Martes 4 de Julio de 2017

El HCD reconoció la trayectoria deportiva del jugador marplatense Luca Vildoza, ex jugador de Quilmes

El Honorable Concejo Deliberante otorgó hoy, martes 4 de Julio, el titulo “Mérito Deportivo” al basquetbolista Luca Vildoza “por su destacada labor representando a Mar del Plata con la camiseta de Quilmes y la selección Argentina”.
El acto se desarrolló en el recinto de sesiones, presidido por la autora del proyecto, la concejal Patricia Mabel Serventich (AA), acompañada por los concejales Mario Rodríguez y Eduardo Abud (UCR), por el vicepresidente del EMTUR, Jorge Zanier; el presidente del club Quilmes, Pablo Zabala, por sus padres, familiares, amigos e integrantes del colegio que funciona en la institución.
En primer término fue proyectado el video institucional “Historias de Abuelas. La identidad no se impone”, realizado por personal del Teatro Auditorium-Centro Provincial de las Artes.
Después, se proyectó otro video, sintetizando la trayectoria de Vildoza, con testimonios de diversos integrantes, directivos, entrenadores, familiares y amigos.
Luego, Serventich dio las palabras de bienvenida: “Buenos días a todos. Es un orgullo darles la bienvenida a la casa del pueblo. Luca, con su humildad y sacrificio, demuestra que un sueño siempre es posible para todos. Nada es sencillo. Y lo que vas a emprender ahora eso no cambia. Pero viendo tus raíces, sabemos que estás bien acompañado. Desplegá tus alas, estamos orgullosos de vos y seguiremos siempre atentos a tu evolución. Seguí luchando por tus sueños”.
Después, Zanier manifestó: “Bueno, Luca, qué orgullo de la ciudad. Acá están los chicos del club observándote. Ellos pueden fijarse en vos como ejemplo”. Después, el funcionario le entregó a Vildoza un presente en representación del EMTUR.
Por su parte, Mario Rodríguez expresó: “Por tu talento, humildad y sacrificio, vos podrás llegar hasta donde te lo propongas. Chicos como Luca, representan a Mar del Plata en el mundo. No tiene techo. Por qué no soñar? El camino se lo hace uno. Estás para cosas enormes. Tenés en claro hacia dónde vas y cimientos firmes, la familia. El club Quilmes está haciendo una tarea extraordinaria, con los chicos y los jugadores”.
En tanto, Zabala dijo: “No puedo hablar de Luca sin emocionarme. Muchas gracias por el reconocimiento. Desde la institución nos ponemos muy orgullosos de lo que está logrando. Estoy convencido de que uno puede tener objetivos en la vida, pero lo importante no es llegar sino disfrutar el camino. Cuando uno lo ve en cancha, se nota que se divierte. Él tiene magia en las manos. Hace muchos años que en la Argentina no sale un jugador que provoque en la gente la necesidad de levantarse de sus asientos para aplaudirlo”.
Y su papá, Marcelo Vildoza, consignó: “Gracias por el reconocimiento. Pienso que él va a tomar consciencia sobre el reconocimiento de su ciudad en muchos años. Gracias por todo a quienes hicieron posible que él creciera como jugador y como persona”.
Finalmente, Vildoza, con emoción en los ojos vidriados, agradeció el reconocimiento: “Muchas gracias a todos. No me esperaba este reconocimiento, me llegó por sorpresa. Me voy a disfrutar y a trabajar porque quiero más y siento que tengo condiciones para hacerlo. A los chicos les aconsejo que trabajen, porque así tendrán posibilidades de llegar. Gracias a todos”.

Argumentos del reconocimiento

Dicen que las pasiones se heredan. Tal vez no haya mejor ejemplo de ello que el de Luca Vildoza.
El base cervecero es hijo de José Marcelo, que si bien fue campeón con Peñarol, forjó su carrera en la institución de Luro y Guido. Esos tres colores acompañaron a Luca desde que nació.
Pasó por todas las categorías formativas del Cervecero y desde chico todos apuntaban que su carrera tenía destino de crack.
No era normal, periodistas y amantes del básquet iban al gimnasio José Martínez a ver al incipiente niño.
En 2011 vio sus primeros minutos en la Liga Nacional, pero tras una lesión grave en su tobillo, su consolidación tardó más de lo esperado.
Si bien en la temporada 2013/14 tuvo minutos, fue en la campaña siguiente donde el básquet argentino vio en sus primeras planas a este base con futuro prometedor.
Esa campaña, la 2014/15, Quilmes vivió uno de los momentos más importantes de su historia al acceder por segunda vez a la final de conferencia (a comienzos de milenio llegaron a la semifinal de Liga, lo que ahora es final de conferencia) donde cayeron ante el poderoso Gimnasia Indalo de Comodoro Rivadavia.
El año 2016 fue la explosión total de Luca. Gran temporada en Quilmes que finalizó con su convocatoria para la preselección olímpica que viajaría a los juegos de Rio. Si bien, todos sabían que era una apuesta a futuro, Luca dio todo en los partidos de preparación, sin embargo quedó afuera de la lista final.
Además, ese año, el Baskonia, equipo español que tuvo en sus filas a gran parte de la Generación Dorada, adquirió sus derechos para que juegue a partir de la temporada 2017/18 en la Liga ACB.
Luca decidió quedarse en Quilmes un año más para despedirse del club, algo que él considera su familia.
Y para despedirse, condujo a Quilmes a otra final de Conferencia, donde cayeron frente a San Lorenzo, el vigente campeón.
Luca está destinado a tener éxitos, los mismos que le deja a Quilmes, un club de barrio que tiene un jugador de oro.