Viernes 14 de Noviembre de 2014

Se realizó un homenaje a Enrique “Quique” Lannoo, por sus 60 años de trayectoria artística

En el marco del Año Cortazariano.En la ocasión se entregó un reconocimiento al músico Quique Lanoo por sus 60 años de trayectoria artística. Fue leído un texto dedicado al autor de “Rayuela” e interpretados dos temas en cello y órgano. El acto tuvo lugar en el marco del centenario del nacimiento del escritor Julio Cortázar.
 
El Honorable Concejo Deliberante de General Pueyrredon entregó hoy, viernes 14 de Noviembre, un merecido y emotivo reconocimiento al músico Enrique “Quique” Lannoo por sus 60 años de trayectoria artística. El acto, que tuvo lugar en el recinto de sesiones, se desarrolló en el marco de la distinción al escritor Julio Cortázar, al cumplirse el centenario de su natalicio y a 30 años de su fallecimiento.
 
Por ello, en este contexto, el Honorable Concejo Deliberante del Partido de General Pueyrredon expresa su reconocimiento al violonchelista Enrique “Quique” Lannoo, en ocasión de estar cumpliendo 60 años como músico profesional, “corolario de una aquilatada trayectoria y calidad musical de excepción”.
 
Estuvieron presentes el Presidente del Cuerpo Deliberativo, Nicolás Maiorano (UCR), los concejales Eduardo Abud y Vilma Baragiola (UCR), Héctor Rosso (AM), José Cano (AA), Hernán Alcolea (FR) y Daniel Rodríguez (FpV); el secretario de Cultura, Leandro Laserna (en representación del intendente municipal Gustavo Pulti); el gestor cultural Pupeto Mastropascua; el gerente de SADAIC delegación Mar del Plata, Sergio Juric; y los músicos Julio Dávila, Daniel Robles y Oscar Salomoni; el defensor del Pueblo, Fernando Rizzi; y la docente Adriana Bocchino, Doctora en Letras y profesora de Teoría y crítica literaria de la UNMdP.
 
En primer término, como es habitual, fue proyectado el video institucional “Historias de Abuelas. La identidad no se impone”, realizado por personal del Teatro Auditorium-Centro Provincial de las Artes, tras lo cual Maiorano dio la bienvenida a los presentes: “En el marco del Año Cortazariano, este Honorable Concejo Deliberante ha resuelto entregar este reconocimiento a Quique Lannoo.  La verdad, cuando desde la política nos referimos a lo que hay que hacer mencionamos a la identidad como ciudad, como provincia y como nación. Y estudiando la trayectoria del homenajeado creo que es un referente internacional de nuestra identidad. Muy pocos países no lo conocieron o no lo tuvieron en su tierra haciendo música. Es un puente para la vinculación cultural a través de la música. Es lo que debemos resaltar cotidianamente entre todos. A través suyo, estamos reconociendo nuestra identidad cultural. Nos llena de orgullo que estés acá, gracias por haber venido”.
 
Durante el acto, la Dra. Bocchino leyó un fragmento de “Un tal Lucas”, de Cortázar, para mencionar también el vínculo del escritor con la familia Cedrón. Y señaló: “No hay síntesis posible para decir lo que representó no sólo para la literatura argentina, sino para la historia cultural y política. Hay que pensarlo en una dimensión latinoamericana, no sólo argentina; y quizás se observa mejor en un ámbito internacional, más que continental. Su obra “Rayuela” fue traducida a los idiomas más insólitos, a 84 lenguas. Es ciudadano del mundo y sus textos fueron incluidos en las escuelas primarias y secundarias. Y cuando llega a la escuela ya forma parte de los entrañables consagrados. Pero, además, significa la configuración de una idea de realidad efectiva, social y política, de la literatura y de la política. Es el encuentro de una literatura potente y su lector, una realidad donde no todo va a ser estúpidamente mejor, sino más verdadero y más profundo”. Y añadió: “Nos regaló una literatura monumental e inventó una nueva lengua, una manera de pensar que se va metiendo poco a poco en nosotros, una manera de armar nuevos mundos, nuestros imaginarios, las posibilidades de juzgar, de opinar y de decidir. Dada su innovadora estética, su original y prolífica producción según diferentes formatos y géneros, considerado Maestro del relato y la narración breve, prosa poética, fue asimismo el autor de novelas que marcaron  generaciones al tiempo que inauguraban una nueva manera de hacer y de leer literatura. Las rupturas espacio-temporales, la obsesión por problematizar las fronteras entre lo real y lo fantástico, desarrollando sus enigmas en las profundidades del lenguaje, junto al cuestionamiento y autocuestionamiento permanente, produjo una obra que seduce e hipnotiza, así como promueve la reflexión y la renovación antes de la producción artística. En su homenaje, lo mejor es leer a Cortázar, escucharlo en su propia lengua”.
 
Después de haberle entregado una distinción, referentes de SADAIC, en la persona del Maestro Dávila, también hicieron mención a la prestigiosa trayectoria de Lannoo. “Te hacemos llegar nuestras más sinceras felicitaciones por el merecido reconocimiento del HCD. Estamos orgullosos, tus colegas y amigos. Hemos sido músicos acompañando a los más grandes del tango, Quique. La pasamos muy bien. Te quiero como hermano, porque tiraste siempre para delante. Gracias a todos los que hicieron posible este acto, tan lindo, de reconocimiento a un tanguero”.
 
Finalmente, el propio homenajeado, al agradecer la distinción, recordó que se radicó en Mar del Plata por su madre, para cuidarla de cerca, hace diez años, y acotó: “Quiero agradecer sinceramente a este Honorable Concejo Deliberante, a todos los que organizaron este acto. Quiero ser breve: Para mí, este reconocimiento es como mi madre, porque yo hoy me siento hijo de Mar del Plata. Muchas gracias”.
 
En el último segmento del acto,  Quique Lannoo, Daniel Robles y Oscar Salomoni interpretaron dos tangos, respetuosamente apreciados por el público presente, que coronó la interpretación artística con un sostenido aplauso.
 
 
 
Argumentos
 
 
 
El presente reconocimiento tiene por objeto destacar la trayectoria delviolonchelista Enrique “Quique” Lannoo que en el presente se haya cumpliendo 60 años como músico profesional. 
 
Enrique Lannoo nació en la ciudad de Buenos Aires el 13 de abril de 1940. A los 5 años de edad comenzó sus estudios musicales y de piano con su madre Eugenia Pereiro de Lannoo y a los 9 años, con el profesor Ernesto Cobelli, Director del Conservatorio Santa Cecilia de Italia y toma clases, alternativamente, en el Conservatorio Municipal Manuel de Falla, en el Conservatorio Argentino, en el Conservatorio Santa Cecilia de Buenos Aires y en la Escuela de Música del Instituto Félix Fernando Bernasconi.
 
            En 1954, a los catorce años de edad, Enrique “Quique” Lannoo ingresa por concurso a la Sinfónica de Radio del Estado, hoy Sinfónica Nacional, siendo hasta la fecha el más joven de los músicos que se integró como personal estable un organismo sinfónico.
 
            En el año 1954 el Sindicato Argentino de Músicos y la Asociación del Profesorado Orquestal le otorgan el carnet de músico profesional.
 
            Durante los siguientes cuatro años se destacan sus maestros: Luis Gianneo en Dirección Orquestal; Valenti Costa en Dirección Coral; Washington y José María Castro en Interpretación y Eduardo Rovira y Teodoro Fuchs en Armonía Serial Dodecafónica. Conjuntamente con ello y desde 1956 se desempeña en diversos conjuntos, agrupaciones y orquestas en especial las de tango, de las que en su mayoría llegó a ser cofundador y con las que ha grabado y/o se ha presentado a tocar como: Luciano Leocatta; Tití Rossi; Kent Hamilton; Octeto La Plata; Osvaldo Manzi; Atilio Stampone; Aníbal Troilo; Eduardo Rovira; Ástor Piazzolla;  Pepe Basso; Osvaldo Pugliese; Enrique Mario Francini; Armando Pontier; Roberto Pansera; Osvaldo Piro; José Colángelo; Leopoldo Federico; Jorge Dragone; Héctor Artola; Carlos García; Donato Raciatti; Ernesto Baffa; Osvaldo Fresedo; José Cané; Horacio Salgán y Osvaldo Tarantino. También; acompañó, dirigió y grabó con cantantes como: Roberto Goyeneche; Alba Solís; Susana Rinaldi; Nelly Vásquez; Gloria Díaz; Silvia del Río; Josefina; María Garay; Virginia Luque; Néstor Fabián; Horacio Deval; Jorge Vidal; Alberto Castillo; Ángel Vargas; Roberto Rufino; Miguel Montero; Argentino Ledesma; Edmundo Rivero; Hugo Marcel y Plácido Domingo.
 
            Se desempeñó como violonchelista solista y concertino de la Banda Sinfónica del Ejército y Profesor de Armonía Serial Dodecafónica para Maestros Directores de Banda en cursos de post grado ante el requerimiento del Inspector General de Banda del Ejército Argentino, Coronel Músico Enrique Addis.
 
            Enrique Lannoo fue Director Artístico de L.S. 82 T.V. Canal 7 creando, instrumentando y dirigiendo una orquesta estable, con la que concretara 53 programas musicales con el nombre “Variedades Concert”.
 
            En el año 1968 crea, instrumenta y dirige el “Cuarteto Musical Buenos Aires” con Carlos Piccione en violín, Omar Murtagh en contrabajo y Arturo Peñón en bandoneón y en una segunda formación, con Reynaldo Nichele, Kicho Díaz y Néstor Marconi, respectivamente. Con éstos últimos graba un larga duración al que titula “Recital de Música Argentina”.
 
            Realizó innumerables actuaciones por todo el país, destacándose las que durante cuatro años, como cierre de los festejos del éxodo jujeño, realizó por la Dirección de Cultura.
 
Instrumenta, de acuerdo a un Decreto Presidencial, el Himno Nacional Argentino que hoy se ejecuta en todos los ámbitos nacionales y extranjeros grabado por la Banda Sinfónica del Ejército Argentino, con el apoyo de instrumentistas de cuerdas y coro del Teatro Colón de la ciudad de Buenos Aires, la instrumentación de Enrique Lannoo y la Dirección Orquestal del maestro Enrique Addis.
 
Enrique “Quique” Lannoo ha compuesto más de 100 temas, entre los que destacan “A mis dos Maestros” dedicado a Rovira y Pugliese y “Bohemia” a Ástor Piazzolla, además de composiciones como “Elegía para el amigo negro”, “A Don Enrique y Eugenia” y “A Horacio Paz”.
 
Como coautor, graba y edita, por primera vez en el país, música incidental con distintos poetas argentinos: Jorge Luis Borges, Andrés Chinarro, Oscar Vásquez, Juan Carlos La Madrid; entre otros.
 
De todas las formaciones creadas por Enrique Lannoo, están aquellas en las que grabó y realizó con violonchelo acompañado por piano y teclado junto a los maestros Johny Ventura, Tito Pacheco y especialmente con Mario Marzán.
 
En sus viajes al exterior se destacan los realizados a Japón en diversas oportunidades, uno junto a Osvaldo Pugliese donde realizan recitales por el término de un año. Allí, la Federación de Músicos de Japón lo nombra Músico Honorario de por Vida, por su apoyo a la difusión de la música tradicional japonesa.
 
En 1973, con la Orquesta Franchini - Pontier ofrece ochenta y seis recitales en Japón. Ese mismo año forma orquesta con Enrique Mario Franchini y la cantante Alba Solís, con quienes realizan diversas actuaciones en Estados Unidos.
 
En sus viajes a Brasil, entre ellos con Leopoldo Federico, el ballet de Juan Carlos Copes y la actuación personal del poeta Horacio Ferrer, Enrique Lannoo graba con los músicos brasileños más representativos: Eduardo Prates, Milton Félix, Elcio Da Costa Oliveira y Paolino Soares Da Silva. También se presentó con su Cuarteto Musical Buenos Aires y con su Quinteto junto al cantante Fernando Soler en San Pablo y en Río de Janiero.
 
En Colombia, junto al maestro Atilio Stampone, se presenta en las ciudades de Bogotá y Medellín organizados por la COTAL – Organización del Turismo de América Latina- junto a los cantantes Néstor Fabián; Horacio Deval; Enrique Dumas y Susana Rinaldi.
 
 
 
Serían innumerables sus actuaciones en el exterior; pero basta mencionar los países en los que presentó sus espectáculos de tango: Uruguay, Chile, Paraguay, Perú, México, Estados Unidos, Canadá, Japón, China, Rusia y Brasil. En nuestro país, se destaca el Unipersonal de Violoncello que realiza en los teatros Nacional Cervantes, Colón y Regina, en la Caja de Ahorro Postal, en los clubes Atlético Huracán, Independiente (donde integró la Orquesta Juvenil con Aníbal Noceto), Boca Juniors, River Plate, Racing Club; como así también en locales de esparcimiento nocturno: Michel, Michelángelo, Tango 66, Caño 14, Viejo Almacén, Casa Blanca, Café de los Angelitos, entre otros.
 
Ha obtenido diversos premios y reconocimientos: el Micrófono de Oro de Radio del Estado, el del Museo Municipal del Cine de la ciudad de Buenos Aires por su aporte a la renovación del cine argentino con su música, el de “Ciudadano Ilustre” de la ciudad de Buenos Aires y en 1995, la distinción de la Academia Nacional del Tango.
 
A partir de esa fecha, forma su “Quique Lannoo Quinteto” y firma contrato en Estados Unidos con el músico Juan Alfredo Silvetti para la firma For Ever Music y con el sello Odeón para grabar y distribuir seis CD en Japón, Holanda, Francia, Alemania, España, Italia, Canadá, Estados Unidos, México, Colombia y Argentina, más los derechos de video, televisión y ediciones personales con su quinteto.
 
Al brindar recitales en las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki, en el año 2000, se da el hecho de ser la primera vez que un conjunto argentino toca en escuelas primarias de ese país y el Gobierno de Hiroshima lo convoca para que toque un tango, a modo de homenaje, frente al mausoleo de los desaparecidos y muertos por la bomba atómica.
 
También en Japón, la firma Yamaha lo contrata para la realización de 16 seminarios de violonchelo para egresados y principiantes sobre la importancia de ese instrumento en la música argentina y en especial en el tango. En la oportunidad, forma un trío junto a Eduardo Malaguarnera en violín y Carlos Corrales en bandoneón y graban un CD. Hasta la fecha, continúa siendo convocado por Yamaha para brindar sus seminarios.
 
En septiembre de 2003, por razones de salud de su madre se radica en la ciudad de Mar del Plata. Tiempo después, forma nuevamente el “Cuarteto Musical Buenos Aires” con Ernesto Scorziello en bandoneón, José de Pilato en violín, Eduardo Luc en contrabajo y “Quique” Lannoo en violonchelo, arreglo y dirección.
 
Para la celebración de sus 50 años con la música y el tango realiza un concierto en el Teatro Municipal Colón. Cierra artísticamente el 20º Festival Internacional de Cine de Mar del Plata interpretando por primera vez su tema “Ástor”, que por su aceptación es declarado tema institucional.
 
Enrique Lannoo es invitado a la ciudad de Buenos Aires con su cuarteto para inaugurar la nueva bodega del Café Tortoni y la Sala del Museo Mundial del Tango de la Academia Nacional del Tango.
 
Convocado por la Secretaría de Cultura de la Provincia de Neuquén graba, junto al maestro Miguel Ángel Barcos y la Sinfónica de Neuquén, un CD de 10 temas de tango.
 
En 2011, Enrique “Quique” Lannoo forma su “Mar del Plata Tango Group” realizando distintas presentaciones en la Villa Victoria y en este Honorable Concejo Deliberante, en ocasión del reconocimiento de la UNESCO al Tango como “Patrimonio  Musical de la Humanidad”.
 
La Orquesta Municipal de Tango de Mar del Plata le brindó el “Tributo a Quique Lannoo de Gardel a Piazzolla” con la dirección del Maestro Julio Dávila. También la Sociedad de Autores de Compositores de Música de Argentina lo reconoció por sus méritos y trayectoria.
 
Actualmente, es Académico de Honor de la Academia Nacional del Tango de la República Argentina, creada por el Decreto nº 1235 de la Presidencia de la Nación en 1990.
 
El 2014 encuentra a Enrique “Quique” Lannoo cumpliendo 60 años como músico profesional de destacada trayectoria y calidad musical