Miércoles 8 de Agosto de 2012

Se analizó la prevalencia del Maltrato Infantil Intrafamiliar en una jornada de capacitación

Se llevó a cabo en el HCD la jornada sobre “Protección Integral de Niños, Niñas y Adolescentes. Nuevos paradigmas y los desafíos del cambio”.Según el RNIPME, el 73 por ciento de las denuncias presentadas surge a partir del abandono voluntario del hogar. Y la mayor incidencia (el 66 por ciento) se visualiza en la franja etaria de los 12 a los 17 años. Las mujeres ocupan el 62 por ciento de los casos.



Tres expertas en la temática de la niñez y adolescencia comparecieron hoy en el recinto de sesiones del Honorable Concejo Deliberante para analizar una problemática vigente que muchas veces no es cabalmente comprendida en su raíz profunda por la comunidad: el Maltrato Infantil Intrafamiliar (MII) y el abandono voluntario de hogar por parte de los menores.


En este contexto, el Registro Nacional de Información de Personas Menores Extraviadas (RNIPME), la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación y la Fundación CEPES (Centro de Estudios Políticos, Económicos y Sociales) llevaron a cabo una Jornada de Intercambio y Capacitación: “Protección Integral de Niños, Niñas y Adolescentes. Nuevos paradigmas y los Desafíos del Futuro”.


“Extravío, abandono, sustracción parental, secuestro de Niños, Niñas y Adolescentes. Encontrarlos es TAREA DE TODOS”. Enmarcada en este concepto se llevó a cabo la jornada con las presencias de los concejales (FpV) Fernando Maraude, Pablo Vladimir Retamoza y Verónica Beresiarte; la directora de la Mujer de General Pueyrredon (Alejandra Patuto); y el referente de Fundación CEPES, Daniel Rodríguez, además de invitados especiales.


Durante este encuentro –que contó con la adhesión del Grupo de Acompañamiento para Familias Adoptivas (GAFA)- disertaron la Dra. Flavia Fernandez Brozzi (“El RNIPME, organización normativa y metodológica”; la Lic. Bárbara Espínola (“Construcción de intervenciones sociales desde el paradigma de protección integral. De las normas a las prácticas”); y la Prof. Cristina Fernández, coordinadora del RNIPME (“El impacto cultural, social y económico en los motivos del abandono voluntario del hogar de los y las adolescentes”).


En esta ocasión, tanto el RNIPME como la Secretaría de Derechos Humanos ofrecieron “un espacio de intercambio y capacitación de construcción de una praxis que permita ejecutar estrategias a equipos u organismos vinculados con chicos que hayan padecido sustracción parental, abandono de residencia por propia voluntad u otro tipo de extravío o secuestro”.


En primer término, tras la proyección del video institucional “Historias de Abuelas. La identidad no se impone” (realizado por personal del Teatro Auditórium-Centro Provincial de las Artes), Maraude –en su calidad de vicepresidente 1º del Cuerpo Deliberativo local- dio la bienvenida a los presentes manifestando: “Éste es un ámbito propicio para analizar y discutir temas como el que hoy vamos a abordar. Es muy importante que en la actualidad exista y funcione como lo hace un organismo como el Registro Nacional de Información de Personas Menores Extraviadas. Realmente, en sus estudios nos mostraron cifras que asombran”.


Luego, Rodríguez, de la Fundación CEPES, consideró que “como organización civil nos ponemos al servicio del Estado. La intención es que junto a la comunidad se pueda trabajar para terminar con el flagelo de la trata de personas y el maltrato”.



Las disertaciones



Ya en el tramo de las disertaciones, en primer término habló la Dra. Fernández Brozzi. “El Registro Nacional trabaja como auxilio de la justicia penal y los tribunales de familia. Es importante destacar que no hay plazos para la presentación de denuncias; es incorrecto considerar que para hacer una denuncia hay que esperar de 24 a 48 horas. Todo lo contrario, las primeras horas son vitales para encontrar a la persona desaparecida”, señaló Fernández Brozzi.


Luego, la Lic. Espínola agregó: “La ley 26.061 (“Protección Integral de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes”) considera las causas por las cuáles los chicos se van de sus casas. Hay que tener en cuenta que la Convención de los Derechos del Niño (incluida en la reforma de 1994) tiene jerarquía constitucional y considera que los menores son sujetos y titulares de derechos en los ámbitos social, político, cultural, económico y civil”.


Espínola añadió: “El Sistema de Protección Integral de los Derechos prohíbe la privación de la libertad de los menores. Crea la Secretaría Nacional de la Niñez, Adolescencia y Familia (SENNAF), que está trabajando en esta problemática actualmente y articula mecanismos con las provincias a través del Consejo Federal de Niñez, Adolescencia y Familia”.


Finalmente, la Prof. Fernández hizo una breve introducción con los antecedentes de actuaciones institucionales en la búsqueda de menores, mencionando a entidades de la organización civil como Missing Children y Red Solidaria -“con las que tenemos algunas diferencias”, admitió-. “Nosotros, según nuestro criterio, no estamos de acuerdo con la difusión de fotos de menores”. Y acotó: “Es muy bajo el porcentaje de chicos que desaparece por trata de personas”.


Fernández consignó que “en el siglo XXI la familia se ha transformado y en ocasiones ya no es el mejor lugar donde un menor puede desarrollarse. Por eso, en la ley hablamos de “nidos”, como sectores donde se mantienen lazos afectivos. Lo peor de esta coyuntura es la prevalencia del patriarcado –que no tiene género-, que heredamos de la Roma Antigua y genera la violencia que vemos”.


Esta especialista, coordinadora del RNIPME, recalcó que la mayor prevalencia de desapariciones de menores se da en la franja de 12 a 17 años (66 por ciento) y la vinculó fundamentalmente al Maltrato Infantil Intrafamiliar (MII). En el 73 por ciento de los casos se da el abandono voluntario del hogar.


Entre otras estadísticas, Fernández se refirió a la “feminización del abandono de domicilio, “ya que el 62 por ciento de los casos son de mujeres”. Y agregó: “Entre 2003 y 2011 recibimos 20.287 denuncias. En 2011, 3.398. De enero a junio de 2012 hubo 2.218 denuncias. Las regiones que más prevalencia tienen son la provincia de Buenos, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y la región comprendida por Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos. Hay un 57 por ciento de denuncias en trámite; el 39 por ciento paralizadas (los menores fueron encontrados) y el 10 por ciento cerradas (encontrados que ya son mayores de edad).La coordinadora del RNIPME también se refirió a los casos de incompatibilidad de funciones y jurisdicción del organismo a su cargo, que “en el 98 por ciento de los casos tiene que ver con la mayoría de edad de la persona buscada”.