Jueves 26 de Julio de 2012

Emotivo reconocimiento al espectáculo musical de Jaime Torres

El Cuerpo Deliberativo reconoció “de interés” el espectáculo musical “Jaime Torres y su Gente”, que será presentado en el Teatro Auditórium. Recuerdos de algunos de sus momentos vividos en Mar del Plata.



Folkloristas, representantes de las artes, de la música y de la cultura de la ciudad presenciaron el reconocimiento efectuado por el Honorable Concejo Deliberante de General Pueyrredon al prestigioso creador e intérprete Jaime Torres, cuyo espectáculo musical -denominado “Jaime Torres y su Gente”- será presentado en Mar del Plata el próximo sábado 28 de julio.


El acto tuvo lugar en el recinto de sesiones a partir de una iniciativa de la Presidencia.


Estuvieron presentes el titular del Cuerpo Deliberativo, Ariel Ciano; los concejales Diego Monti y Javier Woollands (AM); Hernán Alcolea (AA) y Mario Rodríguez (UCR); la directora de Transporte, Claudia Rodríguez; referentes del Centro de Ex Soldados Combatientes en Malvinas y el director del Teatro Auditórium (Centro Provincial de las Artes), Gustavo Giordano, entre otros invitados especiales.


Luego del video institucional “Historias de Abuelas. La identidad no se impone”, realizado justamente por personal del mencionado teatro, al hacer uso de la palabra Ciano evocó: “Como siempre decimos, este recinto es de todos porque aquí confluyen todas las voces políticas. Y hoy, más que nunca. Estamos reconociendo a alguien que pone en valor la identidad argentina a través de la música. Hace poco también reconocimos a Atahualpa Yupanqui y celebramos, luego, el Día del Payador. También vamos a recordar a (Astor) Piazzolla, a 40 años de su recordado show en el Teatro Colón”.


El Presidente del HCD consideró a Torres “un hombre de una trascendencia extraordinaria, que con su charango recorrió el mundo representando la música y la cultura de América Latina. Su obra, su impronta, trasciende las fronteras del país; es un hombre del Cono Sur y un verdadero emblema de la humildad , el virtuosismo y la perseverancia. Es un orgullo recibirlo en este recinto. Jaime (Torres) es de aquellos que mantienen viva la cultura autóctona”.


Luego, Giordano también mostró su orgullo “por haberlo conocido hace muchos años y por compartir este momento”. Y agregó: “Me unen lazos afectivos muy antiguos con Jaime. Esto es un reconocimiento a lo que es y representa como artista y como ser humano. Es un embajador itinerante de la cultura argentina y latinoamericana”.


Finalmente, y tras haber recibido la distinción “de interés” por parte de Ciano –en nombre del plenario del Cuerpo Deliberativo-, Torres se mostró agradecido, jovial y ocurrente en sus menciones discursivas. “Hola paisas (sic), muchas gracias por este reconocimiento. Les garantizo que a través de este tipo de actitudes refuerzo mi compromiso asumido en este largo camino de la música y el respeto y la reivindicación de la tradición argentina”. Y añadió: “Ya tengo 74 años y me siento muy cómodo en un ámbito donde se recuerda a las Madres, que lucharon durante la última dictadura militar. Debemos recordar; no olvidemos”.


Asimismo, evocó que su peculiar instrumento, el charango, “surgió más por una cuestión social. Aunque recuerdo que no conseguía cuerdas para hacerlo sonar. Me han sucedido cosas maravillosas en esta querida ciudad. De hecho, tengo mi pequeño rancho en Santa Clara del Mar, donde alguna vez compartí momentos con ´el polaco´ Goyeneche”.



Inmensa trayectoria



Vale destacar que Jaime Torres nació el 21 de setiembre de 1938, en la ciudad de San Miguel de Tucumán y recibió las primeras enseñanzas sobre el charango del eminente y ya desaparecido artista boliviano, Mauro Nuñez.


Su niñez transcurre junto a su madre, doña Pastora Moyano, en la Chimba Chica, Cochabamba (Bolivia). Es allí donde su espíritu se nutre de las vivenciasque irán aflorando en las sucesivas etapas de su vida musical a través del sonido que logra con su charango.


En 1954 integró en Rosario el grupo “Inti Sumaj” en el que estaban, entre otros, Chacho Müller y Tucho Spinassi. En 1958 se incorporó a la compañía de Ariel Ramírez, con quienrecorre el país, actuando en radios de distintas ciudades y grabando discos.


En 1964 participó en la versión original de la Misa Criolla y en ese año y los dos siguientes fue parte del espectáculo folklórico ofrecido en el ya desaparecido teatro Odeón, de Buenos Aires. Y en 1966 participó en 1º Festival Latinoamericano, realizado en Salta.


Su primera gira por Europa la realizó en 1967 presentándose en Stuttgart, Düsseldorf, Braunschweig, Berlín, Hamburg, Rotterdam, y Bruselas.


Invitado por la Organización de Estados Americanos (OEA), viajó a los Estados Unidosen 1970 actuando en Washington y un año más tarde regresó para tocar nuevamente en esa capital, Nueva York y Los Ángeles. Su gira continuó por México y Canadá. También ofreció recitales en Brasil, Perú, Bolivia, Chile, Paraguay y Uruguay.


En 1972, tras intervenir en las películas `Argentinísima I y II`; se presentó en el teatro Colón de Buenos Aires y realizó una gira por España, Francia, Alemania, Suiza y España, países a los que frecuentemente regresaría.


Asimismo, fue convocado para participar con su conjunto en la ceremonia inaugural del campeonato Mundial de Fútbol de Alemania 1974.


Torres fue el creador del Tantanakuy (encuentro en Quechua) en 1975, reunión de instrumentistas andinos no profesionales, reivindicando para sus protagonistas: labriegos, pastores, mineros, alfareros, la música del altiplano.


También presentó el espectáculo “De Antiguas Razas” entre 1977 y 1979 en el Teatro Margarita Xirgú. Realizó en las escuelas rurales de los distintos pueblos de la puna y quebrada el`Tantanakuy Infantil`, en el que intervienen alrededor de quinientos niños en edad escolar en 1980. durante ese año, además, recorrió dieciséis ciudades de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (U.R.S.S.) y tres años más tarde actuó en Israel, Suiza, Alemania, España y Portugal, regresando a estos dos últimos en 1984.Al año siguiente y en 1986 realizó dos nuevas giras por Europa tocando en Baden Baden, en la Semana Argentina de Erlangen; Stuttgart, Amsterdam, Bonn, Dusselforf, Berlín, Frankurt, Sprendlingen, Ulm, Locarno y Freiburg.


Durante la última gira se presentó con Miguel Angel Estrella y culminó su actuación en París al presentarse en la UNESCO, de la que es miembro, con los auspicios de la Embajada Argentina.


Después, se dirigió a Israel en donde participó al frente de músicos y cantores populares de la Quebrada de Humahuaca en el Festival Israel, Jerusalem, con un concierto que tuvo lugar en la Abadía de la Dormición, en el Monte Sión.


Más tarde, viajó a Japón en donde estuvo más de dos meses, dando cuarenta y ocho recitales, treinta seis de los cuales se desarrollaron en salas teatrales y el resto en escuelas, colegios y universidades.


Compuso la música de la película La Deuda Interna que obtuvo el Oso de Plata en el XXXVIII Festival Internacional de Cine de Berlín y, además fue postulada para el `Oscar` a la mejor película extranjera.


En 1990 Torres se presentó con el Tata Cedrón, Paco Ibañez en París y en el interior de Francia y con Eduardo Falú en Londres. También en ese año estrenó el concierto para charango y orquesta `Suite en Concierto`, con temas de su autoría con arreglos de Gerardo Gandini, siendo intérprete solista junto con la Camerata Bariloche en el teatro Opera de Buenos Aires.


Tras realizar una gira por distintas ciudades de Australia en 1992, terminó con una presentación en el Melbourne International Festival of Arts. Un año más tarde hizo una gira por el Sudeste Asiático presentándose en países como Singapur e Indonesia. En 1994, con la Camerata Bariloche, actuó como solista en el Teatro Colón de Buenos Aires, y vuelve al sudeste asiático.


En 1996 inauguró en Humahuaca la Casa del Tantanakuy con el propósito de rescatar la cultura de la zona de la Quebrada y Puna (usos, costumbres, cocina, música, cerámica, luthería) propiciando el estudio, aprendizaje y enseñanza sistematizada.


En el 2000 se presentó en el marco del Festival Argentino, en el Barbican Center en la ciudad de Londres y en la Feria Internacional de Turismo (FERITUR) Madrid.


En 2002, en Bolivia, dejó inaugurado el Año del Centenario del nacimiento de Mauro Núñez y se presentó en el Salón de los Pasos Perdidos del Congreso de la Nación.


En 2003 realizó giras por la República Argentina, desde Río Gallegos hasta La Quiaca. En 2004, 2005 y 2006, respectivamente, actuó en el I, el II y el III Encuentro de Culturas de los Pueblos Originarios de América, en Formosa y regresó a América del Norte ofreciendo recitales en Miami, Los Angeles y Nueva Cork.


Actúo con Luciano Pavarotti y Mercedes Sosa y también se atrevió a cruzar las fronteras de los géneros musicales presentándose con bandas de rock como Divididos y Bersuit Vergarabat.


Ganó premios como Konex (1985); SADAIC a los Grandes Intérpretes de Música Popular (1986); Instituto de Alta Fidelidad de Munich y por la Academia Alemana de Fonodisco (1986); Konex de Platino (1995); Konex a la Asociación Tantanakuy (1995); San Juan Bautista (1997); y ha sido declarado ciudadano ilustre de Jujuy y también de la Ciudad de Buenos Aires.


Con Mar del Plata guarda una relación un tanto especial a juzgar porque en 1992 y en 1999 obtuvo el premio Estrella de Mar. Pero aún más, porque tuvo bajo su responsabilidad el segmento artístico inicial de la Ceremonia de Apertura de los XII Juegos Deportivos Panamericanos de 1995.


Si bien recorrió el mundo con su obra y ha sido premiado en diferentes lugares, el maestro mantuvo la humildad y ha hecho un aporte incalculable a nuestra cultura y nuestra identidad y, además, la ha llevado por todo el mundo.