Viernes 7 de Marzo de 2014

El ex atleta Osvaldo Suárez recibió un reconocimiento a 50 años de la Maratón de los Barrios

Llegó a ser el mejor del mundo. Y vino a Mar del Plata a participar de la primera Maratón de los Barrios, donde impuso su jerarquía. Periodistas, amigos y familiares presenciaron el reconocimiento del HCD a uno de los mejores atletas argentinos de todos los tiempos.



El Honorable Concejo Deliberante del Partido de General Pueyrredon expresó su reconocimiento a la trayectoria deportiva de Osvaldo Suárez, al cumplirse 50 años de la Maratón de los Barrios –disputada en Mar del Plata- que lo tuvo como primer ganador.


Estuvieron presentes la titular del Cuerpo Deliberativo, Vilma Baragiola; los concejales Eduardo Abud (UCR, autor de la iniciativa) y Ariel Ciano (AM); el presidente de la Federación Marplatense de Atletismo y vicepresidente de la Confederación Argentina, Jorge De la Canale; los periodistas Mario Trucco y Rubén Aguilera; los ex deportistas Nora Vega y Juan Curuchet –diputado provincial por el FpV-, familiares e invitados especiales, entre ellos Eduardo Baldussi.


En primer término, como es habitual, fue proyectado el video institucional “Historias de Abuelas. La identidad no se impone”, realizado por personal del Teatro Auditorium-Centro Provincial de las Artes. Luego, Abud dio la bienvenida: “Quiero agradecer la presencia de todos ustedes en este acto, donde reconoceremos a una personalidad del deporte. Maratonista, profesor de educación física y entrenador, una gran trayectoria. Es un reconocimiento al valor, a la hombría de bien de Suárez. Y por eso salió por unanimidad”.


De la Canale, por su parte, comentó: “Es un entusiasmo verlo a Osvaldo nuevamente acá, en Mar del Plata, que cuenta con una trayectoria vasta”.


Luego, Trucco consignó: “Suárez se dedicó a una actividad que lo consagró mundialmente. He seguido su campaña y recuerdo la decisión de federalizar la Maratón de los Barrios, que llegó así a Mar del Plata, donde Suárez fue el último ganador argentino. El paso por las avenidas Luro y Colón, San Juan y la avenida De los Tilos. Mar del Plata testimonia lo que fue esa carrera para el atletismo argentino en general, con la multitud siguiéndola a los costados, que quedó reflejado en una placa que está a la vista en la fachada del Palacio Municipal y que dejó, como legado, un recuerdo imborrable”.


A continuación, Aguilera evocó: “Es difícil encontrar palabras para hacer una semblanza después de lo que dijo un maestro del periodismo, como es Mario Trucco, tan hermosamente. Estamos en el corazón de la democracia haciendo este homenaje a uno de los más grandes atletas de la historia argentina, con lo cual es doblemente satisfactorio. Es, además, una gran persona. Suárez fue noveno en los Juegos Olímpicos de Roma 1960 –lo que daríamos hoy por obtener semejante resultado para un aleta argentino…-. Y fue prohibido en su mejor momento, cuando no pudo ir a los Juegos de 1956”.


Durante el transcurso del acto, tanto Trucco como Aguilera evocaron gestas y actuaciones deportivas destacadas de Suárez. Esos comentarios derivaron en un ida y vuelta de recuerdos con el propio homenajeado, que se mostró orgulloso de sus grandes hazañas, sin dejar de lado momentos tristes como algún eventual resultado no satisfactorio o la imposibilidad de participar en los Juegos Olímpicos de 1956 –por haber sido prohibido por la dictadura militar de ese entonces-. “Un coronel me impidió viajar a cuatro días de competir”, admitió.


Emocionado por el reconocimiento y envalentonado por las palabras elogiosas que sus oídos escucharon, Suárez se adelantó a mencionar sus grandes rivales y también a agradecer a todo el Cuerpo Legislativo por este reconocimiento que, según aclaró, lo emocionó hasta lo más profundo de su ser. “Muchas gracias por haberme invitado, por entregarme este reconocimiento que valoro mucho y por haberme permitido volver a Mar del Plata; ciudad de la que guardo hermosos recuerdos”, expresó Suárez, con semblante cargado de emoción y una persistente sonrisa que enmarcó sus mejillas.



Fundamentos



El presente reconocimiento tiene por objeto destacar la trayectoria deportiva del Sr. Osvaldo Suárez, al cumplirse 50 años de la Maratón de los Barrios que lo tuviera como primer ganador.


Suárez nació el 17 de marzo del año 1934 en la ciudad de Wilde. A los 14 años en una prueba realizada en el barrio y anotado por los amigos obtuvo el segundo puesto. Hoy por la zona de Avellaneda, donde vivió toda su vida, aún trota por sus paisajes este grande del atletismo, uno de los pocos maratonistas olímpicos que tenemos en nuestra historia. Con un historial que haría estremecer las piernas de más de uno, un grande que aún hoy estimula con su sabiduría a los chicos humildes de la zona.


Es profesor de educación física y entrenador de atletismo.


Muestra de su destacada trayectoria deportiva se expresa en los logros que ha acumulado lo largo de carrera:



- Tres veces ganador de la San Silvestre en forma consecutiva en los años 1958, 1959 y 1960, un segundo puesto en año 1957.


- Campeón Panamericano de 5.000 y 10.000 m en México, 1955.


- Campeón Sudamericano de 5.000, 10.000 m y medio maratón en Chile, 1956.


- Campeón Sudamericano de 5.000, 10.000 m y medio maratón en Montevideo, 1958.


- Campeón Panamericano de 10.000 m en Chicago,1959.


- Campeón Sudamericano de 5.000 y 10.000 m en Lima, 1960.


- Campeón Iberoamericano de 5.000, 10.000 m y maratón en Chile, 1960.


- Representante Olímpico de maratón obteniendo un 9º puesto en Roma, 1960.


- Campeón Sudamericano de 5.000 y 10.000 m en Cali, 1960.


- Campeón Iberoamericano de 5.000 y 10.000 m en Madrid, 1962.


- Campeón Panamericano de 5.000 m en San Pablo, 1963.


- Campeón Sudamericano de 10.000 m en Buenos Aires, 1967.



En el año en curso secumplen 50 años del maratón organizado en esta ciudad donde, como decía la revista “El gráfico” de esa época “…Mar del Plata se olvidó de la costa, dejó a un lado la atracción del casino y se volcó a las calles en una demostración de apoyo popular pocas veces vista en cualquier competencia realizada en nuestro país…”, fue una jornada de éxito para el atletismo la nueva versión del maratón de los barrios, obteniendo una magnífica e inolvidable victoria el Profesor Osvaldo Suárezante más de 200.000 personas a lo largo de la Avda. Colón, la jornada fue completa. Por la noche fue al “Rincón de Ochoa” y allí recibió el aplauso de los asistentes. El anfitrión lo recibió con su mano gaucha extendida, con su elogio generoso de criollo que se proclama en la estampa y en el verso “un gran aplauso pidió Ochoa y las paredes del rincón parecieron sacudirse hasta los terrones, ¿Quién es este muchacho tan querido? ¿Quién es este humilde con pasta de grande?: Osvaldo Suárez, gloria del atletismo argentino, numerosos títulos a nivel nacional e internacional lo destacan como uno de los grandes de nuestro deporte. Tal vez no recoja a diario el reconocimiento que se merece, aunque los avezados en la materia lo reconfortan continuamente con su admiración.


Este formidable atleta es el último exponente argentino entre los maratonistas, con todo lo que eso implica poseyendo nuestro país dos campeones olímpicos, y hace unos años y por buen obrar de la Secretaría de Deportes de la Nación fue homenajeado al colocárselesu nombre a una nueva pista de atletismo del CeNARD.


Osvaldo Suárez se dedicó a la enseñanza de lo que más sabe, habla con orgullo paternal de sus alumnos y asegura que con sólo ver trotar a un chico podría pronosticar cual será su especialidad.


Durante 25 años trabajó en una escuela de Villa Domínico, tuvo dos discípulos olímpicos y actualmente es instructor en el CeNARD. Allí comenzó a trabajar con el mandato de Hugo Porta. Quienes lo conocen saben que es moralmente un verdadero campeón olímpico.