Miércoles 26 de Noviembre de 2014

El diputado provincial Mauricio D´Alessandro ofreció una disertación en el HCD

El reconocido abogado y diputado provincial Mauricio D´Alessandro (Unión Celeste y Blanco) ofreció esta mañana, miércoles 26 de noviembre, una disertación donde se explayó en detalle sobre la relación conceptual y fáctica entre Medios de comunicaci{on y Justicia.
 
D´Alessandro, quien participa activamente de programas televisivos y radiales en los que se tratan temas judiciales de impacto social, abordó un amplio análisis sobre la relación que existe entre la Justicia y los medios de comunicación.
 
Durante la ocasión también estuvo presente, entre el público espectador, el concejal Maximiliano Abad (UCR).
 
En primer término, como es habitual, fue proyectado el video institucional “Historias de Abuelas. La identidad no se impone”, realizado por personal del Teatro Auditorium-Centro Provincial de las Artes.
 
Luego, directamente, D´Alessandro comenzó su disertación, donde hizo especial hincapié en el rol que juegan los medios de comunicación masiva en “acercar la inmediatez de justicia” a la población.
 
El funcionario lamentó que no se haya nombrado las vacantes existentes sobre todo en la Justicia Federal. A su entender, ahí radica parte del motivo por el cual se considera que la Justicia “tarda” en resolver las cuestiones pendientes. “En la Justicia Federal hay 57 nombramientos con ternas completas y a la espera de que un indeciso Poder Ejecutivo formule el pertinente acto administrativo. El año pasado, Cristina Fernández de Kirchner sólo designó 33 jueces, 74 menos que el año anterior”.
 
Y añadió: “Hay 145.000 abogados en la Argentina. Uno cada 260 personas ó cada 60 familias (tipo), pero la cifra se achica aún más si excluimos a los pobres, cuyo acceso a la justicia es casi nulo”.
 
D´Alessandro afirmó: “Hay una nueva justicia, que es mucho más rápida, que es la justicia de los medios; hace un tiempo, despreciada. La gente reclamaba a través de los medios conocer qué estaba pasando en los tribunales, donde supuestamente había un gran oscurantismo, faltaba trasparencia y los jueces hacían lo que querían. Esto es lo que pensaba la gente; pero para combatir esto la Justicia encontró una solución, que partió del Centro de Información Judicial, de la Corte Suprema, que empezó a dar a publicidad sentencia y testimonios y lo que pasaba en los juicios”.