Viernes 13 de Septiembre de 2013

Emilce Moler fue reconocida por el Honorable Concejo Deliberante por su colaboración con el Equipo Argentino de Antropología Forense

Asistieron funcionarios municipales, provinciales y nacionales, representantes barriales, militantes y defensores de los derechos humanos. Hubo gran cantidad de adhesiones y un reconocimiento unánime a la valía de Emilce Moler como intelectual comprometida con “la búsqueda de verdad, memoria y justicia”.



El Honorable Concejo Deliberante del Partido de General Pueyrredon otorgó hoy ladistinciónal“Compromiso Social” a Emilce Moler “por su compromiso con los derechos humanos, su solidaridad e incansable trabajo en Antropología Forense”.


La distinción fue entregada en el marco de un acto desarrollado en el recinto de sesiones, con las presencias del secretario de Gobierno, Marcelo Artime –en representación del intendente Gustavo Pulti-; la diputada nacional Adela Segarra; la concejal Verónica Beresiarte (autora de la iniciativa) y Pablo Vladimir Retamoza (FpV); los ediles Héctor Rosso, Javier Woollands, Débora Marrero, Carlos Aiello y Diego Monti (AM), el concejal Maximiliano Abad (UCR); el director de Política Deportiva del ex EMDER –Deporte Mar del Plata-, además de militantes barriales y sociales, defensores de los derechos humanos e invitados especiales.


En primer término el locutor oficial mencionó la gran cantidad de adhesiones que llegaron saludando a Moler y su distinciones, entre las que estuvieron las de los escritores Felipe Pigna y Mempo Giardinelli, la del Equipo Argentino de Antropología Forense, la de la UNLP y la UNMdP, la de la Cámara de Diputados de la provincia de Santa Fe, la del ministro de Educación de la Nación, Alberto Sileoni, la del nieto recuperado Manuel Goncalvez, la de CETERA, la de Familiares de Detenidos Desaparecidos y Víctimas del Terrorismo de Estado del Centro y Sur de la provincia de Buenos Aires y otras, de organizaciones de derechos humanos, barriales y agrupaciones políticas.


Luego fue proyectado el video institucional “Historias de Abuelas. La identidad no se impone”, realizado por personal del Teatro Auditorium-Centro Provincial de las Artes, tras lo cual el locutor oficial leyó una adhesión del Presidente del Cuerpo Deliberativo local, Ariel Ciano: “`Todas las palabras son esenciales, lo difícil es dar con ellas”. Quizá esta frase del poeta Jacobo Fijman sirva para graficar lo difícil de encontrar los términos y de hilvanar las ideas para expresar lo que uno siente en situaciones como ésta.


Lamento no poder estar presente en el recinto del Concejo en este homenaje a Emilce. No tengo una amistad con ella ni un trato frecuente pero siento admiración por su historia y la de tantos otros chicos jóvenes, hombres y mujeres que pelearon por lo que creían y que, por ello, sufrieron lo indecible.


Hoy no se está distinguiendo sólo a Emilce sino lo que ella representa. Sus ideas, sus sueños, su compromiso con la lucha por los Derechos Humanos que hoy es patrimonio de todos los argentinos gracias a la política que lleva en ese sentido el Gobierno nacional desde 2003 pero que hace más de diez años era una pelea desigual. Incluso contra el gobierno que indultó a los asesinos.


Emilce es sinónimo de perseverancia y es un ejemplo porque en ella estamos reivindicando la lucha de tantos otros. Porque en ella estamos poniendo en valor los sueños de muchos que pensaron un país más justo, un país con igualdad de oportunidades.


Entonces estamos reconociendo a una persona extraordinaria pero no sólo por lo que sufrió, sino por cómo canalizó ese dolor. Porque no se quedó con el deseo de venganza pero sí con el compromiso de contar lo que vivió, de dar su testimonio. Porque no se relamió en rencores y siguió adelante con las ideas que siempre tuvo. Porque no se quedó en el pasado sino que empezó con nuevos sueños y, entre ellos, siempre estuvo uno de los más importantes para nuestra sociedad: el de memoria, verdad y justicia”.


La propia homenajeada agradeció la distinción y señaló: “El pasado no es pasado, es presente, nos interpela, nos hace decidir qué queremos como ciudadanos. Y este acto es la memoria del presente, un reconocimiento colectivo a todos los que mantuvieron esa memoria, la del compromiso de todos y por todos. Lo que se está poniendo en valor es la reconstrucción de la memoria, que no es fácil porque no es lineal, porque Julio López sigue desaparecido”.


Moler añadió: “Soy muy discutidora porque la vida me hizo dura. Agradezco profundamente, porque podemos tener disputas y diferencias, pero prevaleció –en este reconocimiento a todos- la recuperación de la memoria para la construcción de nuestro futuro. Por eso me emociono viendo a los jóvenes en este recinto”.


Luego, Beresiarte hizo uso de la palabra. “Este reconocimiento es una iniciativa de los militantes de colegios secundarios. Hoy nos convocan los chicos, un dato no menor que llena de emoción. Son ellos los que retoman la historia. Nos enorgullece que ella siga siendo bandera de los jóvenes”.


A continuación, Mariana Cuesta, hija de Moler, leyó una emotiva carta donde destacó: “Estamos reconociendo la lucha por la verdad, memoria y justicia, lo que marca un cambio de época. Crecimos en una casa con una mamá que dio testimonio en cada juicio a pesar que parecía que las puertas se iban cerrando; se cerraban las puertas, pero no la palabra porque no claudicaste, por los compañeros que están y los que ya no están. Te vimos dolorida, nunca derrotada porque los compañeros viven y porque estamos construyendo el país que ellos soñaron”.


Luego, Segarra también tuvo unas palabras para su amiga y compañera de militancia: “Con Emilce nos conocimos en 1975, en las marchas de la UES por el boleto estudiantil. Teníamos 14 ó 15 años. Hoy, la vida y la historia nos da la oportunidad de ver este homenaje. Estamos en un momento donde podemos contar nuestra historia y podemos hacerlo porque a partir de 2003, la memoria, verdad y justicia pasaron a ser una política de Estado, que nos permite reivindicar la historia de todos los compañeros. Se pudo contar de verdad, la verdadera historia y lucha de los compañeros. Y es el primer homenaje de la ciudad que Emilce adoptó para tener su familia y criar a sus hijos. Me emociona mucho”.


A continuación, Artime también hizo uso de la palabra: “Moler es una muestra de que cuando la militancia va acompañada de herramientas intelectuales y de compromiso, los resultados son más concretos. Y es maravilloso que sea reconocida por una iniciativa de los jóvenes. Jamás especuló sobre qué decir y cómo militar; siempre hizo lo que sintió que debía y se comprometió a fondo en cada época que atravesó el país desde la dictadura”.


A su turno, el joven Manuel Golo –de la Federación de Estudiantes Secundarios-, explicó los motivos del reconocimiento. “Es complicado pensar la ciencia en pos y al servicio del pueblo y cómo podemos usar el conocimiento científico en pos del desarrollo de la comunidad y las reivindicaciones necesarias. Por eso nos pareció necesario reconocerla e importante estar en el recinto de la democracia”. Y añadió: “Queremos que sepa que sus reivindicaciones son las que llevamos nosotros ahora. Intentaron cortar las flores pero no pudieron impedir el devenir de la primavera. Estamos en un mejor país, de desarrollo, innovación tecnológica e inclusión. Tenemos el voto a los 16, que es muy importante”.



Fundamentos



El presente reconocimiento haya su objeto en la valoración que hacen las nuevas generaciones respecto de la lucha que llevaron adelante los estudiantes que protagonizaron“La Noche de los Lapices”, hecho ocurrido en septiembre de 1976 y que encontrara a Emilce Moler como una de sus protagonistas.


Moler se recibió como Profesora universitaria en Matemática en la Universidad Nacional de Mar del Plata y es Doctora en Bioingeniería egresada de la Universidad Nacional de Tucumán. Además, es Magister Scientiae en Epistemología y Metodología de la Ciencia de la Universidad Nacional de Mar del Plata.


Se desempeñó como Directora de proyectos de investigación en temas de Enseñanza de Matemáticas Superiores, Procesamiento de Imágenes Médicas y de Antropología Forense.


Es una de las cuatros sobrevivientes de lo ocurrido el 16 de Septiembre en La Plata conocido como “La noche de los Lápices”. Emilce tenía 16 años y estudiaba en el Bachillerato de Bellas Artes cuando fue secuestrada. Desde aquellos años, ella militaba en la Unión de Estudiantes Secundarios (UES).


Su investigación científica en restauración de huellas digitales en personas desaparecidas colaboró en la identificación de dos personas y en uno de los casos permitió que se recuperara un nieto: Manuel Gonçalves. Ha sido docente de la Universidad Nacional de Mar del Plata y ha ocupado cargos como Directora del Departamento de Matemática de la Facultad de Ingeniería y el de Secretaria Académica de la mencionada Universidad entre los años 2004 y 2006.


A partir del 2006, se desempeñó como Coordinadora de Investigaciones e Información Estadística de la Secretaría de Políticas Universitarias del Ministerio de Educación de la Nación. Posteriormente, trabajó como Asesora del Ministro de Educación de la Nación, a cargo de las actividades de implementación del Decreto de la Asignación Universal por Hijo.


Emilce Moler también participó en el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva como Responsable de la Unidad de Evaluación y Aseguramiento de la Calidad, de la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica.


En su calidad de ex-detenida desaparecida ha trabajado permanentemente con distintos Organismos de Derechos Humanos locales y nacionales, colaborando en llevar a la Justicia a los represores de la última dictadura cívico-militar.


Ha dado su testimonio en juicios relevantes y difundió lo ocurrido durante “La Noche de los Lápices” para mantener vivo el recuerdo y la memoria.


Desde el año 2006, Emilce Moler es miembro de la Comisión Provincial por la Memoria, donde colabora activamente con el Programa Jóvenes y Memoria.


Es militante del Movimiento Evita donde ocupa el cargo de Secretaria de Educación desde 2012 e integra también, la Mesa Ejecutiva de Capital Federal. Actualmente se desempeña en el cargo de Subsecretaria de Fortalecimiento Institucional del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación.


A lo largo de su carrera ha recibido distintos premios por sus aportes en temas de investigación en el Equipo de Antropología.


Por su compromiso con los derechos humanos fue declarada Ciudadana Ilustre de la Ciudad de La Plata y postulada al premio “Mujer Destacada del año” por la Cámara de Diputados de la Nación en el 2010.