Viernes 29 de Mayo de 2015

Profesionales médicos y trasplantados hablaron sobre la importancia de donar órganos para salvar vidas

El HCD fue sede de un encuentro por el Día Nacional de la Donación de Órganos y Tejidos. Estuvieron presentes los doctores Alejandro Cristaldi –secretario de Salud del municipio-, Diego Fernández (Fundación Mar del Plata Trasplante), Martín Areta (Fundación Médica), Carlos Washington García (Centro Regional de Hemoterapia) y la Dra Báscolo de CUCAIBA.

El 30 de Mayo se celebra el Día Nacional de la Donación de Órganos y Tejidos y por tal motivo se llevó a cabo hoy, viernes 29 de Mayo, una Jornada de difusión en el recinto de sesiones del Honorable Concejo Deliberante, tendiente a concientizar a la población sobre las bondades y necesidad de donar para salvar vidas, desterrando ciertos mitos urbanos sobre el procedimiento que desemboca en la ablación y posterior trasplante.

Jornada de difusión

Con las presencias del Presidente del HCD, Ariel Ciano; el secretario de Salud, Dr. Alejandro Cristaldi, y los doctores Diego Fernández (Fundación Mar del Plata Trasplante), Martín Areta (Fundación Médica), Carlos Washington García (Centro Regional de Hemoterapia), Gregorina Báscolo y Patricio Zanardi (Cetro Único Coordinador de Ablación e Implante de la provincia de Buenos Aires –CUCAIBA-) y referentes de la Asociación Marplatense de apoyo al Trasplantado y de la Asociación Marplatense de Fibrosis Quística, se realizó una Jornada de concientización, reflexión y difusión desde las 10.00 hasta las 12.30 donde, después de una breve introducción de estos profesionales en la materia, una persona trasplantada -referente de organizaciones que trabajan todos los días en Mar del Plata- brindó su historia de vida.
En principio, tras la proyección de video institucional “Historias de Abuelas. La identidad no se impone”, realizado por personal del Teatro Auditorium-Centro Provincial de las Artes, Ariel Ciano se refirió al trabajo que se realiza permanentemente con el CUCAIBA y el Centro Regional de Hemoterapia en el Concejo Deliberante a fin de concientizar acerca de la importancia de donar. “Es imprescindible que se conozca cada vez más que donar órganos o sangre es una tarea sencilla”.
Tras recordar que hace unos días se reunió con los deportistas que estuvieron en los Jugos para trasplantados de Mendoza, habló de cómo fue la postulación de la ciudad para ser sede de los Juegos Mundiales de Deportistas Trasplantados. “Cuando fuimos a Durban, Sudáfrica, en 2013 junto a Horacio Taccone, el Presidente del EMDER, contamos con el apoyo de la gestión encabezada por el intendente Pulti y otros estamentos de Estado de los niveles provincial y nacional. Junto con la presencia y empuje de los deportistas y familiares logramos imponernos a Tokio y Berlín, nada menos, y traer los juegos a la ciudad”.
“Será un encuentro que servirá para que haya cada vez más donantes. Además, fomentará el turismo internacional, puesto que se espera arriben a Mar del Plata 2.000 deportistas de 53 países”, dijo.
Por último, Ciano puso a disposición una vez más el Concejo Deliberante. “Esta es la caja de resonancia política de la ciudad. Queremos seguir trabajando junto a todos ustedes para llevar este mensaje de solidaridad a todos nuestros vecinos. Porque donar órganos salva vidas”.
Cristaldi, por su parte, manifestó: “El trasplante ha ido creciendo progresivamente, donde en los últimos 5 años se hicieron 22 trasplantes hepáticos. Estamos trabajando mucho en promoción con el CUCAIBA, para sensibilizar a la gente y que sepa que donar órganos es donar vida, es ir más allá. Es donar vida después de la vida. En Argentina hay más de 7.500 personas esperando una donación para mejorar su calidad de vida. A través de la gestión del anterior secretario de Salud, Alejandro Ferro, se consiguió la sede para hacer los Mundiales de Trasplantados, imponiéndose a Tokio y Berlín. Ganamos porque se percibió que acá hay mucho por hacer, porque la donación venía creciendo y se estancó en 2012, y en 2013 y 2014 no ha aumentado”.
A continuación, el Dr. Fernández se refirió a las preguntas habituales de donantes y parientes, desterrando ciertos mitos referidos al procedimiento de captación, ablación e implante. “Hay muchas personas que nos hemos sumado a un trabajo que se viene haciendo hace muchos años en Mar del Plata en materia de transplantología. Generar más órganos para nuestros pacientes es el objetivo. La donación cadavérica es de sólo el 5 por ciento por un millón de habitantes en Argentina. Lo más difícil es convencer a los adultos mayores de 30 años, los más escépticos. Todos podemos ser donantes; es importante aclararlo. El procedimiento es absolutamente trasparente; están involucradas varias instituciones y muchas personas, alrededor de 150, en la ablación de los distintos órganos, en la determinación mediante estudios de la certificación de muerte cerebral. El cuerpo no es descuartizado, el trabajo se hace con tremendo respeto y la imagen del cuerpo del cual se extraen los órganos queda disimulado como si se hubiera hecho una incisión por cirugía”.
El Dr. Fernández siente que “a veces, las dudas e inquietudes escondes formas de justificarse para no presentarse como donante posible, como las creencias religiosas o la edad del donante, que actualmente llega a ser de 80 años. Se trata de un acto de amor altruista y no hay cuestiones económicas involucradas. Ser rico y famoso no acelera la posibilidad de ser trasplantado. Y respecto al tráfico de órganos, por la dimensión de la gente e instituciones involucradas, es imposible que suceda”, aclaró.
Luego, el Dr. Areta consignó: “Esta jornada apunta al primer eslabón del trasplante, que es la difusión, para lograr el aumento del número de donantes. Fuimos pioneros en Mar del Plata, en 1985 hicimos el primer trasplante renal. Hemos visto la evolución de las organizaciones, siendo conscientes de la necesidad de una organización integral para establecer marcos regulatorios esenciales y cuestiones logísticas, poder organizarnos y abarcar así todo el país. Siento que es necesario reforzar la actitud solidaria de la comunidad. Tenemos una tasa de trasplante de 5,5 paciente por un millón de habitantes. Tuvimos un pico en 2010 y 2011 y luego se planchó. Hay muchas cosas que se hacen bien y debemos mejorar otras”.
Luego, la Dra. Báscolo señaló: “Este espacio es muy importante por la difusión. En cierta forma, esta tarea tiene muchas complejidades y dificultades. Nosotros, en CUCAIBA, somos uno de los eslabones iniciales. Nunca planteamos la posibilidad de donación cuando el paciente está aún vivo, sino cuando ya murió. El protocolo es muy estricto. Mar del Plata es una ciudad con mucho potencial en la donación. Mucha gente se quiere sumar a esta tarea. Hemos tenido participación en los hospitales públicos y también privados, haciendo difusión”.
Finalmente, el Dr. Washington García se refirió a la extracción de sangre: “El Centro Regional de Hemoterapia fue inaugurado en 1999 con la intención de hacer un gra banco de sangre involucrando a la región sanitaria VIII y IX, tanto del sector público como privado. Son 65 instituciones a las que abastecemos con la misma calidad. No ganamos la batalla; estamos dando batalla. Nuestro lema es “dar vida en vida”. Por eso, aclaramos que todos los vivos pueden donar sangre. De 16.000 donaciones anuales en el año 2000, hoy tenemos 35.000. Nuestra área de influencia es el tercio de la Provincia, 40 localidades. Y nadie tiene que esperar la sangre o salir a donarla. Hemos creado 42 clubes de donantes, que son organizaciones que donan habitualmente. Hemos logrado tener más del 62 por ciento de donantes habituales”.
El objetivo es sensibilizar a la comunidad con la importancia que tiene la donación de órganos y sangre, a través de la historia de vida de personas que fueron trasplantadas o recibieron una donación.
También es intención de los organizadores trabajar en la difusión para que personas interesadas se puedan acercar a la actividad y puedan interiorizarse de las acciones y cómo donar órganos y sangre.
La Dirección de Cooperación Internacional y Relaciones con las ONG, a cargo de Marco Onufrovich, organizó esta jornada en el recinto de sesiones del Honorable Concejo Deliberante.
Esta fecha -30 de Mayo- se eligió porque fue el día en que nació el hijo de la primera paciente trasplantada de hígado en un hospital público en la República Argentina, en el Hospital Argerich. Este hecho muestra cómo es posible vivir y dar vida después de un trasplante.
En Argentina hay más de 7.000 personas esperando un órgano o tejido para vivir o mejorar su calidad de vida (ver página en www.incucai.gov.ar). En lo que va del año han sido donantes 232 personas y se han realizado 518 trasplantes. Si bien cada año se trabaja en concientizar a la población para generar una cultura de donación activa, la desproporción está a la vista. Donar es consolidar la vida en todos sus aspectos. Un donante puede dar vida, prolongar la vida y mejorar la calidad de vida de muchas personas que esperan y esperan, en esa lista casi interminable.