Martes 27 de Mayo de 2014

Miriam Salim recibió un merecido reconocimiento por su labor en la ONG “Cosechando Tiempo”

Estuvieron presentes representantes de otras entidades, como Asdemar, Marángeles, Avancemos Juntos y la Unión de Padres por Amor al Deficiente Mental. Salim destacó el compromiso como principal motor de la transformación social y pidió el involucramiento del Estado para superar las etapas más complejas en la gestión de recursos y necesidades.




El Honorable Concejo Deliberante del Partido de General Pueyrredon expresó hoy su reconocimiento a Miriam Salim “por su labor ininterrumpida al frente del Centro Integral para Discapacitados Mentales (C.I.DI.ME.) "Cosechando Tiempo”.


El acto se desarrolló en el recinto de sesiones, presidido por la Presidente del Cuerpo Deliberativo, Vilma Baragiola, y contó con las presencias del concejal Eduardo Abud (UCR, autor de la iniciativa), y de chicos que asisten diariamente a Cosechando Tiempo, como así también de otras ONG vinculadas al tema, tales los casos de Asociación Síndrome de Down (Asdemar), Avancemos Juntos, Marángeles (Asociación de Padres de Hijos Discapacitados Mentales) y la Unión de Padres por Amor al Deficiente Mental (UPPAD).


En primer término, como es habitual, fue proyectado el video institucional “Historias de Abuelas. La identidad no se impone”, realizado por personal del Teatro Auditorium-Centro Provincial de las Artes. Luego, Baragiola dio la bienvenida: “Este reconocimiento es muy merecido por la pelea que dan día a día, dignamente, con muchas horas de esfuerzo compartidas, como la luchamos todos en otras áreas. Por eso, doy las gracias a las entidades presentes, por el trabajo que hacen. La gente de Mar del Plata y Batán está orgullosa y acompaña este sentimiento”.


A continuación, un visiblemente emocionado Abud acotó: “Estamos en la casa de la democracia, que es de todos, para este reconocimiento que realmente reconforta. Me llena de orgullo haber impulsado esta iniciativa y destaco la vocación de servicio de quienes llevan adelante entidades como Cosechando Tiempo. La realidad hay que afrontarla como hacen ustedes, respetando y haciendo respetar los derechos de todos. Por eso damos las gracias en nombre de la democracia y de todos. Esta emoción que estoy expresando es algo que siento en el corazón. Por eso, donde me necesiten allí estaré”.


Finalmente, Salim agradeció el gesto del HCD destacando: “Siento emoción, como cada vez que recibo un reconocimiento por la labor de Cosechando Tiempo, aunque nunca hacemos nuestra tarea pensando en este tipo de consecuencia. Simplemente estamos acá porque nuestro trabajo dio frutos. Pertenecemos a entidades creadas por padres de chicos con discapacidades. Con muchos nos conocemos hace 30 años y nos hicimos presentes donde el Estado estaba ausente”.


Salim añadió: “Hoy, las entidades están sufriendo dificultades para afrontar servicios y erogaciones, por ejemplopor el atraso de las obras sociales. Y por eso pedimos colaboración para hacer gestiones. Uno, para un hijo, siempre quiere lo mejor. Y por eso, de alguna manera, debimos aprender a ser empresarios de una empresa que no da ni busca réditos económicos. La sociedad cambió para bien y acepta las diversidades, pero la situación igual es difícil. Por eso, no pedimos nada, sólo acompañamiento para comprender necesidades y trabajar. Gracias por estar en este momento, tan importante en nuestras vidas”.



Fundamentos del reconocimiento



La vasta trayectoria en tareas sociales y la labor desarrollada por Miriam Salim al frente del Centro Integral para Discapacitados Mentales "Cosechando Tiempo” son los datos fundantes que avalan el presente reconocimiento.


"Cosechando Tiempo" es una Asociación Civil de bien público, sin fines de lucro, dedicada a la atención de personas con discapacidades mentales severas y profundas.


Miriam Salim se formó en la gestión institucional hace 25 años, desde su activa participación en las comisiones directivas de “Cosechando Tiempo”, desempeñándose en la actualidad como supervisora general y asesora de la entidad.


Nacida en Mar del Plata el día 2 de diciembre de 1959, realizó sus estudios primarios y secundarios en el Instituto Inmaculada Concepción.


Comenzó a realizar tareas sociales a partir de los 15 años. Fue Vicepresidente del Consejo del Discapacitado, coordinadora de la Comisión Mixta de Barreras Arquitectónicas y participó en la creación de un movimiento de “Hermanos de Personas Discapacitadas” a quienes instruyó en la dirigencia institucional.


Otra de sus luchas, ha sido acompañar a personas en sus reclamos ante la actitud indiferente de algunas obras sociales.


También impulsó, por medio de la Banca 25, el cumplimiento de la normativa que permite a las personas en sillas de ruedas ingresar al mar por medio de rampas hasta la orilla.


Miriam Salim también participó en el Honorable Concejo Deliberante solicitando la gratuidad en los pasajes para discapacitados y la colocación de rampas para el ascenso y descenso en el transporte colectivo de pasajeros.


Los que conocen su estilo de trabajo, saben que siempre estará trabajando por los derechos y la mejora en la calidad de vida de toda persona en situación de discapacidad.