Miércoles 8 de Junio de 2016

Emotivo acto de reconocimiento al deportista Mauricio Javier “Coqui” Ibarbure como “vecino destacado”

El Honorable Concejo Deliberante entregó hoy, miércoles 8 de Junio, la distinción “Vecino Destacado” del Partido de General Pueyrredon a Mauricio Javier Ibarbure “en reconocimiento por ser un ejemplo de vida, de perseverancia y superación siendo un modelo para la comunidad”.
El acto se desarrolló en el recinto de sesiones, presidido por el Presidente del HCD, Guillermo Sáenz Saralegui (AA); junto a los concejales Cristian Azcona –autor de la iniciativa- y Alejandro Carrancio (FR); Patricia Leniz, Patricia Serventich y Javier Ignacio Alconada Zambosco (AA); Héctor Rosso (AM); Gonzalo Quevedo y Mario Rodríguez (UCR), además de familiares y amigos de “Coqui”.
En principio fueron proyectados dos videos: el primero, el institucional “Historias de Abuelas. La identidad no se impone”, realizado por personal del Teatro Auditorium-Centro Provincial de las Artes. Luego, otro sobre la trayectoria deportiva de “Coqui” Ibarbure.
Como es habitual en estos casos, el Presidente del Cuerpo Deliberativo dio la bienvenida a los presentes: “Buenos días a todos. Es una gran alegría este reconocimiento. “Coqui” es un ejemplo de vida. Y también lo es la gente que está junto a él, que lo acompaña en sus desafíos, en la superación constante de obstáculos que él demuestra cómo afrontar. Estoy orgulloso de ser parte de esta institución, que demuestra ser sensible a todas las manifestaciones sociales que se producen en el distrito y que es, en definitiva, la casa de la democracia, la casa de todos los marplatenses y batanenses”.
Luego, la representante de la entidad Organización Juan Agradecido (OJA), Silvana Moraza, expresó: “Buenos días a todos. Gracias por la convocatoria y por haber generado este reconocimiento. Como mamá de un chico que es especial puedo decir que este acto sensibiliza mucho. No hay que tenerles lástima a ellos; porque la lástima, lastima. Tienen muchas cualidades. A Coqui lo conocí hace cuatro o cinco años, cuando compartimos un lindo momento jugando a las bochas. Siempre, a partir de ahí, hemos intentado ayudarlo todo lo que podíamos para que él pudiera viajar. Cada mamá trata de que su hijo tenga lo mejor. Ellos necesitan independencia, la mayor posible. Y me alegro que ahora él esté a punto de ser papá. Nuestra organización apunta a que los chicos como él logren la mejor calidad de vida, que puedan involucrarse, que logren independencia”.
Después, Berta, la mamá de Coqui, expresó: “Agradezco a todos el acompañamiento. Uno sólo espera un hijo y nunca está preparado para lo que viene, sea un chico normal o especial. Puse todo mi esfuerzo y tuve que salir a trabajar y enseñar a los hermanos a que pudieran colaborar también. Agradezco a todos y agradezco a Coqui”.
Por su parte, Diego Del Valle, amigo del agasajado, manifestó: “Gracias a todos los que están acá, acompañando a Coqui. A él lo conocí hace dos años, cuando me enteré que le faltaba dinero para viajar a Beijing. Cuando nació no existían las herramientas que hay en la actualidad. La mamá tuvo que hacerlo sola. Y para mí, la zurda mágica es la de Coqui, con la cual se comunica a través de las redes sociales. Sólo hay que darle tiempo. Es el único factor que hay que brindarle. Su mente es brillante, tiene un corazón enorme, un coraje único. Supera obstáculos todo el tiempo. Es un ejemplo de vida. Él, hace de un problema una posibilidad de crecer. Por eso, va a viajar a su quinto Juego Paraolímpico. Y por eso Coqui necesita que le brinden la posibilidad de trabajar. Él supera cualquier obstáculo que le pongan enfrente”.
En tanto, Azcona agradeció la presencia de los presentes. “Siento orgullo de que la función pública me permita reconocer a Coqui. Es una de las satisfacciones que me llevo. Quiero felicitarlo a él, a su mujer, al bebé que viene en camino. Y también a su mamá. Está muy bien que nos hablemos a la cara, porque el Estado le debe mucho a Coqui”.

Fundamentos

Mauricio Javier Ibarbure nació el 20 de julio de 1981 en la ciudad vecina de Miramar. Como consecuencia de un parto difícil padece Parálisis Cerebral Severa, lo que trajo aparejado que no pueda utilizar sus miembros superiores; pero con ayuda de médicos, terapistas y toda su familia logró salir adelante, utilizando sus pies en lugar de sus manos.
A la temprana edad de cinco años se mudó con su familia a Mar del Plata para realizar los tratamientos de rehabilitación que su diagnóstico requería.
A la edad de diez años, Mauricio Ibarbure tuvo la oportunidad a través de CIDELI - Círculo Deportivo de Lisiados- de comenzar a jugar a las bochas. Los profesores lo incentivaron e invitaron a jugar, desde ese día practica la disciplina boccia.
Un año más tarde ingresó a la Selección Nacional de Boccia, compitiendo en torneos nacionales y tiempo después, en las competencias internacionales.
A los 16 años ganó su primera medalla de oro de América compitiendo en Canadá, accediendo al título de Campeón Americano de Boccia.
Participó de los Juegos Paralímpicos de Sidney 2000 con solo diecinueve años, representando por primera vez a Mar del Plata en una competencia olímpica. Posteriormente participó en los Juegos Paralímpicos de Atenas 2004, Beijing 2008 y Londres 2012.
En el año 2013, Mauricio Ibarbure clasificó y participó de la Copa América, realizada en Kansas en la que logra el 4to. lugar individual y una medalla de plata en equipo, que lo clasifica en el Mundial 2014 en Beijing, competencia que a su vez posibilita la participación en los Juegos Paralimpicos de 2016.
En Marzo de 2014, participó en los Juegos Parasuramericanos de Chile, donde obtuvo el 4º lugar, quedando posicionado en el puesto 11º del ranking mundial.
Participó del Mundial de Beijing 2014, siendo uno de los 11 deportistas que conformaron la delegación Argentina de Boccia.
Por ello ha merecido los títulos otorgados en este Honorable Concejo Deliberante como “Deportista Insigne" al representar a nuestro país en los Juegos Paralímpicos de Londres 2012, como así también al "Mérito Deportivo" por su desempeño en los Juegos Parasuramericanos en Chile llevados a cabo en el mes de marzo de 2014 y su clasificación para el Mundial de Beijing.
Asimismo, Mauricio Javier Ibarbure, se dedica a la pintura y participa de un programa denominado “Pintores con la boca y el pie” con sede en Suiza, por lo que recibe una beca mensual para comprar materiales y continuar capacitándose día a día, enviando una cantidad de obras estipuladas por año para su exposición y venta.
A lo largo de estos años Mauricio “Coqui” Ibarbure ha tenido que sortear obstáculos de todo tipo, tanto discriminatorios como económicos, emocionales y psicológicos; ha perseverado sin bajar los brazos para conseguir sus objetivos: su historia de vida es un ejemplo de superación personal y de lucha inquebrantable para todos los ciudadanos de Mar del Plata.