Lunes 9 de Junio de 2014

La Defensoría del Pueblo propone líneas de trabajo para disminuir el consumo de alcohol

Se presentó en General Pueyrredon el Programa Nacional de Prevención del Consumo Excesivo de Alcohol, del Ministerio de Salud. Referentes de ONG, entidades barriales y organismos de Estado esbozaron las primeras propuestas para establecer políticas de Estado que complementen las tareas emprendidas por el Gobierno Nacional a través de una propuesta, denominada programa “Tragos saludables”.



La Defensoría del Pueblo de General Pueyrredon desarrolló hoy una jornada de trabajo donde presentó el Programa Nacional de Prevención del Consumo Excesivo de Alcohol, impulsado por el Ministerio de Salud, e inició las primeras propuestas de conformación de una iniciativa propia: el programa Tragos Saludables, que propone estar en consonancia con las políticas impulsadas desde el Estado tanto a nivel nacional como provincial. El objetivo puntual es disminuir el consumo de alcohol haciendo foco en la actitud preventiva, entre otras medidas.


La reunión se desarrolló en el recinto de sesiones del Honorable Concejo Deliberante, presidida por su titular, Vilma Baragiola, y contó con las presencias de los tres defensores del Pueblo de General Pueyrredon: Fernando Rizzi, Fernando Cuesta y Walter Alejandro Rodríguez; además del secretario de Salud, Alejandro Cristaldi, y de representantes de laboratorios de análisis clínicos, sociedades de fomento, ONG, organismos provinciales y nacionales.


Baragiola dio la bienvenida a los presentes, destacando “el compromiso del Concejo Deliberante, que es la casa de la democracia, para analizar temas de interés comunitario como es el consumo de alcohol”. Por ello la Presidente del HCD pidió “establecer acuerdos con la Nación y la Provincia para que en el municipio se ejecuten políticas de Estado que apuntalen la preservación de la salud de la población. La comunidad debe involucrarse expresando sus necesidades y también proponiendo líneas de acción, para que el Estado actúe sin deslindar responsabilidades”.


Durante el encuentro se plantearon cuestiones esenciales, basadas en relevamientos estadísticos, sobre la prevalencia del consumo de alcohol en la comunidad. Se dejó asentado que “una de cada cinco muertes de jóvenes está relacionada con el alcohol”. También se destacó que del 20 al 50 por ciento de las muertes tienen relación con el tránsito. Y que de los accidentes que se producen los fines de semana en autopistas (que son el 87 por ciento del total), en el 23,8 por ciento está involucrado el consumo de alcohol. Además, una de cinco muertes de jóvenes están vinculadas al alcohol.


También se debatió sobre propuestas de trabajos conjuntos con el objetivo de fortalecer la red asistencial, generar un expendio y distribución responsable, disminuir la “tolerancia social” frente al consumo excesivo de alcohol, generar estrategias comunitarias preventivas, y promover conductas saludables frente al consumo de sustancias.


Asimismo, se dejaron de manifiesto las primeras líneas rectoras de la propuesta propia impulsada por la Defensoría: el programa Tragos saludables, cuya intención es promover en los lugares de esparcimiento la oferta de tragos sin alcohol.