Lunes 12 de Mayo de 2014

El Concejo Deliberante reconoció la trayectoria artística de César Isella

El Honorable Concejo Deliberante del Partido de General Pueyrredon expresó su reconocimiento al cantante y compositor César Isella, por su calidad artística y destacada trayectoria de profunda raigambre latinoamericana, aprovechando su presentación de la víspera en el Teatro Municipal Colón.


El acto se desarrolló hoy al mediodía en el recinto de sesiones, presidido por la Presidente, Vilma Baragiola, y con las presencias del secretario de Cultura, Leandro Laserna; el director de los teatros Colón y Diagonal, Luis Reales; el representante de SADAIC, Roberto Cambare; los concejales María Cristina Coria y Mario Rodríguez (UCR), Fernando Maraude (FpV); Cristian Azcona (FR) y Ariel Ciano y Alejandra Urdampilleta (AM), además de miembros de la comunidad artística e integrantes de la Casa del Folklore y el Centro de Residentes Salteños, entre otras agrupaciones tradicionalistas.


En primer término, como es habitual, se proyectó el video institucional “Historias de Abuelas. La identidad no se impone”, realizado por personal del TeatroAuditorium-Centro Provincial de las Artes, luego, Baragiola dio la bienvenida a los presentes: “Estamos muy orgullosos y contentos de realizar este acto de reconocimiento a artistas con tanta y tan rica trayectoria en ésta, la casa de la democracia, de todos los marplatenses y batanenses. Es un honor y un gusto tener a César Isella y también a Luis Caro, que tiene 40 años con la música”.


A continuación, Laserna consignó: “Quiero destacar y agradecer el gesto del Honorable Concejo Deliberante de reconocer a semejante artista, porque significa poner el foco en la historia pero sembrando los valores del futuro”.


Por su parte, Reales evocó la importancia de algunos temas fundamentales de Isella, que calaron hondo en la identidad latinoamericana en general y argentina en particular.


Asimismo, Coria también resaltó la figura del gran artista, al destacar: “Los temas de Isella nos llegan al corazón y nos atraviesan para siempre”.


En tanto, Maraude también agradeció la invitación al acto y manifestó: “Queremos agradecer que Isella y Caro vinieran a este reconocimiento. Recuerdo haber aprendido la letra de Canción con todo en la escuela y lo maravilloso que me pareció vivir ese momento”.


En tanto, Cambare, de SADAIC, también se mostró emocionado al hacerle entrega de un presente a Isella. “Para el César lo que es de César. Es un gran motivo de orgullo estar acá, en este reconocimiento”, apuntó.


Finalmente, el propio homenajeado evocó sus primeras visitas a Mar del Plata, con Los Fronterizos, y como solista. “La formalidad del acto emociona. De corazón, gracias por esta invitación, que surgió con el pretexto de cantar. Y a mí me encanta ese tipo de pretextos. Como todo chico de la montaña, mi sueño era conocer el mar; y lo conocí a los diez años, cuando vine al complejo Chapadmalal. Y la vida me regaló la posibilidad de llevar nuestra música al continente y traer para acá esas nuevas músicas. Me cultivó como persona y me hizo más humano”.



Argumentos del reconocimiento



Nacido en la Provincia de Salta, la inserción de Isella en la música se da de manera natural al criarse en una familia de músicos y cantantes. Siendo adolescente aún, se integra al grupo “Los sin nombre”, quienes llegan a presentarse con Ariel Ramírez, que ya era un reconocido pianista de alcance internacional.


En 1956, pasa a ser parte de “Los Fronterizos”, grupo folklórico de destacadas voces y arreglos con el que inicia una etapa de gran éxito, con discos que alcanzan grandes niveles de venta.


Siendo parte de “Los Fronterizos” graba la versión oficial de la Misa Criolla de Ariel Ramírez, considerada obra cumbre de la música argentina, inspirada en dos monjas alemanas quienes ayudaban con alimentos a prisioneros de un campo de concentración nazi.


En 1966, y luego de una intensa década, César Isella inicia su carrera solista fuertemente influenciado por el Movimiento del Nuevo Cancionero, corriente musical – literaria, que caracterizó a la música popular argentina en las décadas de 1960 y 1970, que abogaba por el desarrollo de un cancionero nacional en renovación permanente, sin fronteras entre géneros, capaz de superar la oposición tango-folklore.


Esta etapa solista lo encuentra transitando múltiples escenarios y países de Latinoamérica que lo nutren artísticamente y por su intermedio, acerca a artistas locales letra y canciones de otras tierras.


En 1969, durante una gira artística que comprende República Dominicana, Estados Unidos, México, Venezuela, Panamá, Perú y Chile compone la música de “Canción con todos” que, con letra del poeta Armando Tejada Gómez, se convierte en un himno de la música latinoamericana, reconocida así por la UNESCO, presente en cada concierto, festival o acto escolar que se busque recrear el sentimiento de unión latinoamericano.


“Canción con todos” ha sido reconocida mundialmente, siendo traducida a treinta idiomas y versionada por numerososartistas y grupos musicales de diversas latitudes.


Durante la dictadura cívico – militar César Isella fue incluido en las listas de artistas censurados al igual que “Canción con todos”, en busca de silenciarlo. Por esos años, sale a la luz su álbum “Juanito Laguna”, obra inspirada en el niño de Antonio Berni, con participaciones de Ástor Piazzolla, Horacio Ferrer, Atahualpa Yupanqui, Gustavo Cuchi Leguizamón, Manuel J. Castilla, Armando Tejada Gómez, Eduardo Falú y Jaime Dávalos. Pero el disco fue secuestrado por el régimen militar que prohibió su difusión.


En 1984, junto Víctor Heredia y el Cuarteto Zupay estrena el espectáculo “Canto ala poesía”, integrado por poemas musicalizados de Pablo Neruda, María Elena Walsh y José Pedroni, presentándose con un éxito resonante en el escenario del Luna Park, para luego ser editado en un álbum igual de exitoso.


Al cumplir 30 años de trayectoria musical, lo celebra con el espectáculo “30 años de Sonido y Silencios” que noche a noche, colma el teatro Presidente Alvear para evocar, junto a este artista sus innumerables éxitos musicales.


César Isella también ha incursionado en la radiofonía: desde 1987 conduce un programa dedicado a la difusión de la música y el canto latinoamericano.


Otras tareas que hacen a la persona de César Isella, lo han tenido como director general del Teatro General San Martín, colaborador de la UNESCO, del Instituto de Colaboración Iberoamericana y como Vicepresidente de SADAIC.


Entre 1995 y 1997, dirigió la "Peña Oficial" del Festival Nacional de Folklore de Cosquín, propiciando la participación de artistas jóvenes. Algunos de los cantantes que surgieron en esas presentaciones son Rubén Patagonia, Adrián Maggi, Soledad, Luciano Pereyra y Los Tekis, entre otros.


“50 años de simples cosas” es el título del álbum que edita hacia el año 2007 al cumplir 50 años de su prolífica carrera artística.


Además de "Canción con todos", Isella ha compuesto muchas otras bellísimas piezas, entre ellas "Fuego de Animaná", "Canción de las simples cosas", "Canción de lejos", "Canción para despertar a un negrito" (poesía de Nicolás Guillén), "Canción de la ternura" y "La patria dividida” (poesía de Pablo Neruda), entre muchas otras.


Y en septiembre de 2012, la Secretaría de Cultura de la Presidencia de la Nación lonombra “Embajador de la Música Popular Latinoamericana”.