Miércoles 13 de Junio de 2012

Fue reconocido el esfuerzo inconmensurable de quienes llevan adelante el Hogar de Marķa

Se desarrolló un acto donde el Presidente del Honorable Concejo Deliberante, Ariel Ciano, entregó una copia del reconocimiento emitido por el Cuerpo Deliberativo hacia esta entidad. Palabras de gratitud de su principal referente, María Mercedes Rom de Alfonso.



Sonrisas, miradas alegres y lágrimas en los ojos se vieron reflejadas durante el emotivo acto que se llevó a cabo hoy en el recinto de sesiones del Honorable Concejo Deliberante, que reconoció la encomiable labor y trayectoria del Hogar de María, “que hace quince años cada día demuestra su compromiso con niños y adolescentes con discapacidad mental que no tienen forma de satisfacer sus necesidades”.


Con las presencias del Presidente del Cuerpo Deliberativo local, Ariel Ciano (autor de la iniciativa), la directora general de la Mujer, Alejandra Patuto y el presbítero Walter Pereyra, secretario canciller del Obispado de Mar del Plata, la convocatoria permitió hacer un explícito reconocimiento a la tarea que viene desarrollando hace tres lustros una entidad llevada adelante con esfuerzo inconmensurable y mucho amor hacia el prójimo.


Luego de la proyección del video “Historias de Abuelas. La identidad no se impone”, realizado por personal del Teatro Auditorium-Centro Provincial de las Artes, hizo uso de la palabra Ciano, para dar la bienvenida a los presentes. Tras resaltar que la iniciativa fue aprobada “por unanimidad”, señaló: “La esperanza es el consuelo de los pueblo. Lo que ustedes brindan es lo más importante que puede entregar el ser humano: trabajo y amor hacia el prójimo, y es para destacar. De alguna manera, instituciones como el Hogar de María vienen a brindar un servicio necesario y el reconocimiento es una caricia al alma y un incentivo para continuar por el camino del esfuerzo constante y la construcción colectiva. Realmente siento admiración por lo que hacen”.


A continuación, la principal referente del Hogar, María Mercedes Rom de Alfonso, recibió por parte de Ciano una copia de la resolución que reconoce la labor de la entidad. Y, a su turno, agradeció esta iniciativa. “Siento una enorme y profunda gratitud. Hemos vivido momentos difíciles, pero como dice Dios: si somos muchos es porque Él quiere. Siento, asimismo, gratitud hacia todo el Concejo Deliberante y el intendente Pulti, que siempre nos recibe. El Hogar de María no está vinculado a ningún sector político, pero reconoce cuando alguien lo escucha, lo atiende o lo ayuda”.


Más adelante, consignó: “Si durante cinco minutos por día nos pusiéramos en el lugar de los chicos con discapacidad mental, la sociedad sería mejor. La falta de egoísmo y el desapego por lo material son sólo algunas de sus virtudes. Por eso, digo que Dios nos habla a los gritos para que a través de ellos ablandemos nuestro corazón y nos abramos como comunidad, para no tratarlos mal ni discriminarlos. Este reconocimiento nos ayuda y nos empuja a seguir. Gracias”.



Datos de la institución



El Hogar de María es una Asociación Civil sin Fines de Lucro cuyo objetivo es atender las necesidades sociales, asistenciales y psicoafectivas de niños y adolescentes con discapacidad mental de entre tres y quince años como edad de ingreso, que carecen de familia o bien cuentan con ella pero, que por diversas causas, no pueden satisfacer sus necesidades esenciales.


Su fundadora María Mercedes Rom de Alfonso pensó y empezó a trabajar en la creación del hogar luego de criarse en una familia con una hermana con una deficiencia mental, y tener una hija con síndrome de Down.


Los chicos llegan al hogar derivados por la Justicia cuando califica su situación como de alto riesgo.


“La institución busca resguardar y realzar el valor del concepto de “Hogar” para que los niños y adolescentes encuentren el mejor ámbito para desarrollarse como personas ejerciendo sus derechos a crecer, vivir y desarrollar sus capacidades dignamente”, expresó su principal referente.


Vale destacar que el Hogar cuenta con un equipo de profesionales comprometidos con la problemática de la discapacidad unida a la pobreza, cubriendo los cargos de Dirección, Psicología, Medicina Pediátrica, Asistencia Social, Terapia Ocupacional y Nutrición.


Asimismo, está acompañado por un grupo de ayudantes terapéuticos que pone en práctica las líneas de actuación en todas las áreas comprendidas en los proyectos terapéuticos.


Algunos de los niños y adolescentes residentes concurren a escuelas especiales en las cuales desarrollan aspectos pedagógicos inherentes a su educación, otros concurren a centros de día, a centros de rehabilitación, o de capacitación laboral y otros, dada su patología, permanecen en el Hogar. Aquí, también, se llevan a cabo talleres terapéuticos expresivos productivos tendientes a cubrir diferentes expectativas de logro en los niños, sobre todo en aquellos que no concurren a ningún establecimiento externo.