Viernes 23 de Junio de 2017

“Mérito Deportivo” a Franco Daniel Grecco, del equipo marplatense de fútbol en silla a motor

El Honorable Concejo Deliberante del Partido de General Pueyrredon otorgó hoy, viernes 23 de Junio, el título “Mérito Deportivo” a Franco Daniel Grecco, capitán del equipo de Powerchair de Mar del Plata y miembro de la Selección Argentina “por su compromiso y esfuerzo para la difusión e inclusión del deporte para los jóvenes con capacidades diferentes”.
El acto se desarrolló esta mañana en el recinto de sesiones, por iniciativa de la concejal Patricia Mabel Serventich (AA). Estuvieron también Gonzalo Quevedo (UCR) y Marcelo Fernández (AM).
En primer término fue proyectado el video institucional “Historias de Abuelas. La identidad no se impone”, realizado por personal del Teatro Auditorium-Centro Provincial de las Artes. Posteriormente, se pasó otro video, sobre la trayectoria de Franco en esta disciplina, y cómo llegó hasta la Selección Argentina.
Luego, Serventich dio las palabras de bienvenida a los presentes, entre los que estuvieron familiares, parientes y compañeros de equipo de Grecco: “Bienvenidos a todos a la casa de ustedes, el Concejo Deliberante, un lugar que suele ser de debate y confrontación pero que en este caso fue de consenso. Cuando me acercaron la propuesta, me interioricé y pude comprobar cada paso que diste. Sos una luz para todos, porque superaste cada etapa demostrando que el único obstáculo es no intentarlo. Demostraste con tu ejemplo que existe una luz de esperanza para cada familia que atraviesa circunstancias similares. Así, no se bajan los brazos y se afronta la realidad con una sonrisa”.
A continuación, el entrenador de Franco, Hugo Baich, expresó: “Gracias por este reconocimiento. Soy profesor de educación física y es un orgullo y un motivo de felicidad ver los rostros de estos chicos cuando se preparan para jugar y competir. Su entusiasmo supera todos los límites. Tuve que hacer cursos y capacitarme. Hoy, somos unos cuantos en Mar del Plata, pero necesitamos más apoyo, sillas de ruedas adecuadas, que son caras. Tenemos una sola, la de Franco, donada por Lionel Messi. Hacemos lo que podemos, nos juntamos los sábados de 10 a 12 horas en el CEF Nº 1. Vale la pena hacerlo. Lo que Franco ha logrado es increíble, pero los demás chicos también pueden conseguirlo. Tenemos que estar orgullosos de estos chicos”.
Después, la directora del CEF Nº 1, Ana Jofre, expresó: “Estoy muy emocionada. Estos profesores son ejemplares. Cuando hubo un cambio de propuestas para disciplinas, di mi consentimiento porque me pareció una idea idónea. Los chicos disfrutan y logran creación de hábitos saludables y refuerzo de su autoestima. Es lo que ofrece el deporte: cuando se hace una actividad siempre se persigue la autosuperación. Es loable todo lo que Franco ha logrado. Tienen razón en cuanto a que falta un montón de cosas. Intentaremos gestionarlas”.
Antes de la entrega del reconocimiento, la mamá de Franco, Paula Pérez -que además es la Presidenta de la Fundación Powerchair Mar del Plata- manifestó: “Es un deporte nuevo en Argentina. Empezamos siendo papás que tienen hijos con enfermedades. Empezó en Buenos Aires, y nosotros a viajar. Mi hijo quedó fascinado. Y surgió la idea de hacerlo. Se empezó desde la nada y cambió nuestra vida, porque aprendimos qué es el deporte y la disciplina y nos olvidamos de su enfermedad. Empecé a ver su sonrisa en el deporte. A veces viene cansado pero las ganas lo llevan a más. Con amor y ganas se puede y sirve para despejar la mente. Lo hicimos con sacrificio y amor de la familia. Queremos que el deporte se haga conocido para lograr más apoyo. Una silla para esta actividad cuesta 12.000 dólares, un costo inalcanzable. Tenemos muy buenos jugadores, que podrían serlo más aún si contaran con los elementos adecuados. Mi meta es que podamos tener más chicos en la Selección. Creo en el deporte y entre todos lo podemos hacer. Depende de nuestra mentalidad. Gracias por esta mención, es muy importante para nosotros”.
Finalmente, Franco Grecco, tras recibir el reconocimiento, consignó: “Gracias a todos por estar acá, al Concejo Deliberante por el reconocimiento. Venía pensando en todo lo que me pasó en estos años, lo que me pasó, cómo me cambió la vida. Estoy emocionado. Fueron cuatro años de mucho sacrificio, muchos viajes, tuve que dejar muchas cosas acá. Y estoy a cuatro días, ocho horas y tres minutos de jugar un Mundial. Cuando pienso en eso, me doy cuenta que no lo hubiera podido lograr sin sacrificio mío y de mi familia y entrenadores. Tuve 28 viajes a Buenos Aires. Cuando fuimos a Río de Janeiro a jugar la Copa América, la vida me cambió. Me encontré con jugadores de otros países que no me miraban ni trataban con compasión. Si podían meternos 20 goles, lo hacían. Me cambió la mentalidad. Ahí no había discapacidad; era puramente competencia. Los que me conocen saben que amo la competencia y que no me gusta perder a nada. Ahí me di cuenta que este deporte no es para discapacitados, sino para gente que se desplaza en silla de ruedas. Aprendí muchas cosas en este tiempo. Aprendí que sin sacrificio no hay éxito, no se puede llegar a ningún sitio”.

Argumentos del reconocimiento

El compromiso y el esfuerzo del deportista marplatense Franco Daniel Grecco son los fundamentos que avalan la presente actuación.
Franco D. Grecco es un marplatense de 19 años de edad con capacidades diferentes (Atrofia Muscular Espinal Tipo II), estudiante de Derecho en la Universidad Nacional de Mar del Plata.
Practica Powerchair, fútbol en silla a motor. Esta disciplina funciona a través de una fundación que promueve el deporte adaptado sin fines de lucro y cuenta con padrinos que apoyan con su difusión, como el periodista Pablo Giralt, los ex jugadores Matías Almeyda, Ezequiel González, Oscar Dertycia y los artistas Milo Lockett y Ricky Crespo.
El Powerchair llegó a Mar del Plata gracias a él, cuando en uno de sus viajes al Hospital de Pediatría “Prof. Dr. Juan Pedro Garraham” presenció un entrenamiento de Los Tigres, el primer equipo que comenzó con el deporte en el país.
En el año 2013 el equipo “Rengos a Motor”, representativo de Mar del Plata, asistió al primer nacional de la categoría con Franco como capitán, elegido por sus compañeros.
En 2014 fue convocado a la pre-selección nacional que entrena en el Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo - CENARD -, costeando sus viajes con su trabajo como DJ.
El equipo “Rengos a Motor” recibió una mención en los premios “Lobo de Mar” para fomentar la difusión y premiar el esfuerzo realizado.
En 2015, Franco Grecco fue seleccionado para viajar al Mundial de Brasil. Con el fin de solventar los gastos, el equipo presentó un stand en la “Expo Deporte Mar del Plata” para difundir el deporte.
El último 4 de diciembre, se consagró campeón sudamericano de Powerchair, ganando así una plaza para el Mundial de EE.UU. en 2017.