Martes 4 de Septiembre de 2012

Fue conmemorado el Día del Inmigrante en el HCD

Representantes de centros regionales, ataviados con vestimentas típicas y estandartes nacionales celebraron el Día del Inmigrante en el recinto de sesiones. En los discursos se destacó el protagonismo de los extranjeros en la construcción del ser nacional.



Durante la celebración del Día del Inmigrante en el Honorable Concejo Deliberante de General Pueyrredon se destacó el rol que ejercieron los extranjeros en la construcción social del país y cultural del ser nacional a partir de los aportes particulares de cada colectividad, que dieron forma a la “argentinidad” conceptuada como un “crisol de razas”.


En el recinto de sesiones, las agrupaciones de Chile, Perú, Bolivia y los árabes bailaron danzas nacionales tradicionales, ataviados con ropas típicas y músicas que, inevitablemente generaron admiración y nostalgia, quizás por partes iguales.


Recibidos por Ariel Ciano, Presidente del Cuerpo Deliberativo local, las agrupaciones invitadas asistieron movilizadas por el reconocimiento al aporte hecho al acervo nacional, en una jornada plagada de actos evocativos que, sin duda, son reivindicativos de su condición de inmigrantes insertos y consolidados en la vida cotidiana de la comunidad argentina.


Con las presencias de las diversas colectividades que integran la comunidad inmigrante en Mar del Plata y la zona, se abrió oficialmente el acto con la proyección del video institucional “Historias de Abuelas. La identidad no se impone”, realizado por personal del Teatro Auditórium-Centro Provincial de las Artes.


Además de Ciano, estuvieron presentes el referente del Grupo Presencia de Colectividades, Roberto Stimler; la directora de Cooperación Internacional y Relaciones con las ONG, Ariana Bazán; el vicecónsul honorario de España, Fernando García Navarro; el cónsul de Chile, Oscar Milet; y los concejales Marcela Amenábar y Carlos Aiello (AM); Hernán Alcolea (monobloque) y Mario Rodríguez (UCR), junto a otras autoridades invitadas.


“Hoy se recuerdan los 200 años en que el primer Triunvirato firmó el decreto en el que dejó establecido que daba protección a cualquier individuo, de la nación que fuera, que deseara fijar su domicilio en el territorio nacional. En virtud de ello, y luego de haber visto el video de las Abuelas de Plaza de Mayo –donde se habla de la identidad-, entiendo que justamente este concepto, la identidad, no se impone; se construye. Y a ello aportaron las corrientes inmigratorias que poblaron el país, del cual Mar del Plata es un reflejo”. Y continuó, acotando: “Algunos vinieron de muy lejos; otros, de más cerca. Pero, en definitiva, todos los que habitaron esta ciudad ayudaron a construirla, a consolidar su perfil de lugar tolerante, donde se puede vivir en paz, en armonía y concordia, cada uno aportando su granito para darle forma al acervo cultural nacional. Por ello me da orgullo vivir en Mar del Plata, un sitio donde no hay discriminación ni problemas religiosos, donde cada uno puede respetar la identidad cultural del otro, aportando al mismo tiempo para construir una vida comunitaria integrada y abarcativa”.


Ciano recordó aspectos de su propia vida familiar: “Mis cuatro abuelos fueron inmigrantes. Y, seguramente como muchos otros, no eligieron venir; pero lo hicieron y fueron recibidos con los brazos abiertos. Pudieron crecer y ayudaron a construir un país que los recibió muy bien”. A su entender, “las fronteras son, a veces, decisiones arbitrarias. Pero, en definitiva, todos merecemos vivir cómo y dónde queremos. Hoy estamos celebrando nuestra historia y nuestro futuro, porque una comunidad que no sabe de dónde viene, no puede tener claro hacia dónde va”.


Por su parte, Stimler agradeció el reconocimiento realizado en el HCD, y agregó: “Siempre, en un proceso migratorio hay intereses, que pueden ser económicos o motivados por otras razones, como las guerras. A nuestros antepasados, este país los recibió muy bien; y esa actitud se transfirió en el paso del tiempo. Hoy, nosotros, estamos agradecidos de que la República Argentina nos haya abierto las puertas y nos sentimos plenamente integrados. También destacamos el gesto de este Concejo Deliberante y del intendente Pulti, que siempre nos apoyaron para que pudiéramos organizar la Feria de las Colectividades”.


Tras haber evocado las razones que determinaron el establecimiento del Día del Inmigrante, Stimler leyó fragmentos de un texto titulado “A orillas del mar ajeno”, escrito por su madre.


A continuación, algunas colectividades presentaron danzas típicas. En primer témino, el Grupo Fuerza Unida (de Bolivia) bailó un caporal; luego, la Agrupación Raíces (Chile), una cueca; más adelante, el Grupo Brisas (Perú) interpretó una huaila; y finalmente, el Centro Cultural Árabe ofreció –a través del Grupo Magia de Oriente- bailó el “Raksa”.




Historia de una fecha emblemática



Esta fecha recuerda el 4 de septiembre de 1812, cuando el primer Triunvirato firmó un decreto que decía "(...) el gobierno ofrece su inmediata protección a los individuos de todas las naciones y a sus familias que deseen fijar su domicilio en el territorio (...)" De esta forma la República Argentina abría sus fronteras a todos los inmigrantes -de cualquier parte del mundo- que quisiesen vivir en este suelo.


El país creció de la mano de inmigrantes que dejaron su tierra, con una valija cargada de esperanza. Por ello se celebra su día, con el fin de cultivar las tradiciones de las distintas colectividades que viven en nuestro suelo.


Más adelante, el preámbulo de la Constitución de la Nación Argentina hizo referencia, desde 1853, a "todos los habitantes del mundo que quieran habitar el suelo argentino" y en su artículo 25 reafirmaba el fomento a la inmigración: "El gobierno federal fomentará la inmigración europea y no podrá restringir, limitar ni gravar con impuesto alguno la entrada en el territorio argentino de los extranjeros que traigan por objeto labrar la tierra, mejorar las industrias e introducir y enseñar las ciencias y las artes".


Establecido por decreto del Poder Ejecutivo Nacional Nº 21.430 (de 1949), el Día del Inmigrante cristalizó lo ya ratificado en otros documentos públicos previos.


Vale remarcar que Mar del Plata, como expresión particular de este proceso inmigratorio, cuenta en la actualidad con gran cantidad de emigrados –y también hijos, nietos y bisnietos- de países de Europa –principalmente Italia y España- y de América Latina, además de otras geografías, que la transforman en una muestra del collage de culturas que forjaron el acervo nacional en un marco de integración plena y libre.