Jueves 9 de Febrero de 2017

Se pedirá la incorporación de General Pueyrredon al Fondo del Conurbano

Presidida por el Presidente del Honorable Concejo Deliberante, Guillermo Sáenz Saralegui (AA) se realizó hoy, jueves 9 de Febrero, la Jornada de Trabajo para pedir la incorporación de General Pueyrredon al Fondo del Conurbano. Estuvieron presentes, entre otros, los concejales Alejandro Ferro (AM), autor de la iniciativa; Claudia Rodríguez y Marcelo Fernández (AM); Daniel Rodríguez (FpV); Balut Olivar Tarifa Arenas (monobloque); Cristina Coria (UCR); Javier Alconada Zambosco, Patricia Leniz y Patricia Serventich (AA); la directora general de Promoción y Protección de los Derechos Humanos, Sonia Rawicki; miembros de cámaras profesionales y sindicatos y representantes del Departamento Ejecutivo, sociedades de fomento, de Plan Estratégico, cooperativa CURA y de unidades académicas.
En primer término, Sáenz Saralegui dio la bienvenida a los presentes: “Bienvenidos al recinto de sesiones, que es la casa de todos los marplatenses y batanenses. Es un gusto estar en una convocatoria que requiere la atención de todos, puesto que estamos analizando una política de estado, que es la generación de recursos para movilizar el desarrollo sustentable de toda la comunidad. Debemos evaluar bien cómo alcanzar los beneficios propuestos a través de un fondo que la comunidad está necesitando”.
Por su parte, Ferro expresó: “Gracias a todos por venir. Ya venimos avanzando hace rato, con varias reuniones, que mostraron el interés por conformar un programa que determine cómo adjudicar el dinero que, eventualmente, la ciudad podría recibir. Es importante estar preparados para ello, estar juntos y sostener un interés colectivo que privilegie a todos por igual. El Presidente de la Nación colocó 25 mil millones de pesos en el presupuesto, para reparar una deuda histórica. Serían 1560 millones para este distrito. Siendo secretario de salud pude evaluar Mar del Plata con sus virtudes y sus carencias. Siempre pensamos en mejorar la calidad de vida de todos sus habitantes. Hay 29 municipios en el Fondo del Conurbano. En General Pueyrredon se atrae mucha gente, una fluida migración interna, que elije Mar del Plata para vivir. Hay que generar servicios, integración y conectividad con estas corrientes migratorias, para que estén plenamente integradas al fluir cotidiano de la ciudad. La Provincia perdió 6 puntos de coparticipación a fines de los 80. Y para compensar esta pérdida se creó el Fondo del Conurbano, que por la ley 24.073 se generó a partir de tomar el 10 por ciento del impuesto a las Ganancias. En 1995 se fijó un tope, de 650 millones de pesos, por circunstancias políticas. Y es el que rige hasta hoy, hasta la decisión del Presidente de Macri de aumentar, por decreto, esa cifra. Por qué ahora y por qué Mar del Plata ahora? Porque es la ciudad más importante del interior de la Provincia, porque es la que tiene la más alta tasa de desocupación, y la que tiene la mayor cantidad de asentamientos luego de La Matanza. Hay un Conurbano Marplatense. Y porque el 4 de enero de 2017 el Presidente Macri firmó el decreto derivando 25 mil millones de pesos a este Fondo. Y ocurre porque está la plata, a partir de la decisión de la gobernadora María Eugenia Vidal de pedir que deje de regir el tope de 650 millones y vuelva a estar vigente el 10 por ciento del impuesto a las ganancias. Hemos sido recibidos por el intendente, que muy amablemente nos escuchó y nos prometió estudiarlo con su equipo para dar una respuesta definitiva”.

Argumentación para la elaboración del proyecto

En virtud de recientes anuncios acerca de la actualización y relanzamiento del Fondo del Conurbano por parte de los gobiernos Nacional y Provincial; así como los informes emitidos por la Subsecretaría Social de Tierras, Urbanismo y Viviendas Bonaerense, acerca de los asentamientos precarios en el Partido de General Pueyrredon y el ascenso de la desocupación que ubica a Mar del Plata en el punto más alto de la Argentina, el concejal Alejandro Ferro elaboró un proyecto para tratar la incorporación de General Pueyrredon a dicho programa.
Considera que con sus 618.989 habitantes, en Mar del Plata y Batán viven más personas que en nueve provincias argentinas, lo que la convierte en la ciudad más grande del interior de la provincia de Buenos Aires y el segundo padrón electoral, siendo que sólo un partido del conurbano bonaerense tiene más población, que es La Matanza.
El aglomerado Mar del Plata- Batán, de acuerdo con los datos del mes de noviembre de 2016 de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) del INDEC, presenta el índice de desocupación más alto del país con un 12,1%, seguido por los partidos que componen el conurbano bonaerense, que presentan un 10,6% de desocupación.
Se ha registrado un incremento sostenido en los últimos dos años del índice de desocupación, que en 2014 era de 10,3%, en 2015 de 11,8% y alcanzó el pasado año el 12,1%.
De acuerdo con los datos del último informe de la Subsecretaría Social de Tierras, Urbanismo y Viviendas Bonaerense, en el Partido de General Pueyrredon hay 80 barrios caracterizados como villas o asentamientos precarios, siendo la tercera ciudad de la Provincia de Buenos Aires con mayor presencia de barrios precarios, después de La Matanza y La Plata.
Estudios realizados previamente en el Partido de General Pueyrredon, a partir del Plan Estratégico y el Plan de Acción elaborado por el Banco Interamericano de Desarrollo, dan cuenta de una situación de características complejas en el territorio del partido.
De acuerdo con el Plan Estratégico la ciudad puede dividirse en cuatro cinturones, dentro de los cuales los dos cinturones más exteriores al centro son los que tienen más dificultades en el acceso a servicios básicos que generen una calidad de vida adecuada.
Dichos cinturones son caracterizados por el Plan Estratégico de la siguiente forma:

Tercer cinturón: Posee niveles de satisfacción de las dimensiones consideradas (salud, educación y acceso a servicios) que podríamos valorar entre regulares y bajas. Si bien las condiciones de espacios verdes por habitante son buenas, se evidencian dificultades para acceder a la educación y a los centros de salud, como falencias importantes en la provisión de agua potable. Es el caso de Camet, Parque Camet, Castagnino, Los Tilos, Las Margaritas, Las Américas, Las Lilas, San Cayetano, El Gaucho, La Serena, Los Acantilados, Alfar, Regional, San Antonio. Este cinturón representa una cifra cercana al 20 % de la población.
Cuarto cinturón: El desarrollo humano o la calidad de vida son incontestablemente bajos o muy bajos. Las mayores carencias se manifiestan al oeste de la ciudad: viviendas precarias, poco acceso al agua corriente, a los centros de la salud y a la educación, bajo nivel educativo de la cabeza de hogar, concentración de los terrenos inundables. Algo mejor es la situación en los barrios del norte que, al menos, agregan adecuados espacios verdes en razón de que varios de ellos son reservas forestales (El Casal, Los zorzales, El Sosiego, El Tejado, 2 de abril, Fray Luis Beltrán, Hipódromo, Autódromo, Parque Palermo, Las Heras, Belgrano).
La distribución de la población conlleva a que el 40% de la misma habite en áreas vulnerables, en una suerte de “medialuna” exterior al área central, y que casi una de cada tres viviendas de Mar del Plata (29%) se ubique en las áreas vulnerables.
Dichos anillos o cinturones periféricos de la ciudad se encuentran en constante crecimiento, en gran parte debido a la dinámica demográfica de la ciudad, que incita a inmigrantes (mayoritariamente internos) a acercarse a la ciudad en busca de un trabajo temporario, instalándose de forma permanente con sus grupos familiares en dichos espacios.
Este crecimiento y extensión de los anillos periféricos o “bordes” de la ciudad se da de forma permanente, en áreas sin vías de comunicación ni equipamiento urbano, que reciben cada vez mayor cantidad de habitantes en condiciones muy precarias.
De acuerdo a datos oficiales, el Partido de General Pueyrredon tiene una provisión de agua potable del 95%, pero en lo respectivo a cloacas sólo alcanza el 80% del ejido urbano, y el 77% en cuanto a desagües pluviales. Sin embargo, esta cobertura es mucho menor en el tercer cinturón y casi nula en el cuarto cinturón de la ciudad, específicamente en los barrios más alejados de la zona noroeste, oeste y sur de la ciudad.
Tanto el Plan Estratégico como el Banco Interamericano de Desarrollo destacan en sus planes de acción la importancia de la construcción de centralidades barriales, especialmente Nuevas Centralidades en el Oeste, a partir de la jerarquización de vías, la urbanización de vacíos, el control de la expansión periurbana y principalmente la construcción de infraestructura, como así también la distribución de servicios sociales y la conectividad barrial.
El Plan de Acción del BID propone específicamente la intervención sobre la zona oeste de la ciudad, teniendo en cuenta que es una de las zonas más vulnerables y que cuenta con una población aproximada de 70.000 habitantes.
Dicha intervención incluiría: el corredor de desarrollo vial de Errea y su articulación con las avenidas Juan B Justo, Colón, Luro, Libertad y Constitución; el saneamiento del Arroyo La Tapera y construcción de puentes y un Parque Lineal; el nuevo eje del Centro Cívico, que incluiría el traslado de la sede administrativa de MGP a la zona y readecuación de usos en las manzanas adyacentes; un nuevo parque y un cinturón verde para contener el desarrollo no planificado al oeste de Errea y ofrecer una transición urbana-rural.
El Plan de Desarrollo propuesto por el BID incluiría intervenciones específicas en los siguientes aspectos:

1) Espacio público: adecuación, mejoramiento y creación de nuevos sistemas de espacios públicos para el encuentro ciudadano, que articulen y sirvan de soporte para los otros componentes físicos del plan de intervenciones
2) Equipamientos públicos: Mejoramiento de edificios existentes y construcción de nuevos edificios públicos, entre ellos la nueva sede administrativa municipal.
3) Movilidad y conectividad: mejoramiento del sistema de accesibilidad peatonal y del sistema de movilidad vehicular, permitiendo con ello la articulación y la conectividad interna en el barrio y de éste con el resto de la ciudad; y
4) Vivienda y medio ambiente: formulación de estrategias de mejoramiento de vivienda y de nuevos proyectos habitacionales, e implementación de proyectos de recuperación ambiental, enmarcados en la generación de áreas para el disfrute y esparcimiento de las comunidades.
El desarrollo de las obras que se proponen desde las instituciones que han trabajado en la planificación de la ciudad no resulta viable de ser realizado con fondos propios del presupuesto municipal, ya que exceden a la capacidad financiera del municipio, pero resultan fundamentales para mejorar la calidad de vida y el desarrollo humano de los habitantes del Partido de General Pueyrredon.
El Fondo del Conurbano fue creado en el año 1992, por medio de la ley 24073/92, con el objetivo de que la Provincia de Buenos Aires recuperase fondos equivalentes a 7 puntos que se le habían disminuido en la coparticipación federal, y pudiera destinarlos a diversas obras de infraestructura necesarias en el conurbano bonaerense.
En ese año, Mar del Plata fue excluida del Fondo de Infraestructura del Conurbano, siendo discriminada y postergada respecto de las otras grandes ciudades de la Provincia de Buenos Aires.
Dicho fondo surge del 10% de lo recaudado anualmente por el Impuesto a las Ganancias, pero a partir 1995 se fijó un tope de $650 millones para Buenos Aires y se repartió el excedente de la recaudación de ganancias entre el resto de las provincias, lo que llevó a que la Provincia de Buenos Aires fuera una de las que menos ingresos por ello recibía, alcanzando tan sólo el 1,7% del total.
Desde el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires se trabajó durante el año 2016 para la recuperación de la totalidad del Fondo del Conurbano, lo cual fue finalmente aprobado e incluido en el Presupuesto Nacional para el ejercicio 2017, con fondos para la Provincia que alcanzarían en este año los 25.000 millones de pesos.
Recuperado el Fondo del Conurbano, la Provincia de Buenos Aires lo implementaría para “el financiamiento de programas sociales y obras de infraestructura social básica en el Conurbano Bonaerense”.
En base a los datos presentados anteriormente acerca de la situación demográfica, socioeconómica y de infraestructura, la ciudad de Mar del Plata presenta características similares o incluso más desfavorables que los partidos del Conurbano Bonaerense, y no cuenta con fondos específicos destinados al desarrollo de la infraestructura necesaria para un desarrollo urbano inclusivo.
Tal como se manifestó anteriormente, las obras de infraestructura necesarias para el partido son difícilmente financiables con recursos propios, toda vez que debe garantizarse la provisión de servicios, y que se cuenta con un número aproximado de 160.000 cuentas que no aportan a las arcas municipales, menguando los ingresos anuales en concepto de Tasas de Servicios Urbanos.
Debe considerarse la necesidad de que el Partido de General Pueyrredon cuente con una partida anual asignada al desarrollo de programas sociales y obras de infraestructura que mejoren la calidad de vida en el tercer y cuarto cinturón de la ciudad, lo que redundaría en beneficios para más del 40% de la población de la ciudad.
Es en estos momentos, en los cuales se encuentra prevista la recuperación del Fondo del Conurbano en su totalidad para la Provincia de Buenos Aires, en los cuales se presenta la oportunidad de ser incluido el Partido de General Pueyrredon entre los beneficiarios de dicho fondo, ya que consideramos que manifiesta características similares o de mayor vulnerabilidad y déficit de infraestructura en ciertos sectores que los partidos del Conurbano Bonaerense.
De lograrse esta inclusión se generaría un fondo afectado, a partir del cual planificar un Programa de Inversiones en Infraestructura –quinquenal-, de acuerdo a los ejes de trabajo enunciados por el Plan Estratégico del Partido de General Pueyrredon;
Asimismo, propone que el Honorable Concejo Deliberante se dirija al Presidente de la Nación Argentina y a la Gobernadora de la Provincia de Buenos Aires a efectos de solicitar la incorporación del Partido de General Pueyrredon al denominado Fondo del Conurbano Bonaerense.
Además, el proyecto incluye la creación del programa “El Fondo del Conurbano Bonarense en Mar del Plata”, el cual tendrá como objetivo la inclusión del Partido de General Pueyrredon como beneficiario de dicho fondo, que en 2017 será de 25.000 millones de pesos.
Se sugiere convocar a sociedades de fomento, universidades, organizaciones sindicales, cámaras empresariales, el Plan Estratégico, legisladores provinciales y nacionales de Mar del Plata, concejales y demás instituciones de Mar del Plata y Batán que puedan coadyuvar a las gestiones que permitan el cumplimiento del objetivo social e institucional de la incorporación al Fondo del Conurbano Bonaerense.