Martes 5 de Noviembre de 2013

Se conmemoró el “No al ALCA” en un acto de reconocimiento al embajador de Venezuela en Argentina, Carlos Eduardo Martínez Mendoza

Al cumplirse ocho años de la IV Cumbre de las Américas, donde un grupo de presidentes latinoamericanos patentó la postura “No al ALCA”, se realizó un acto conmemorativo en tal sentido, que tuvo lugar en el recinto de sesiones del Honorable Concejo Deliberante de General Pueyrredon. La ocasión fue propicia para entregar la declaración “Visitante Notable” de Mar del Plata al Embajador de la República Bolivariana de Venezuela, General de Brigada (EJ.) Carlos Eduardo Martínez Mendoza, “por sus denodados esfuerzos en pos de la cooperación de nuestros países en el marco de la unidad latinoamericana”.


Estuvieron presentes el vicepresidente 1º del Cuerpo Deliberativo, Fernando Maraude; los concejales Verónica Beresiarte –autora de la iniciativa de reconocimiento- y Pablo Retamoza (FpV); Carlos Aiello y Fernando Gauna (AM); la directora de Desarrollo Social, Alejandra Urdampilleta –en representación del intendente Gustavo Pulti-; la diputada nacional (FpV) Adela Segarra; el secretario general de SUTEBA, Roberto Baradell; el secretario general de CTA, Hugo Yasky; el Presidente de la Comisión Nacional de Ex Combatientes de Malvinas -del Ministerio de Interior y Transporte-, Ernesto Alonso, además de militantes barriales, sindicales y de agrupaciones políticas e invitados especiales.


En primer término fue proyectado el video institucional “Historias de Abuelas. La identidad no se impone”, realizado por personal del Teatro Auditorium-Centro Provincial de las Artes, tras lo cual fue leída una carta de adhesión del Presidente del Cuerpo, Ariel Ciano. En ese texto, mencionó: “Hace ocho años vivimos un momento histórico. Recuerdo aquel mediodía en el estadio Mundialista escuchándolo a Hugo Chávez decir dónde debía irse el ALCA, o escuchando el discurso de apertura de la cumbre por parte de Néstor Kirchner y las intervenciones de Lula y Tabaré.


Chávez, en la conferencia de prensa –con el ALCA definitivamente enterrado- los llamó “los 4 mosqueteros” que habían defendido a América Latina.


La Asociación de Libre Comercio de las Américas (ALCA) que proponía Estados Unidos, con Geoge Bush a la cabeza, era un proyecto que pretendía expandir el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA) que redundó en déficit comerciales pero sobre todo en pérdida del empleo, bajos salarios, y pobreza.


Argentina venía de la década del 90, una de las más tristes de la historia nacional, donde el país se puso al servicio del liberalismo salvaje. Las relaciones carnales, las privatizaciones, la destrucción de la Industria Nacional, las flexibilizaciones que precarizaron el empleo, redundaron en un índice de desocupación que a finales de esos años y comienzos de siglo alcanzaban cifras del 24% y la pobreza a casi el 50% de la población.


Y aquel NO fue el punto de partida de la consolidación de lasoberanía económica y política de países como Argentina, Venezuela, Brasil, Uruguay, y luego Ecuador y Bolivia.


Aquel NO, quizá el primero tan grande, también permitió el crecimiento de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur) que tuvo un papel decisivo para dar por tierra al golpe de estado que sufriera el gobierno de Rafael Correa en septiembre de 2010 y para sostener el proceso y gobierno democrático de Evo Morales en Bolivia, entre otras intervenciones.


Por eso, en el homenaje que se hizo en este recinto a Hugo Chávez, propusimos y con otros concejales estamos concretando un proyecto para que en la ciudad haya un hito que conmemore la manera en que los pueblos unidos de América Latina le dijeron “no” al ALCA”.



Discursos



A continuación, Maraude dio la bienvenida a los presentes: “Buenos días a todos y todos. Queremos darles la bienvenida, feliz por compartir esta mesa. Nos hemos convocado para realizar un acto de justicia: la declaración de Visitante Notable del embajador de Venezuela. Hace ocho años, en Mar del Plata fue el comienzo de una historia distinta de América Latina, con Hugo Chávez, Lula y Néstor Kirchner”.


Luego, Urdampilleta señaló: “Recuerdo bien la alegría que sentí en esa marcha, lo que significó ver el estadio lleno y compartir ese momento. Fue tan fuerte lo que vivimos, porque fue el día que definitivamente se dio vuelta una página de la historia, gracias a Hugo Chávez y Néstor Kirchner y los pueblos. Es por la memoria de ellos que hoy, más que nunca, debemos seguir participando, trabajando, fomentando la unión de la Patria Grande”.


Después, Segarra también tuvo palabras de evocación: “Es un día de emociones y de compartir. Para muchos, los 90´ fueron el momento de concreción de las políticas neoliberales. Entonces, a partir de 2003 recuperamos la política como herramienta para transformar la realidad de nuestro país y de América Latina y el sueño de construcción de la Patria Grande, de la unidad latinoamericana. Y es importante llevar a la currícula de las escuelas la necesidad de institucionalizar y llenar de contenido el día 5 de noviembre como el momento en que se le dijo no al ALCA”.


“Estas son las situaciones que a uno lo emocionan y lo llevan a redoblar el esfuerzo y continuar adelante”, manifestó Baradell. “Néstor pasó a la inmortalidad cuando le dijo no a George Bush acá, en Mar del Plata. Y Chávez fue el comandante de la Patria Grande latinoamericana. Y a partir de ese No al ALCA vino la Unasur y el proceso de paz en Colombia, propiciado por Kirchner y Chávez. Es una década ganada en Latinoamérica”, añadió.


Además de haber sido proyectado un video sobre momentos esenciales transcurridos en la IV Cumbre de las Américas, Yasky también tuvo palabras de recuerdo para con la IV Cumbre de las Américas. “Es un orgullo estar acá, en Mar del Plata, y volver a tomar la bandera del rechazo al ALCA y de la integración de América Latina. No es un acto para nostálgicos, para el pasado, es para hacerlo con puños apretados mirando el futuro de nuestros hijos y estando atento con los voraces del imperialismo y sus socios locales”. Y añadió: “América Latina necesita que ese grito de libertad, cuando dijimos a Bush que no queríamos ser el patio trasero de Estados Unidos, siga siendo sostenido. Aquella fue una batalla, pero estamos en la guerra, que continúa porque ellos quieren. Cinco años antes de la cumbre, el único presidente que levantó la mano para decir que estaba en contra de Mar del Plata fue Hugo Chávez. En cuatro años, a partir de la resistencia de los pueblos, se dijo no al ALCA. Nada se puede hacer sin soberanía, sin potestad sobre nuestros recursos, si no tenemos capacidad de reivindicar las causas nacionales. Por eso hay que instaurar como Día de la Unidad de América Latina al 5 de noviembre”.


Beresiarte también hizo uso de la palabra: “Bienvenidos a todos y todas; hoy nos damos el gusto de evocar ese 5 de noviembre, que llenó de contenido a Mar del Plata y de orgullo a los marplatenses y batanenses.


Finalmente, el embajador Martínez Mendoza agradeció la distinción y consignó: “Es una fecha tan cara a los sentimientos de Argentina, América Latina y el caribe, que sirve para ratificar el compromiso con nosotros mismos en la consolidación de la Patria Grande. Esta fecha debe servir para instaurar a Mar del Plata como la capital de la dignidad y unidad latinoamericana. El grito del no fue gracias a hombres insustituibles y necesarios como Hugo Chávez y Néstor Kirchner. Y esa postura nos permitió la instauración de gobiernos progresistas que luchan contra el hambre, que buscan consolidar la igualdad”.



Fundamentos del reconocimiento



La visita a Mar del Plata del Embajador de la República Bolivariana de Venezuela, General de Brigada (EJ.) Carlos Eduardo Martínez Mendoza es el marco en el cual se otorga el presente reconocimiento.


Carlos Eduardo Martínez Mendoza, oriundo de la ciudad de Barquisimeto y egresado de la Academia Militar, adhiere fervientemente desde su accionar a la unidadlatinoamericana en el marco de UNASUR y MERCOSUR, procurando fortalecer los lazos de amistad y cooperación entre su país y la República Argentina.


Estas ideas fuerza de su pensamiento las fue desarrollando a lo largo de sus estudios en la Licenciatura en Ciencias y Artes Militares y, particularmente, en el Post Grado en Planificación Estratégica y Administración y Gerencia de Recursos para la Defensa en el Centro de Estudios Hemisféricos para la Defensa.


Una parte importante de este ideario pudo plasmarlo en su paso por la Dirección de Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA), especialmente en el desarrollo que tuvo la empresa en Latinoamérica.