Miércoles 22 de Marzo de 2017

Reconocimientos a las Voces de la Memoria, que jamás callaron y siempre buscaron Verdad y Justicia

En el marco de la Ordenanza Nº 22.703, del 2016, la Municipalidad declaró a la semana que comprende el día 24 de marzo de cada año como “Semana de la Memoria”, en el ámbito del Partido de General Pueyrredon. Por ello, se realizó hoy, miércoles 22 de marzo, una actividad conmemorativa relacionada con las consecuencias que produjo el terrorismo de Estado con el golpe cívico militar de 1976, que contribuyan al fortalecimiento de la democracia.
El Honorable Concejo Deliberante organizó la entrega del reconocimiento “Voces de la Memoria”, en su segunda edición, dedicado a las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, a organismos de Derechos Humanos, a familiares de personas detenidas/desaparecidas, a víctimas de persecuciones, tormentos y/o torturas y a personas que se hayan destacado en la lucha por los Derechos Humanos, la Memoria, la Verdad y la Justicia.
El acto tuvo lugar en el recinto de sesiones y fue presidido por la autora de la iniciativa, la concejal Marina Santoro (FpV), acompañada por los concejales Balut Olivar Tarifa Arenas (monobloque), Daniel Rodríguez (FpV) y Marcelo Fernández (AM), además de invitados especiales, entre ellos los defensores del Pueblo Walter Alejandro Rodríguez, Fernando Rizzi y Fernando Cuesta; dirigentes sindicales, miembros del Poder Judicial y referentes de organismos de derechos humanos y organizaciones políticas barriales.
El acto comenzó, como es habitual, con la proyección del video institucional “Historias de Abuelas. La identidad no se impone”, realizado por personal del Teatro Auditorium-Centro Provincial de las Artes.
Luego, Santoro dio la bienvenida: “Quiero decirles que es un privilegio que en la casa del pueblo hoy se encuentren las Madres y las Abuelas, porque son un ejemplo de dignidad, de lucha, de coraje y de amor. Como Presidenta de la Comisión de Derechos Humanos sentíamos que hoy teníamos la obligación de hacer este acto, en una jornada donde se hace una movilización histórica en todo el país en defensa de la educación pública, donde miles de maestros se movilizan en un ejemplo de dignidad y de lucha. Los derechos humanos mucho tienen que ver con la educación. Un Estado que no cree en la educación pública, no cree en la igualdad de oportunidad, y por ende no cree en la inclusión. Es muy importante para nosotros que este acto se haga por una Ordenanza promulgada por la Municipalidad, y que todos los años esta casa del pueblo abra sus puertas para homenajear a los marplatenses y batanenses que siempre han luchado por la Memoria, la Verdad y la Justicia”.
Daniel Rodríguez, en tanto, consignó: “El contenido y la expresión más fuertes son los de los sentimientos. Quizás, está de más describirlos. No tenemos que perder de vista lo que sucedió y las consecuencias. Nada es producto de la casualidad. El 24 de marzo del 76 puso en la superficie hasta dónde puede llegar el hombre en la discusión del poder. Todo es poco. Hay que tener muy claro qué es lo que acecha y qué es lo posible. Hay que tener Memoria clara para evitar volver a esos estados”.
Después, Tarifa Arenas comentó: “Intentando situarme en esa época tan triste, entiendo que perdimos toda una generación de argentinos comprometidos con la patria. No pudieron doblegarlos. Recordemos siempre lo que nos pasó, por temor, por indiferencia, fuimos cómplices de lo que ocurrió. Debemos comprometernos y no permitir que vuelva a ocurrir”.
A continuación, Fernández dijo: “Quiero agradecer el amor y el cariño puesto de manifiesto en la concreción de este acto. A veces es difícil comprender el camino desarrollo por los familiares de las víctimas, cuando no se tiene un allegado desaparecido. Pero ver los pañuelos blancos nos hace ver la realidad, el dolor, la búsqueda, el rechazo a la claudicación. Estas grandes luchas que las mujeres han llevado adelante con mucha perseverancia nos alienta a seguir así”.
En tanto, Silvia Bertolucci, de la CTA, acotó que lo sucedido a partir del 24 de marzo de 1976 “fue un proyecto cuyo propósito buscó un país con exclusión, un país para ricos. Hoy, muchos de ellos son los que nos están gobernando”.

Entrega de reconocimientos

En el siguiente segmento del acto se entregaron los reconocimientos, que fueron divididos en tres ejes: Memoria, Verdad y Justicia. Cada bloque fue dividido por la sobria interpretación de temas musicales que regaron el talento de dos artistas locales: Luis Reales, al piano; y Karina Levina, en la voz, y precedidos por sus respectivos videos documentales.
Los reconocimientos entregados son los siguientes:

Memoria:
Escuela Piloto: “Escuela de Educación Secundaria N° 1 “César Gascón”, por la dedicación y el compromiso por la memoria mediante el proyecto y trabajo pedagógico de docentes y alumnos”.
Comisión Municipal por la Memoria: “En reconocimiento a la Comisión Municipal por la Memoria, por su valor institucional en defensa de los derechos humanos y el fortalecimiento de la democracia en el Partido de General Pueyrredon desde marzo de 2002”.

Verdad:
Abuelas de Plaza de Mayo (Ledda Barreiro): “En reconocimiento a Abuelas de Plaza de Mayo filial Mar del Plata y a su presidenta Ledda Barreiro, mujeres luchadoras e imprescindibles en la búsqueda de la Verdad y la Justicia”.
Asociación Madres de Plaza de Mayo (Herminia Soledad Pereda de Berdini, Chiqui): En reconocimiento a “La Chiqui”, por toda su vida en la lucha, por su maternidad colectiva y en la concreción de una patria para todos y todas. Mujer, Militante, Revolucionaria. Hasta la Victoria Siempre, Compañera”.

Justicia:
Ministerio Público Fiscal: “En reconocimiento al Ministerio Público Fiscal por su labor institucional en la búsqueda de la justicia y su desempeño en la causa CNU”.
Gloria del Carmen León: “En reconocimiento a Gloria del Carmen León, por su actuación en el juicio de la CNU representando al Estado Nacional”.
Tribunal Oral Federal: “En reconocimiento al Tribunal Oral Federal, por su desempeño y compromiso al abrir el camino hacia los Juicios por la Verdad”.

Argumentos del reconocimiento

La dictadura cívico-militar fue la experiencia más cruenta en violaciones de Derechos Humanos de la historia argentina.
Hubo un plan sistemático de exterminio humano, de persecución, tormentos, torturas y de apropiaciones, llevado a cabo por militares y civiles que resulto con más de 30 mil personas desaparecidas
El Estado Terrorista y el modelo económico neoliberal fueron las dos caras de una misma moneda.
Por decisiones políticas de las presidencias de Néstor Carlos Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner, se proclamó la inconstitucionalidad de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final, dando paso así a la reapertura de las causas judiciales, permitiendo que más de 622 genocidas sean condenados, que 889 sean procesados y que 119 nietos recuperen su identidad.
A más de tres décadas en el que el pueblo Argentino ha recuperado la democracia, el Estado tiene el deber de seguir practicando el ejercicio de la memoria por la verdad y la justicia con el fin de fortalecer el estado democrático y concientizar a la sociedad toda sobre lo ocurrido entre 1976 y 1983.
Es responsabilidad del Estado Municipal desarrollar políticas activas con el objeto de formar una conciencia ciudadana colectiva con valores democráticos.
Las Madres y las Abuelas de Plaza de Mayo, los organismos de Derechos Humanos, Los Familiares de detenidos/desaparecidos y aquellos que sufrieron persecuciones, tormentos y/o torturas se convirtieron para la sociedad, en un símbolo de lucha, de amor, de paz y de democracia, que nunca reclamo venganza, sino que siempre promulgo la Memoria la Verdad y la Justicia.