Jueves 19 de Mayo de 2016

Reconocimiento al programa “Un canto a la vida” de la Obra Don Orione

El Honorable Concejo Deliberante declaró hoy “de interés” la emisión del Programa de Televisión “Un Canto a la Vida”, que se realiza desde el Cottolengo Don Orione de Mar del Plata, en ocasión del cumplimiento de 10 años de la primera emisión de este envío.
En la ocasión se realizó un acto protocolar en el recinto de sesiones, donde el Presidente del Cuerpo Deliberativo, Guillermo Sáenz Saralegui (AA) y el concejal Alejandro Ferro (AM, autor de la iniciativa), entregaron una copia de la mencionada distinción al Padre Jorge Farfán, director del Cottolengo Don Orione y conductor del Programa “Un Canto a la Vida”, así como también a la periodista Lucía Calcopietro, co-conductora.
En primer lugar, Sáenz Saralegui dio la bienvenida a los presentes: “Bienvenidos al recinto de sesiones, que es la casa de todos los marplatenses y batanenses, la casa de la democracia. Esta es una situación especial, porque estamos reconocimiento a un programa interesante, hecho con amor y compromiso y con una fuerte impronta espiritual”.
Después, Ferro consignó: “Buenos días a todos y gracias señor Presidente del Concejo Deliberante por acompañarnos. Realmente me pareció muy bueno hacer esta distinción a un programa emitido durante los últimos diez años con una mística muy especial. No tiene otro interés más que el de ayudar al Hogar. Este reconocimiento nos permite meternos más aún adentro del programa, donde hay mucho por ver. Hay amor, lo más importante de todo. Se tiene un mandato espiritual de la fe católica. Se trabaja con personas, sabiendo que hace falta comprensión y ayuda. Se está distinguiendo un programa que implementa acciones para mejorar la calidad de vida de las personas”.
Calcopietro comentó, tras recibir el reconocimiento: “Estoy profundamente emocionada y muy contenta por las palabras del Dr. Ferro. Nos queda agradecer hacia quien tiene un gesto diferente para aquellos que por diversas cuestiones de la vida sufren dificultades. Este programa marcó un ´antes y un después´. Empezó siendo periodístico y luego fue cambiando. Conozco a los chicos, me acerqué a ellos y a Dios. Me sentí halagada cuando recibí la propuesta para hacerlo y espero seguir haciéndolo”.
Finalmente, el Padre Farfán expresó: “Es un momento especial y quiero agradecer al Presidente del Concejo Deliberante, por su presencia; y al señor concejal Alejandro Ferro por promover la iniciativa, así como al resto de los concejales por su apoyo. Son los residentes quienes le dan sentido al programa. Se muestran los valores de la vida. Estamos sorprendidos con esta gestión de reconocimiento. Ha sido un regalo. Como diría Don Orione, sigamos haciendo el bien a toda personas, respetando, escuchando, acompañando”.

Argumentos del reconocimiento

El Programa de Televisión “Un Canto a la Vida” se realiza desde el Cottolengo Don Orione de Mar del Plata cumple 10 años al aire emitiéndose por Canal 2. Se realiza a beneficio del hogar, todos los profesionales involucrados en la producción de la emisión donan sus honorarios, y no se venden espacios de publicidad, con el objeto de que llegue directamente el mensaje de inclusión y valorización de la vida.
El Padre Jorge Farfán, director del Cottolengo y conductor del Programa junto a Lucia Calcopietro, finaliza su desempeño en la congregación en el mes de mayo después de 12 años de trabajo ininterrumpido.
El Hogar Don Orione fue fundado el 23 de junio del año 2000 por el Padre Adolfo Gigon, en una casa ubicada frente a la Parroquia San José de Mar del Plata.
Allí se alojan 23 personas con discapacidad mental y/o motora que realizan sus actividades en el Centro de Día, que además recibe 6 concurrentes que asisten entre las 9.00 y las 17:00 hs.
Cuenta con un amplio plantel de personal para que la calidad de vida de los residentes sea óptima: asistentes de piso, enfermeras, profesionales, chofer, catequista, personal de mantenimiento, lavadero, cocina y supervisión.
La Dirección del Hogar está a cargo del Padre Jorge Farfán, en colaboración de una coordinadora técnica y una administradora.
Los “chicos” del cottolengo desarrollan sus actividades de la vida diaria y los siguientes talleres: música, carpintería, lutheria, educación física, musicoterapia, educación artística, estimulación cognitiva, yoga, natación, reparación y realización de objetos de madera e instrumentos musicales, teatro, terapia física, terapia ocupacional, catequesis, recreación, psicología y arreglo personal, teniendo abordajes tanto individuales como grupales.
Se lleva a cabo un proyecto de familia que tiene por objetivo propiciar un espacio para la familia de los residentes y concurrentes mediante actividades grupales e individuales para la toma de conciencia de las necesidades de su familiar con discapacidad.
También se lleva adelante un proyecto de difusión, con el objeto de difundir la labor de la obra en otras instituciones y dar herramientas para las visitas a nuestro hogar, de forma de brindar información sobre discapacidad y planificar las visitas en un marco de respeto hacia la privacidad de la casa y sus habitantes.
Entre los objetivos principales de la casa se encuentra la recuperación de la historia e identidad de la persona con discapacidad mediante el espacio psicológico donde propiciar el desarrollo de la expresión verbal, la puesta en palabras como medio de comunicación y resolución de conflictos, necesidades e intereses, mantener y desarrollar las funciones intelectuales y otros aspectos afectados, entre otras causas, a partir del ingreso y permanencia en una institución.
La realización del Programa de Televisión “Un Canto a la Vida” contribuye a la realización de los objetivos del Hogarcito, y a la difusión de la tarea que realizan diariamente y del mensaje de inclusión y valorización de la vida.