Martes 21 de Abril de 2015

El HCD reconoció los 30 años de trayectoria del Club de Abuelos Narradores

El Honorable Concejo Deliberante del Partido de General Pueyrredon declaró hoy de su interés los 30 años de labor ininterrumpida del “Club de Abuelos Narradores”.
En el marco de un emotivo acto, que tuvo lugar en el recinto de sesiones, estuvieron presentes los principales referentes de este colectivo cultural integrado por adultos mayores, a quienes se sumaron los concejales Cristina Coria (UCR, autora de la iniciativa de reconocimiento), Alejandra Urdampilleta (AM), Vilma Baragiola (UCR) y Lucas Fiorini (FR, vicepresidente 1°), además de la directora de Educación, Mónica Rodríguez Sammartino, y el director de Cultura, Leandro Laserna.
Luego de la proyección del video institucional “Historias de Abuelas. La identidad no se impone”, realizado por personal del Teatro Auditorium-Centro Provincial de las Artes, Fiorini dio la bienvenida a los presentes: “Buenos días a todos. Es un gusto compartir este encuentro con ustedes, resaltando la importancia que tiene todo trabajo desde las organizaciones sociales en la comunidad. Por encima de los gobiernos y del Estado o de los grandes grupos económicos está la persona como parte integrante de la sociedad civil. Y esta sociedad civil –y la democracia- se fortalece con el trabajo mancomunado de las personas con voluntad y fines comunes. Estos aportes no pueden ser suplantados por nada ni nadie”. Y añadió: “El aporte de los Abuelos Narradores es bien concreto y tiene mucho amor”.
A continuación, Coria expresó: “Es un gusto estar acá, con ustedes, y en este acto. Es un placer haber hecho este pequeño aporte, que es reconocerlos en estos 30 años de trayectoria. Siempre hay cómplices en esto, gente interesada en hacer aportes a la cultura y promover el bien común. Hace 30 años todo estaba por hacer en una comunidad inserta en una democracia joven. Algo que empezó como una buena iniciativa no se quedó en mero voluntarismo, sino que evolucionó. Ustedes son profesionales de la narración, tienen una preparación especial, colocando tantas semillas en nuestros niños. Tengo un profundo respeto, amor y agradecimiento. Tienen un criterio solidario y lo toman con toda la seriedad que el tema requiere. No imagino a cuántos chiquitos han sembrado en la inquietud de la lectura. Y esto nos remite a la relación entre abuelos y nietos, tan rica, que contiene el compromiso del amor”.
Después de recibir el reconocimiento, Delia Pezzati agradeció el gesto institucional del HCD: “Buenos días, estoy acá en representación de todas las abuelas. Somos todas iguales, no tenemos jerarquías. Y me pidieron que dijera unas palabras. A través de 30 años, el Club ha recibido numerosas distinciones, como del Concejo Deliberante, del Club de Leones, del municipio y otras instituciones. Se fortalece la vocación y el esmero que ponen los Abuelos Narradores en su gestión. Son custodios y transmisores de la memoria. Y sentimos orgullo de ir a los jardines municipales, por la atención y cariño que nos dispensan los niños, que acceden a la cultura a través de la literatura”.
Una de las abuelas leyó –“narró” un cuento, tras lo cual Rodríguez Sammartino también se refirió a la labor del Club de Abuelos Narradores: “Qué lindo encontrarse con este grupo de Abuelas Narradoras. Siento una gran admiración por lo que hacen, los chicos los ven venir y saben que algo distinto va a ocurrir. Narrar es crear expectativa por lo que viene, lo que requiere una técnica que se aprende dentro del club. Además se ha agregado la música ahora. Este club conjuga la política educativa que llevamos adelante, que apunta a que la educación es para todos y durante toda la vida”.
Y, finalmente, la directora del Club de Abuelos Narradores, María Victoria Padín, cerró los conceptos sobre el reconocimiento y la labor de este grupo de adultos mayores: “No quiero ser reiterativa pero no quiero dejar de agradecer. Nos sentimos honrados, hablo en representación de los 58 abuelos estables y los 30 que están ingresando. Estamos honrados y agradecidos”.

Argumentos del reconocimiento

La propuesta de María Rosa Solsona, directora de la Secretaría de Cultura y Educación en ese entonces, tiene sus inicios en el año 1984. El Club de Abuelos Narradores contaba con cinco miembros, llegando a la actualidad a sesenta voluntarios permanentes.
Se trata de una experiencia de transmisión oral y encuentro generacional que ha sido desarrollada en forma ininterrumpida, teniendo como objetivo al momento de su creación, el formar personas adultas mayores para contar cuentos a niños de comunidades desfavorecidas, rescatar la transmisión oral, recuperar la memoria colectiva e individual, enriquecer la interacción intergeneracional y entre pares, fortalecer el vínculo afectivo entre los abuelos y los niños, optimizar la calidad de vida de los adultos mayores y estimular sensiblemente a los narradores y a los niños con la literatura.
El Club tiene un aspecto teórico que comprende una breve historia de la narración oral, la formación acerca de los intereses de los destinatarios, como así también la formación sobre los autores, los estilos y los distintos géneros que existen dentro de la literatura.
En sus inicios se dirigieron a tres jardines de infantes municipales y tres hogares de día. Actualmente la institución tiene como actividad principal narrar cuentos en veinticuatro jardines y seis Casas del Niño Municipales, brindando un servicio a cuatro mil niños aproximadamente, durante todos los meses del ciclo lectivo, además de realizar visitas a otras instituciones escolares o sociales de comunidades desprotegidas.
Dicha institución promueve el estudio e grupo, haciendo hincapié en el respeto, la solidaridad y la alegría de compartir entre sus pares. De manera que subrayan el crecimiento del grupo como factor de contención para el crecimiento individual.
En el año 2004 por Resolución 2037, este Honorable Concejo Deliberante declaró de su interés la labor que efectúa el Club de Abuelos Narradores, por enriquecer la historia, la imaginación, el vocabulario y cultivar el hábito de la lectura de los niños.
En 2008, el Club de Leones Mar del Plata Norte les otorgó el Premio Hipocampo 2008 en el rubro “Educación para todos”.
En el año 2009, mediante la Ordenanza 19180, el Honorable Concejo Deliberante declara de su interés los 25 años de labor ininterrumpida.
Para el festejo de sus Bodas de Plata con la comunidad, han planificado la realización de una serie de acciones para difundir la tarea que realiza el Club, entre las que se destaca la edición de un libro y un disco de distribución gratuita con el auspicio de la Secretaría de Cultura, a la vez que realizarán presentaciones con acceso libre y gratuito bajo la denominación “Maratón de Cuentos” para todo público y jardines de infantes en el Centro Cultural Osvaldo Soriano.
La tarea que el Club de Abuelos Narradores desarrolla en forma incansable los hace merecedores de la distinción al “Servicio Solidario”, por enaltecer y mejorar la calidad de vida de muchos niños que de otra manera no habrían podido acceder a todo lo que ellos les brindaron mediante su labor.