Jueves 26 de Mayo de 2011

El Concejo Deliberante realizará un reconocimiento post-mortem al ex intendente José Antonio Cavallo

El Honorable Concejo Deliberante de General Pueyrredon otorgará mañana –viernes 27 de mayo- el título de “Ciudadano Ejemplar” al ex intendente de General Pueyrredon, doctor José Antonio Cavallo, en un reconocimiento “post mortem” a su “calidad humana, su hombría de bien y su destacada trayectoria en la defensa y militancia de los derechos fundamentales reconocidos por la Constitución Nacional”.


Durante el acto, que tendrá lugar a partir de las 12 en el recinto de sesiones, la doctora Mirta Blanca Cavallo -hija del doctor Cavallo- recibirá la Ordenanza respectiva y una copia de sus fundamentos.


Allí se recuerda que el ex intendente de General Pueyrredon nació el 25 de noviembre de 1917 en la localidad de San Andrés de Giles – Buenos Aires- y falleció el 20 de mayo de 1995, habiéndose graduado como abogado en 1948, en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de La Plata.


En cuanto a su carrera política cabe destacar que asumió como intendente del Partido de General Pueyrredón el 1º de mayo de 1955 y fue destituido en septiembre de ese mismo año por la “Revolución Libertadora” que derrocó el gobierno del general Perón. Fue el último gobierno constitucional –elegido por amplia mayoría- antes de la mencionada Revolución.


A partir de dicha fecha Cavallo instaló su estudio jurídico, ejerciendo la profesión de manera independiente hasta la tercera presidencia del General Perón, cuando fue designado como juez a cargo del Juzgado Civil y Comercial número 4 del Departamento Judicial de Mar del Plata. Se mantuvo en dicho cargo hasta ser destituido en 1976 por el llamado “Proceso de Reorganización Nacional”.


En su proyecto, Arroyo destaca que “como intendente fue un ferviente defensor de los derechos sociales, su constante siempre fue mejorar la calidad de vida de los vecinos de los barrios más pobres, consultando permanente las necesidades de los mismos, sin descuidar fundamentalmente la salud, educación y cultura del pueblo marplatense, y ejerciendo su poder como servicio para la comunidad”.


Por último el proyecto consigna que “más allá de esta larga, reconocida y fructífera trayectoria, (el doctor Cavallo) fue una persona muy querida por la población marplatense, destacándose por ser un hombre honrado, humilde y muy trabajador”.