Lunes 27 de Enero de 2014

Emotivo acto de conmemoración en memoria de las víctimas del Holocausto

Los presentes coincidieron que “el ejercicio de la memoria permite generar conciencia sobre lo ocurrido y evitar que vuelva a suceder”. Se hizo una invocación religiosa y se encendieron seis velas en homenaje a las víctimas y a quienes comprometieron su integridad para echar luz en la oscuridad perpetrada por la barbarie.



El Honorable Concejo Deliberante de General Pueyrredonfue sede hoy del acto conmemoración en memoria de las víctimas del Holocausto,que se celebra cada año, el 27 de Enero por disposición de la Asamblea General de las Naciones Unidas como “Día Internacional de Conmemoración anual en memoria de las víctimas del Holocausto”, en su aniversario 69º.


Declarado “de interés” por el propio cuerpo deliberativo, el acto se llevó a cabo en el recinto de sesiones, con el acompañamiento de la Sociedad Unión Israelita Marplatense (SUIM) y fue presidido por la Presidente del HCD, Vilma Baragiola. También asistieron el titular del Instituto Cultural de la provincia de Buenos Aires, Jorge Telerman; en representación del intendente municipal Gustavo Pulti, el director general de Promoción y Protección de los Derechos Humanos, José Luis Zerillo; el secretario de Gobierno, Pablo García; el vicepresidente 1º del HCD, Héctor Rosso; y los concejales Lucas Fiorini (FR), autor de una iniciativa de reconocimiento; Cristina Coria, Maximiliano Abad y Mario Rodríguez (UCR); Ariel Ciano (AM) y Hernán Alcolea (monobloque). En tanto, por el SUIM estuvieron presentes, entre otros, su Presidente, Benjamín Alberto Schujman.


Durante el acto se proyectó un video con imágenes del holocausto y también el corto de “Historias de Abuelas. La identidad no se impone”, realizado por personal del teatro Auditorium-Centro Provincial de las Artes.


Rechazando toda negación, ya sea parcial o total, del Holocausto como hecho histórico, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la resolución 60/7 Condenando sin reservas todas las manifestaciones de intolerancia religiosa, incitación, acoso o violencia contra personas o comunidades basadas en el origen étnico o las creencias religiosas, dondequiera que tengan lugar.


Durante el acto, se destacó el siguiente fragmento: “Se decidió que las Naciones Unidas designen el 27 de enero -aniversario de la liberación de los campos de exterminio nazis- Día Internacional de Conmemoración anual en memoria de las víctimas del Holocausto, e instó a los estados miembros a que elaboren programas educativos que inculquen a las generaciones futuras las enseñanzas del holocausto con el fin de ayudar a prevenir actos de genocidio en el futuro. Y pidió al Secretario General que establezca un programa de divulgación titulado «El Holocausto y las Naciones Unidas» y que adopte medidas para movilizar a la sociedad civil en pro de la recordación del Holocausto y la educación al respecto, con el fin de ayudar a prevenir actos de genocidio en el futuro”.



Discursos



Baragiola fue la primera en hacer uso de la palabra: “Bienvenidos a este recinto, que es la casa de todos los marplatenses. Hace 10 años venimos dándonos la posibilidad de refrescar la memoria para no olvidar y no permitir que vuelva a brotar en el mundo la posibilidad de que se repitan las noches más negras del Holocausto. Agradezco a todas las autoridades presentes. Trabajemos fuertemente; esta casa está abierta para todos. Tenemos que seguir trabajando sobre la indiferencia que exista para que estas cosas no vuelvan a suceder. Memoria viva por siempre”.


En representación del intendente Pulti, Zerillo mencionó: “Bienvenidos a todos los presentes. Estoy emocionado y con orgullo de poder participar de esta conmemoración. Siempre tratamos de tener una mirada que englobe la problemática de los derechos humanos, recordando los motivos que llevaron al Holocausto y tratando de pensar cómo evitar que vuelvan a ocurrir. La persecución no terminó con la caída del régimen nazi. Entonces, debemos plantear cómo comunicar, cómo comportarnos para prevenir nuevos brotes y la admisión de políticas represivas y discriminadoras.


Por su parte, Telerman afirmó: “Gracias por esta invitación. La memoria no siempre sirve para evitar atrocidades. Por doloroso que sea, nos sirve para recordar que el Hombre es capaz de los actos más nobles, pero también de los más atroces. Y el Holocausto generó incredulidad hasta en los más expertos en la guerra, que no podían creer lo que vieron miembros del Ejército Rojo cuando ingresaron en los campos de exterminio, la profundidad más oscura y atroz en el peor momento del siglo XX”.


A continuación, un joven miembro de la comunidad del SUIM expresó unas palabras: “Entendemos al ejercicio de la memoria como la mayor herramienta para sentar las bases de nuestro futuro. Por eso hoy elegimos recordar. Lo más terrible es no poder reconocer en el otro a un ser humano. Nos consideramos luchadores contra la discriminación, luchadores por la igualdad, luchadores por la vida”.


También Fiorini hizo uso de la palabra para explicar la presentación de una resolución adhiriendo a la conmemoración de esta fecha: “Cuando el año pasado hice el curso sobre Holocausto, me pareció que no debíamos dejar de hacer un acto de memoria pública de un tema que me dio una gran riqueza intelectual. Lo importante es que la memoria es una condición necesaria –aunque quizás no suficiente- para evitar que se repitan alguno de los peores episodios de la humanidad. Lo que pasó en la Alemania nazi fue un gran proceso hacia el totalitarismo. Fueron cientos de años de sembrar un odio hacia una minoría que tenía identificación propia. Una elite intelectual se prendió a un discurso y lo propagó para que calara hondo en el pueblo, sentado sobre una circunstancial mejora económica. En la medida que aprendamos estas cuestiones evitaremos eventuales circunstancias similares”. Y cerró evocando palabras de ElieWiesel, premio Nobel de la Paz: “Lo contrario del amor no es el odio, sino la indiferencia; lo contrario de la belleza no es la fealdad, sino la indiferencia; lo contrario de la fe no es la herejía, sino la indiferencia; y lo contrario de la vida no es la muerte, sino la indiferencia entre la vida y la muerte”.


Finalmente, Schujman hizo un balance de la actividad que lleva adelante el SUIM y la importancia de conmemorar esta fecha: “Sesenta años después de la liberación del campo de exterminio de Auschwitz, la Asamblea General de la ONU dictó la resolución 60/7, decidiendo que el 27 de enero sea Día de recordación de las víctimas y de nuestro compromiso. E instó a que los estados miembros elaboren programas educativos para inculcar a las generaciones futuras las enseñanzas del holocausto, con el fin de prevenir nuevos actos de genocidio”.


Más adelante, agregó: “El objetivo es luchar contra todas las formas de odio y discriminación, incluido el antisemitismo. La importancia de este acto es recordar el compromiso. Es la educación en las aulas la manera más eficaz de llegar a los niños, y a través de ellos a sus hogares; pero para ello hay que formar a los docentes. Y Mar del Plata es pionera en esta iniciativa, desde 2008 se han capacitado casi mil docentes”.


En el tramo final del acto fueron encendidas seis velas: la primera, “en memoria de los seis millones de judíos asesinados en la Shoá”; la segunda, “por el millón y medio de niños asesinados en el mismo período”; la tercera, “por los miles de asesinados por los nazis en los campos por sus ideas políticas, religiosas o minorías culturales”; la cuarta, “en memoria de los justos entre las naciones que arriesgaron sus vidas para salvar a los judíos de la muerte”; la quinta, “en memoria de los sobrevivientes ya fallecidos”; y la sexta, para “iluminar el camino de la construcción de una sociedad mejor”.


En otro segmento, el jazán Gustavo Serrano Peker (SUIM, Córdoba) hizo una invocación religiosa y mostró las cualidades de su voz para entonar las estrofas de un tema musical, a capela, “Eli, Eli-Dios mío”, de HannahSzenes, heroína de la resistencia judía y poetisa húngara, fallecida en 1944.



Cómo se instauro la fecha



Vale destacar que el 1º de noviembre de 2005, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la resolución 60/7 en la que designó la fecha del 27 de enero como Día Internacional de Conmemoración anual en memoria de las víctimas del Holocausto.


Tras la aprobación de la resolución, el Secretario General de las Naciones Unidas describió este día especial como “un importante recordatorio de las enseñanzas universales del Holocausto, atrocidad sin igual que no podemos simplemente relegar al pasado y olvidar”.


En la iniciativa de la Asamblea General de la ONU, se pide a los gobiernos impartir programas educativos para alertar a las futuras generaciones y "ayudar a prevenir más genocidios".


“Es un deber nuestro que el Holocausto no sea simplemente una referencia enciclopédica, y no dejar que se desdibuje la memoria de Auschwitzy de otros campos de trabajos forzados, concentración y de exterminio que se localizaron en Europa en las futuras generaciones”, afirmaron los impulsores de la Ordenanza Nº, que se refiere a esta conmemoración.


Vale destacar que la Oficina Contra la Discriminación, la Xenofobia, el Racismo y la Protección de Datos Personales de la Municipalidad de General Pueyrredón, cumpliendo con una de sus funciones para la que fue creada ha organizado diferentes actividades que tienden a conmemorar el día internacional del Holocausto en nuestro Partido.