Martes 29 de Marzo de 2011

Acto en el recinto dio comienzo a ciclo por la memoria del Colegio de Trabajadores Sociales

Con la presencia del titular del Honorable Concejo Deliberante de General Pueyrredon, arquitecto Marcelo Artime, se realizó hoy en el recinto de sesiones un Acto por la Memoria a través del cual se dio inicio al ciclo de "Recuperación y Transmisión de la Memoria, Trabajo Social y Dictadura en Mar del Plata" organizado por el Colegio de Asistentes Sociales y Trabajadores Sociales de Mar del Plata, el cual fue declarado de interés por el Cuerpo Deliberativo local.


El encuentro, en cuyo transcurso se analizaron distintos aspectos de la práctica del trabajo social durante la última dictadura militar, se inició con un acto formal en el que Artime entregó a la titular del Colegio de Asistentes Sociales y Trabajadores Sociales de Mar del Plata, licenciada Ana Dasso, una copia del Decreto número 92 a través del cual el Cuerpo declara de su interés la realización del Ciclo.


Además de los integrantes del Colegio, el arranque del Ciclo –que se realiza en el marco de las actividades conmemorativas por el 35º aniversario del nefasto golpe de Estado de 1976- contó con la presencia de la concejal Leticia González -presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del HCD-, la arquitecta Alejandra Urdampilleta –Subsecretaria de Políticas Sociales de la Municipalidad de General Pueyrredon-, integrantes de la Asociación de Madres de Plaza de Mayo –Delegación Mar del Plata- y representantes de distintas unidades académicas y centros de salud de la ciudad, entre otros.


Al hacer uso de la palabra Artime resaltó la importancia de este tipo de realizaciones. “Son un ejercicio de la memoria y eso les da un valor en sí mismo” afirmó. “Pero ese valor –continuó- se incrementa cuando realizamos un análisis serio y concienzudo de cuáles fueron los hechos que sucedieron en el pasado, lo cual nos sirve aclararlos y evitar que se repitan”.


Por otra parte, el titular del Cuerpo Deliberativo estimó que a los trabajadores sociales “que han elegido una carrera que se basa en sondear las necesidades de los demás para poder ofrecerles respuestas profesionales y técnicas debe ser muy importante tener en claro qué pasó con sus pares en la época de la Dictadura”.


Al hacer un análisis más profundo de lo ocurrido con los trabajadores sociales durante la última Dictadura Militar, Artime recordó que los poderes dominantes de esa época tenían dos maneras de aniquilar a aquellos sectores de la sociedad que eran contrarios a sus objetivos. “Por un lado estaba la más manera más salvaje y clara, que consistía en secuestrar, torturar, asesinar y desaparecer –describió-. Pero también había otra forma, más ingeniosa y más cínica, que era la de degradar a determinados grupos sociales, ignorarlos, hacer que siguieran funcionando pero que no fueran efectivos y tratar de llevarlos a su mínima expresión”.


“Por lo que entiendo –continuó- esta última fue la conducta que asumió la Dictadura respecto de los trabajadores sociales. No convenía cerrar la Escuela sino ejercer esa manera más cínica de combatirlos. Seguramente muchos de sus colegas de entonces (o quizás ustedes mismas) lo percibieron y se resistieron pero para muchos otros puede haber pasado desapercibido. Por eso creo que es importante este tipo de reuniones, porque son un ejercicio de la memoria analítica que tiene por objetivo saber con detalle qué fue lo que pasó para no repetir los mismos errores”, concluyó.


Durante el acto también hicieron uso de la palabra la concejal González -quien destacó la importancia de las jornadas en sí mismas pero también de que se realizaran en el Concejo Deliberante- y la licenciada Dasso, quien relató que al poner en marcha el proyecto la Comisión Directiva que preside “optó por recuperar la historia viva con el objetivo de reconstruir los nexos entre el testimonio de los actores de nuestro colectivo con la historia de aquellos años, para recuperar el ambiente cultural, las discusiones, propuestas y cambios que ocurrían y que no aparecen escritos”.