Martes 19 de Enero de 2016

Dirigentes políticos, empresarios y funcionarios pidieron una ley nacional para que las clases empiecen en marzo

Durante la continuidad de la Jornada de Trabajo, realizada en esta ocasión en el teatro Colón, se plantearon algunas de las distintas medidas posibles a concretar con el objetivo de garantizar el inicio de clases el segundo lunes de marzo: Un documento conjunto que se dé a conocer a la comunidad; una marcha organizada por los gremios aglutinados en la CGT; una reunión entre intendentes con apoyo explícito de los Honorables Concejos Deliberantes de los distritos de la costa atlántica; el consenso generalizado para garantizar una temporada de 90 días que no vaya en detrimento de una educación sustentada sobre la calidad de contenidos -más que sobre la cantidad de clases-; una audiencia con máximas autoridades de Turismo y Educación de la Provincia y la Nación; y un proyecto de ley que espera la apertura de sesiones ordinarias en el Congreso de la Nación para garantizar esta propuesta.
Presidida por el intendente de General Pueyrredon, Carlos Fernando Arroyo, la reunión también contó con las presencias del Presidente del Honorable Concejo Deliberante, Guillermo Sáenz Saralegui (AA); el secretario del Cuerpo, Juan Ignacio Tonto; los concejales Cristian Azcona y Alejandro Carrancio (FR), Balut Olivar Tarifa Arenas (monobloque), Marcelo Fernández (AM), Federico Santalla, Patricia Serventich y Javier Ignacio Alconada Zambosco (AA), Daniel Rodríguez y Marina Santoro (FpV) y Mario Rodríguez, Luis Rech, Gonzalo Quevedo y Cristina Coria (UCR), además de dirigentes de cámaras empresarias del sector turístico, sindicatos y funcionarios del Departamento Ejecutivo, tales los casos de Blas Taladrid (UCIP), Raúl García (Sindicato de Empleados de Comercio); Pedro Fernández (CGT); Mario Marchioli (EMTUR), Vilma Baragiola (Secretaría de Desarrollo Social); Ana María Crovetto (Secretaría de Educación) y algunos consejeros escolares.
En principio, Mario Rodríguez abrió la jornada destacando: “Estamos en un lugar de encuentro para los marplatenses, como el Teatro Colón, para ratificar lo propuesto en la primera reunión, donde los sectores productivos, turísticos, sociales y educativos trabajemos mancomunados tratando de lograr nuestro cometido, lo consensuado: que se comprenda, tanto en la Provincia como en la Nación la necesidad que tiene un distrito como el nuestro de que las clases comiencen en marzo”.
Por su parte, Fernández, de la CGT, se refirió a la reunión desarrollada ayer con los legisladores oriundos de la quinta sección electoral tanto en la Provincia como en la Nación, donde se analizó el proyecto de ley en ciernes para que esta propuesta tenga sustento normativo por ley. “Teníamos hacía 10 días pautada una reunión con los legisladores, para sentarnos a hablar y buscar la manera de que la temporada se extienda hasta la segunda semana de marzo. Se leyó un anteproyecto, consensuado entre los sectores. Se demostró que cuando se presenta la oportunidad, Mar del Plata no se esconde y actúa unida. Entiendo que el intendente, el jefe político de la ciudad, debe ponerse al frente del reclamo. Y la CGT apoyará incondicionalmente. No estamos de acuerdo aquellos funcionarios que toman decisiones inconsultas que perjudican a distritos turísticos como el nuestro”.
En tanto, el intendente Arroyo volvió a calificar como “una burrada” la decisión de iniciar las clases el viernes 29 de febrero. Y acotó: “Esta iniciativa es altamente meritoria porque estamos defendiendo el trabajo de nuestra población”.
Arroyo añadió: “Hay un tema que no fue tratado con la profundidad que se merece, que es la cuestión pedagógica y su vínculo con los 180 días de clases. Tengo 40 años de docente y por lo tanto he asistido muchísimo a los inicios de ciclo lectivo y tengo muchas horas de clases. Es un tema recurrente, porque ha habido situaciones de conflicto en varios inicios. La duración de la temporada se va achicando paulatinamente, lo que afecta la decisión de inversiones en el sector turístico, las fuentes laborales y, por ende, la salud financiera de muchísimas familias”.
Y aclaró: “Ninguna medida relacionada con la cantidad de clases garantiza la calidad de la enseñanza, menos si las escuelas no tienen la infraestructura adecuada o si hay medidas de fuerza de los docentes por reclamos salariales justificados”.
Durante su discurso, el intendente manifestó: “Tenemos que mejorar la calidad de educación, capacitando a los docentes, mejorando las escuelas, garantizando aire acondicionado para tolerar el calor y calefacción para soportar el invierno, estableciendo mecanismos pedagógicos que aseguren la enseñanza mediante métodos que resulten atractivos a los chicos, incrementando sueldos para que los profesores se afinquen y generen identificación con las escuelas, evitando que vayan rotando por muchos establecimientos. Esta fecha de inicio es una burrada porque la cantidad de días por sí sola es una medida que no garantiza calidad. Estamos a 18 de enero y todavía no veo medidas concretas para solucionar los problemas de infraestructura en las escuelas. Tenemos que garantizar el acceso a la educación óptima de los alumnos. Estamos hablando de seres humanos, argentinos o extranjeros, que no deben ser perjudicados. Y también hablamos de una temporada marplatense que debe consolidarse positivamente, porque es fundamental para la economía de muchas familias. Tenemos que unirnos, ir todos para adelante”.