Viernes 26 de Septiembre de 2014

Sentido homenaje a los militantes de la Resistencia Peronista en Mar del Plata, a 59 aņos del bombardeo

Fue instalada una placa con los nombres de José María Cartas, Julio Tomás Troxler, René Arnaldo Isuz, Pedro Álvarez, Marino Vuelta y Ángel Altuna, evocando a las víctimas dela Revolución Libertadora y del bombardeo ocurrido el 19 de Septiembre de 1955.



A 59 años del bombardeo de la Marinasobre los tanques de petróleo de YPF, la Comisión Permanente por la Memoria, Verdad y Justicia de General Pueyrredon–encabezada por su titular, Carlos Cervera, llevó a cabo un sentido homenaje a los militantes marplatenses de la Resistencia Peronista.El acto, impulsado por el bloque de concejales del Frente para la Victoria, fue emplazadoen Avenida de los Trabajadores N°800, en la zona puerto. Allí se descubrió una placa recordatoria del trágico hecho.


Estuvieron presentes, entre otros, el director general de Promoción y Protección de los Derechos Humanos, José Luis Zerillo, en representación del intendente Gustavo Pulti; los concejales Alejandra Urdampilleta (AM); MarcosGutiérrez, Verónica Beresiarte y Pablo Vladimir Retamoza (FpV), Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, entre ellas, María Juana Rivas, alias “Marucha”; el director del Teatro Colón y Teatro Diagonal, Luis Reales; la cantante Marita Moyano; y militantes del peronismo de base y agrupaciones barriales.


En primer término, Marucha agradeció la presencia de los invitados y destacó: “En esta fecha, hace 59 años, la Marina de nuestro país se atrevió a bombardear algo muy importante para nosotros con total impunidad. Y nuestra ciudad vivió algo parecido al triste bautismo de fuego de la Fuerza Aérea, que había bombardeado Plaza de Mayo, en un hecho que fue terrible, que dejó tantas víctimas y fue impune”.


Marucha continuó señalando: “La de 1955 no fue la Revolución Libertadora; fue la Revolución Fusiladora. Por eso, debemos continuar por este camino, pidiendo y haciendo justicia y encarcelando no sólo a los militares, sino a los civiles cómplices de la dictadura, para darle definitiva claridad a esta oscura y triste página de la historia argentina. Estos 59 años, en la vida de una persona es mucho; pero en la de un país es poco. Debemos esforzarnos por asegurar que tanto dolor generado sea compensado por el advenimiento de la justicia. Seguiremos adelante hasta ganar definitivamente esta batalla”.


Luego, Cervera acotó: “La lucha por la Memoria, Verdad y Justicia es posible por el camino previo trazado por Madres y Abuelas de Plaza de Mayo. La realidad es que nos cuesta creer que han pasado tantos años sin emplazar un reconocimiento a las víctimas de la Revolución Libertadora, acá, frente a donde se produjo un bombardeo que mató civiles, que arrojó bombas sobre los barrios, sobre la loma de la avenida Juan B. Justo y otros sectores y arterias. Este bombardeo fue necesario para consolidar un golpe de Estado contra un gobierno constitucional, porque demostró que los golpistas estaban dispuestos a todo. Por eso, debemos recordarlo, porque la historia que se repite, se transforma en farsa”.


Cervera añadió: “La Resistencia Peronista germinó ahí, con este golpe de Estado, se transformó en avanzada popular a partir de 1968 y se consolidó en 1972 con el regreso de Perón a la Argentina. Costó muchos muertos, también torturados y desaparecidos que lucharon por reivindicaciones sociales y laborales de la clase obrera y la población en general. Por eso, hay que juzgar a los responsables, incluyendo a los civiles. Nos llena de orgullo lo que pasó en el país en materia de derechos humanos a partir de 1983, y en especial a partir del 2003. Ahora, estamos incorporando a la historia y la memoria colectiva de Mar del Plata a estas víctimas que dejamos tallados en esta placa emotiva, porque fueron ellos los que germinaron la semilla de los jóvenes que luego lucharían por un mundo mejor, con las herramientas que el contexto específico ofreció en los 70”.



Referencia histórica



El 19 de septiembre de 1955, los ideólogos de la Revolución Libertadora, que habían irrumpido en la escena política días atrás, decidieron enviar a Mar del Plata el buque “9 de Julio”, proveniente de Puerto Madryn, con el objetivo de destruir los tanques de petróleo de YPF ubicados en la zona del Puerto, considerados como un objetivo estratégico en la ciudad.


“La campaña de desprestigio, difamación y persecución a los militantes peronistas que se inició a partir de aquel entonces no logró más que fortalecerlos y acrecentar su lucha”, evocaron miembros de la CPMVJ.