Miércoles 21 de Agosto de 2013

Sesionó en el HCD el Parlamento Juvenil 2013 “Jóvenes en acción, Mar del Plata”

Analizaron diversas problemáticas, como el boleto estudiantil, la inserción laboral inicial, los derechos humanos, el voto a los 16 años, la violencia de género e infraestructura escolar y participación estudiantil y formación de centros de estudiantes, entre otros. A partir del abordaje de estos temas elaboraron propuestas para mejorar la educación y aceitar el vínculo entre las escuelas y el sector de trabajo.



Se llevó a cabo el Parlamento Juvenil 2013 bajo el lema “Jóvenes en acción, Mar del Plata”, una iniciativa a partir de la cual alumnos de cerca de una veintena de instituciones educativas de la ciudad hicieron un abordaje complejo, analítico y propositivo de la realidad social, educativa y laboral que los circunda y bordea. Esta tarea didáctica se desarrolló bajo el formado de una sesión ordinaria, con autoridades administrativas que hicieron las veces de Presidente y Secretario de dicho parlamento, concejales y asistentes que expresaron sus propuestas a través de la Banca 25, y también incluyó un debate intenso, atractivo, con voces contrapuestas y diversos matices.


La sesión tuvo lugar en el recinto de sesiones del HCD y correspondió al epílogo de esta propuesta pedagógica, coordinada y organizada por la Dirección de Participación y Organización Estudiantil –dependiente de la Dirección Provincial de Política Socioeducativa- y la Dirección de Política Socioeducativa Nacional.


La coordinación general estuvo a cargo de Stella Maris Marinier –coordinadora general de Política Socioeducativa- y contó con la asistencia de alumnos de diversos establecimientos educativos que participaron de dos encuentros previos –desarrollados en julio y agosto del corriente año-, que habían realizado análisis en comisiones establecidas por temas y propuesto documentos de contenido analítico y propositivo.


También estuvieron presentes el Presidente del Honorable Concejo Deliberante de General Pueyrredon, Ariel Ciano; y la concejal Verónica Beresiarte (FpV).


En primer término fue entonado el Himno Nacional Argentino, con audio e imágenes proyectadas a través de la pantalla ubicada en un sector del recinto, donde se pudo apreciar la versión realizada por la Escuela de Sordos e Hipoacúsicos Nº 515 de Mar del Plata, con interpretación musical de la Banda Municipal. Luego fue proyectado el video institucional “Historias de Abuelas. La identidad no se impone”, elaborado por el Teatro Auditorium-Centro Provincial de las Artes.


A continuación, cuatro alumnos hicieron uso de la Banca 25, explayándose sobre temas tales como Boleto estudiantil, Inserción laboral, Infraestructura escolar, Formación laboral, Trata de personas y prostitución e Inclusión educativa y participación estudiantil.


Luego, en el siguiente segmento de la sesión, las autoridades habilitaron el debate sobre cada uno de los temas abordados y una vez agotada dicha instancia, el Presidente del Parlamento leyó el documento final, dejando abierta la posibilidad de, en una segunda edición de esta iniciativa, analizar otros temas, tales los casos de identidad sexual y enseñanza de la materia Educación sexual en las escuelas, entre otros.



Primera reunión



Durante el primer encuentro de esta propuesta, desarrollado el pasado 10 de Julio en el Teatro Payró, participaron 16 escuelas y más de 200 alumnos, “que debatieron en un marco de respeto y tolerancia, realmente admirable”, afirmó Marinier.


“Bienvenidos a este recinto, que es nuestro y de todos los marplatenses desde el advenimiento de la democracia. Estar acá, hablando, coincidiendo y disintiendo, en este marco de diálogo y propuestas que salen del corazón y la mente, es para destacar. Yo pertenezco a una generación que vivió una larga noche, que dentro de poco llegará a un nuevo aniversario de una fecha triste. Por eso celebro la presentación de propuestas surgidas desde la realidad de nuestra ciudad y de cada escuela”, afirmó la docente Patricia Coste.


El Parlamento Juvenil del Mercosur es un proyecto que se está desarrollando en las escuelas secundarias de Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia y Uruguay, con el objetivo de proponer espacios de participación y canales de diálogo para los jóvenes en cuestiones relativas a su propio desarrollo educativo y en la reflexión de las políticas públicas dirigidas a los propios estudiantes.


“De esta manera, se fortalece la integración, la inclusión plena y la adquisición de aprendizajes significativos, abordando temas que tienen una profunda vinculación con sus vidas presentes y futuras. Tiene por objetivo general el logro de la inclusión educativa abriendo espacios de participación real que favorezcan la integración, la inclusión plena y la adquisición de aprendizajes significativos para que los jóvenes intercambien, dialoguen y discutan entre ellos, abordando temas y cuestiones que tienen una profunda vinculación con sus vidas presentes y futuras”, explicó Stella Maris Marinier.



Documento final



El Parlamento Juvenil del Mercosur, que sesionó en Mar del Plata, presentó un documento final que, entre otras consideraciones, destaca: “La primera de las temáticas tratadas fue Jóvenes y trabajo. Del diálogo y el debate de las distintas posiciones, los jóvenes parlamentarios acordamos que los adolescentes trabajan y deben abandonar la escuela, no son incentivados para continuar sus estudios. Las escuelas no facilitan pasantías y existe un abismo entre la escuela y el mundo del trabajo. Aquellos alumnos que desean continuar sus estudios no logran sustentarse o consiguen trabajos en condiciones de explotación o mal remunerados. Por esto, los derechos laborales de los jóvenes son vulnerados debido a la necesidad de trabajar. Se debe enfocar una política orientada hacia la educación y el trabajo, que exista un verdadero enlace entre el mundo del trabajo y la escuela. Si bien en algunas instituciones educativas hay programas de pasantías en empresas estatales y privadas, deberían ser obligatorias y remuneradas. Con esto se cumpliría uno de los objetivos de la escuela secundaria.


También se mencionó “la posibilidad de obtener becas para la finalización de estudios y cartas de recomendación por parte de las escuelas para la inserción laboral, así como también mejores preparaciones para el acceso al nivel secundario”.


Entre las sugerencias, se planteó la necesidad de elaborar y aprobar una ordenanza que obligue a las empresas a tomar jóvenes de ambos sexos en sus plantas permanentes y la creación de un registro de jóvenes en escuelas, que asesore en material legal y procedimental para detectar abusos e informar sobre derechos y obligaciones vulnerados por parte de empleados y empleadores. “Es imperioso legalizar el trabajo de los menores para que se pueda optar a hacerlo en condiciones dignas”, afirmaron.


En cuanto a la inclusión educativa, se hizo mención al Boleto Estudiantil que, según los jóvenes, “no funciona como debería, ya que no debería quedar limitado sólo para ir y volver de la escuela. Se tendría que ampliar la franja horaria”.


Respecto a la Violencia de género, se propuso la creación de secretarías temáticas dentro de las escuelas para orientar e informar.


En la cuestión Derechos Humanos, “consideramos la necesidad de un espacio destinado a revalorizar la revisión del pasado y la generación de conciencia. Para nosotros, como estudiantes secundarios, los derechos humanos se cumplen a partir de nuestros derechos como estudiantes. En las escuelas, por ejemplo, existe sobreprecios en los buffets y fotocopiadoras, por lo que el acceso a estos servicios se ve limitado”. Y finalmente destacaron: “Todos nos comprometimos a seguir ocupando estos espacios, a ampliar la participación y seguir unidos para saber cuáles son nuestros derechos, luchar por ellos y, en síntesis, ponernos en acción”.