Lunes 17 de Marzo de 2014

Se llevó a cabo la sesión especial “Mujeres en lucha. Madres y Abuelas de Plaza de Mayo”

Se hizo un homenaje a Isabel Sáenz de Rodríguez, miembro de Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora, fallecida recientemente, y también a Miguel Angel Lezcano y Olga Margarita Benzone, cuyas fotos pasarán a formar parte del Mural de la Memoria, Verdad y Justicia que está en una de las paredes del recinto.



La Presidente del Honorable Concejo Deliberante de General Pueyrredon, Vilma Baragiola, encabezó hoy la Sesión Pública Especial “Mujeres en lucha. Madres y Abuelas de Plaza de Mayo”, que tuvo lugar en el recinto de sesiones e incluyó un homenaje a Isabel Sáenz de Saralegui, miembro de Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora, y el descubrimiento de una foto del militante Miguel Angel Lezcano, que pasará a formar parte del Mural de la Memoria, Verdad y Justicia.


Estuvieron presentes, entre otros, el secretario de Desarrollo Social, Martín Aiello, y el Presidente del ENOSUR, Marcelo Artime, en representación del intendente Gustavo Pulti; además de miembros del Cuerpo Deliberativo, representantes de organismos de derechos humanos, del Poder Judicial, de la Comisión Municipal por la Memoria, de unidades académicas públicas y privadas e invitados especiales, entre los que se destacaron los familiares de Olga Margarita Benzone, desaparecida el 2 de octubre de 1976, y una de cuyas fotos también será incluida en el Mural de la Memoria, Verdad y Justicia.


En principio fue proyectado el video institucional “Historias de Abuelas. La identidad no se impone”, realizado por personal del Teatro Auditorium-Centro Provincial de las Artes.


Luego, Baragiola puso el cuerpo en comisión y se procedió a los homenajes a Sáenz de Rodríguez y Lezcano.


También hubo menciones a esta jornada en palabras de los concejales Verónica Beresiarte (FpV), Ariel Ciano (AM) y Cristina Coria (UCR). Beresiarte destacó: “Cuando se inauguró el mural la idea era sostener la presencia y la mirada de quienes, siendo de esta ciudad, entregaron su vida por la Patria. El Mural tiene algunos huecos y fotos faltantes, que fueron apareciendo. Y cuando las familias nos entregan estas fotos, nos están dando parte de su vida, de su memoria”.


Ciano, a su turno, agregó: “Las Madres y Abuelas nos enseñaron mucho, porque en la etapa más oscura de nuestra historia alzaron su voz, cuando se pagaba con la tortura y la muerte. Y no buscaron venganza, sino justicia, que empezó a llegar”.


Finalmente, Coria acotó: “Este homenaje se nos hizo carne y por eso adherimos. Me siento emocionada, como todos en este momento. Ellas, las Madres y Abuelas, sembraron las bases de un reclamo permanente, que no cesa, demostrando a las nuevas generaciones que la vida vence a la muerte”.


Asimismo, las Madres y Abuelas recibieron, a modo de homenaje, una azucena y una postal de Miguel Lezcano. Quienes fueron mencionadas son: Leda Barreiro, Emilce de Casado, María Luisa Corlatti, María Juana Rivas, Irene Molinari de Chueque, Nelly Martínez, María Antonia Segarra y Elsa Vera de Mora.


En el último segmento del acto, el músico Ricardo “Riqui” Arriagada interpretó el tema “Las manos”, de su autoría. Luego, Marita Moyano, en voz, y Luis Reales en teclados, hicieron “Zamba para no morir”. Y finalmente, Pitu Farías hizo “Como Estela y vos”.



Convocatoria



Vale destacar que por Ordenanza Nº 20.258/11 se determina que cada año, el Honorable Cuerpo rendirá un “sincero homenaje a esas mujeres que nunca dejaron de luchar, ni abandonaron su claro propósito: aparición con vida de hijos desaparecidos, la recuperación de sus nietos apropiados y juicio y castigo a los culpables. Reconocimiento merecido a quienes siguen constantes con su reclamo, logrando reivindicar desde la no violencia, el derecho a la identidad que todo habitante de este país posee”.


Este acto está sustentado, como se mencionó, en la mencionada normativa, que señala: “Establécese el 9 de marzo como el Día de las Mujeres en Lucha. Madres y Abuelas de Plaza de Mayo”, por lo que el Cuerpo Deliberativo local lleva a cabo cada año un acto “a efectos de rendir un sincero homenaje a quienes iniciaron una inédita forma de lucha para lograr el reconocimiento y respeto al derecho por la identidad que trascendió las fronteras de la República Argentina”.