Viernes 23 de Septiembre de 2016

Se inició el análisis para modificar el actual Código de Publicidad en General Pueyrredon

Se realizó hoy, viernes 23 de Septiembre, una Jornada de Trabajo para analizar un ante-proyecto del Código de Publicidad, con la aspiración de reemplazar al que está vigente actualmente.
Estuvieron presentes funcionarios del Departamento Ejecutivo, concejales, agentes publicistas, representantes de cámaras profesionales del sector y de la actividad comercial, con el objeto de analizar y evaluar el presente Proyecto de Ordenanza “Nuevo Código de Publicidad del Partido de General Pueyrredon”.
La concejal Patricia Leniz (AA), impulsora de la convocatoria, tuvo en cuenta “las observaciones realizadas por los sujetos de la Publicidad en la Ciudad de Mar del Plata, y atento a la falta de inversión en concepto de publicidad, por las limitaciones impuestas en la Ordenanza Nº 20.276, “Código de Publicidad”, seguido a la difícil lectura para el común de los ciudadanos” para impulsar un proyecto alternativo –de su autoría-, que ha sido expuesto al debate y análisis.
Se prevé la realización de nuevas jornadas de trabajo para avanzar en la elaboración de un proyecto que, más adelante, atraviese las instancias administrativas del Honorable Concejo Deliberante, más precisamente las comisiones internas del Cuerpo Deliberativo.
La intención de esta iniciativa es lograr una “flexibilidad para alentar a las grandes marcas para invertir en el distrito, generando puestos laborales, en forma permanente como los de las temporadas estivales. Reforzando el aspecto turístico de Mar del Plata. Como así también otorgar nuevas posibilidades a los comerciantes que desean publicitarse y cambiar la imagen de su negocio”.
Su argumento para impulsar una modificación es por haber “encontrado serios y grandes inconvenientes al momento de su aplicación, en determinados rubros comerciales, por sus características edilicias (construcciones de vidrios, techos bajos, retiro de frentes, etc.), y en relación a la rigidez de la actual ordenanza, podemos decir que no tiene posibilidades en estos casos de colocar letreros publicitarios. Por ello, en aras de que cada comerciante tenga la posibilidad de poseer un elemento publicitario por el cual se pueda identificar, es que se trabajo para cambiar lo dispuesto por el cuerpo normativo vigente en todo sus articulados”.
Y añadió: “En el caso en particular de marquesinas publicitarias, se encuentran en general prohibidas. En excepción se menciona a los hoteles y teatros, por lo que se considera que se debería permitir en clínicas, hospitales y salas velatorias”.
También propone modificaciones en los vehículos de promoción, por cuestiones de seguridad.