.231 se llevó a cabo en el recinto de sesiones del HCD.
Estuvieron presentes el titular del Cuerpo Deliberativo, Guillermo Sáenz Saralegui (AA), el Presidente del EMTUR, Jorge Zanier; la directora general de Derechos Humanos, Sonia Rawicki –en representación del intendente Carlos Fernando Arroyo-; representantes locales de la DAIA y SUIM; el representante de la Pastoral Social, los concejales Balut Olivar Tarifa Arenas (monobloque), Lucas Fiorini y Alejandro Carrancio (CREAR), Marcos Gutiérrez (FpV); Mario Rodríguez y Cristina Coria (UCR), Patricia Mabel Serventich y Federico Santalla (AA), además de representantes de cultos católicos, de organizaciones civiles, autoridades académicas y de las Fuerzas Armadas y de Seguridad e invitados especiales.
También asistieron un representante de la Diócesis de Mar del Plata; el Hassan Seminarista de la Comunidad Judía Marplatense, Daniel Somerstein; el señor Pastor Jorge Schmarsow, del Centro Cristiano; el Pastor Isaías Sorensen, representante del Movimiento Cristiano y Misionero; entre otros, que expresaron mediante oraciones, con dolor y sentimiento, palabras cargadas de emoción haciendo ejercicio de memoria y reclamando justicia, amparados siempre en la esperanza que no cesa.
Se entonaron las estrofas del Himno Nacional Argentino. El locutor oficial nombró a cada una de las 85 víctimas del atentado. Hubo un minuto de silencio.
Luego, Sáenz Saralegui dio la bienvenida y expresó, en relación a la conmemoración: “El 18 de Julio de 1994 fue una jornada oscura, nefasta y muy triste para el país. Un ataque terrorista que sufrió la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) de Buenos Aires sacudió los cimientos de la paz democrática, una vez más, ensañándose con otro símbolo de la comunidad judía después del ataque que había sufrido la Embajada de Israel. Fue un ataque al pueblo argentino en su totalidad.
La explosión en la AMIA se trató de uno de los mayores ataques terroristas ocurridos en Argentina, con un saldo de 85 personas muertas y 300 heridas, y el mayor ataque sufrido por judíos desde la Segunda Guerra Mundial.
El atentado sacudió a la sociedad argentina. Y a 23 años hay reclamos que siguen vigentes. Una herida semejante no cicatriza jamás. Siempre quedará abierta. Porque no hay justicia que calme el dolor por la pérdida de un familiar o simplemente de una persona, aún cuando uno no la conozca”.
En tanto, el titular local de la DAIA, Ariel Wiktor, se refirió a los objetivos históricos, fundacionales y sostenidos en el tiempo, de la institución que él integra. Hay 300.000 integrantes de la comunidad hoy, viviendo el 80 por ciento del total en la Capital Federal. Es la más numerosa de América Latina, la sexta en el mundo. Se refirió al rol preponderante que cumple AMIA en la obtención de empleos para miles de aspirantes, además de otras cuestiones como la capacitación, la gestión de actividades culturales, sociales y de otro tipo. El edificio actual, de 8 pisos, está asentado en la misma calle: Pasteur 633. “Es el triunfo de la vida sobre la muerte”, aseveró Wiktor.