Martes 12 de Marzo de 2013

El Concejo Deliberante entregó la distinción “Ciudadano Ejemplar” al Dr. En Ciencias Químicas Roberto Williams

En el marco de un acto que se llevó a cabo en el recinto de sesiones, el Honorable Concejo Deliberante de General Pueyrredon declaró “Ciudadano Ejemplar” de la ciudad de Mar del Plata al Dr. en Ciencias Químicas Sr. Roberto Williams, en reconocimiento a su “extensa y calificada trayectoria académica y científica en el campo de la investigación”.


El acto contó con las presencias del Presidente del Cuerpo Deliberativo local, Ariel Ciano; el concejal Mario Lucchesi (AM, autor de la iniciativa), el director de Asuntos de la Comunidad, Marcelo Fernández, además de parientes, amigos y colegas del homenajeado, entre quienes también estuvieron autoridades de la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMdP).


En primer término fue proyectado el video institucional “Historias de Abuelas. La identidad no se impone”, realizado por personal del Teatro Auditorium-Centro Provincial de las Artes, tras lo cual Ciano dio la bienvenida a los presentes. “Bienvenidos a este recinto que es de todos y cada uno de los vecinos de General Pueyrredon, en este caso para entregar una distinción a un científico. Y nos parece que, más allá de la distinción personal, también es una distinción al esfuerzo de tantos otros científicos y estudiantes. Y al esfuerzo que hacen tantos vecinos de Mar del Plata por sostener la Universidad Pública, entre quienes pagan sus impuestos y quienes hacen docencia, entre las autoridades. Allí está uno de los valores distintivos del país”.


El titular del HCD añadió: “Hace un tiempo distinguimos a la Dra. Pagnussat, que volvió al país en el marco del plan de repatriación. Es muy importante irse al exterior a perfeccionarse y volver para desarrollar lo que saben. Lo estamos distinguiendo al Dr. Williams por su valor y labor científica. Y es destacable que se lleve a cabo en este recinto. Estamos saludando y felicitando a un vecino nuestro, que vino a vivir hace más de 35 años. Hay que seguir creando conciencia acerca de la educación, que es el principal motor de la integración social. Un pueblo educado es un pueblo que no permite que lo engañen, que lucha por sus derechos y que progresa”.


Lucchesi, por su parte, “es un reconocimiento a los valores científicos y académicos del Dr. Williams, por eso se le otorga la máxima distinción, que es la de Ciudadano Ejemplar, que fue aprobada por unanimidad. Y es un científico nuestro porque es marplatense por elección. Hay muchas cosas que podemos decir de él, su trayectoria académica, por caso. Gracias a todos por estar presente en este acto, que distingue a alguien que enriquece a nuestra ciudad”.


Williams agradeció la distinción, evocó las circunstancias que ameritaron su residencia en Mar del Plata y señaló: “En primer lugar, es una tremenda satisfacción, un gran honor, porque la distinción viene de los vecinos de la ciudad a través de sus representantes. Gracias a todos por este honor, demasiado grande. Es la primera vez que hablo en presencia de familiares y amigos, también colegas y funcionarios de la Universidad, que son muy amigos”.


Recordó, luego, cuando “las luchas estudiantiles eran por la preocupación de lograr una mejora en la calidad de enseñanza”. Y añadió: “Quiero resaltar que las tareas de investigación no sólo las hacen los investigadores, sino también personal técnico y administrativo. Todos contribuyen, cada día, en forma solidaria a que se pueda hacer”.



Fundamentos



El Doctor en Ciencias QuímicasRoberto Williams reside en Mar del Plata hace más de treinta años. Fundador, junto a un equipo de cinco colegas, del Instituto de Investigaciones en Ciencia y Tecnología de Materiales (INTEMA) que desarrolla elementos inteligentes capaces de responder a estímulos como la temperatura o la humedad y hasta autorrepararse, y al que ha dirigido en más de un periodo.


Es egresado de la Universidad de La Plata con medalla de oro con el título de Químico Tecnólogo y regresó al país después de haber hecho un postgrado en Francia en el año 1975.


Roberto Williams fue distinguido con el mayor galardón que se otorga a los científicos: el premio "Investigador de la Nación Argentina 2011" por la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner junto al Ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Dr. Lino Barañao.


Previamente, le había sido otorgado el Premio Houssay Trayectoria en la categoría Ingenierías, Arquitectura e Informática.


La Distinción Investigador de la Nación Argentina premia desde el año 2009, la labor de los profesionales más sobresalientes del sistema científico nacional. El ganador se elige entre quienes reciben el premio Houssay Trayectoria y distingue el recorrido académico de un científico y el valor que representa su trabajo de investigación para el desarrollo argentino.


El Dr. Roberto Williams se graduó como Licenciado en Ciencias Químicas en la Universidad Nacional de La Plataen el año 1969 y como Doctor con orientación a Tecnología Química en 1972.


Es profesor titular en el Departamento de Ingeniería Química de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Mar del Plata desde 1976. Desde 1995 esInvestigador Superior del Consejo Nacional de Investigación Científica y Técnica (CONICET), con funciones en el Instituto de Investigaciones en Ciencia y Tecnología de Materiales (INTEMA), del que fue organizador y primer director. Además, es miembro titular de la Academia Nacional de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales y miembro correspondiente de la Academia de Ingeniería. Por otra parte, fue miembro del directorio del CONICET.


El Dr. Williams publicó alrededor de 230 artículos en revistas especializadas y capítulos de libros y enciclopedias. Es co-autor de dos libros: “Diffusion in Gases and Porous Media” (Plenum, 1980) y “Thermosetting Polymers” (Dekker, 2002), y co-editor del libro “Epoxy Polymers; New Materials and Innovations” (Wiley VCH, 2010). Ha sido profesor invitado en Universidades de Lyon, Francia y de Harbin, en la República Popular China.


"Estamos estudiando materiales muy novedosos, que son capaces de autorrepararse como la piel cuando sufre una herida y luego se cicatriza. Sólo que nosotros aspiramos a que lo haga una mesa, o las estructuras de un avión o de un auto, por ejemplo” contó el Dr. Williams en una rueda de prensa organizada por el Ministerio de Ciencia y Tecnología: “Una manera de lograrlo es agregar a la “fórmula” del material, capsulitas con un componente reactivo en su interior que resistan todo el procesamiento pero no una fisura. Cuando ésta se produce, ahí sí se rompen y liberan el líquido reparador.”


Este científico, luego de realizar su postgrado en Francia, vuelve a la Argentina en 1975, en pleno "Rodrigazo". Con una situación salarial insostenible en el ambiente científico platense, opta por un cargo en Mar del Plata, donde forjó su sólida formación científica.


El Dr. Williams trabaja sobre materiales con memoria con múltiples aplicaciones: podrían prolongar la vida útil de las palas de los molinos eólicos, sometidas a un gran desgaste pero muy difíciles de reparar; en la salud, en el diseño de nanopartículas magnéticas capaces de ser inducidas a disipar calor para matar las células tumorales o en los satélites espaciales que llevan paneles solares pero muy poco espacio, éstos se fabrican con un material que debe desplegarse cuando llegan a la órbita, a través de una corriente eléctrica enviada desde la Tierra, el material se calienta y los paneles solares se expanden.


Este tipo de técnicas se aplican en el Hospital Interzonal General de Agudos de Mar del Plata, donde investigadores del INTEMA dieron cursos a médicos y enfermeras sobre cómo injertar prótesis de cadera y cómo tratar los implantes para que se integren con el hueso.


Cuando Williams llegó a Mar del Plata, nombrado como docente de dedicación exclusiva, vislumbró que había potencial para armar un grupo que se dedicara exclusivamente a materiales, por fuera del prestigioso referente que existía en la Comisión Nacional de Energía Atómica. Luego de mucho trabajo y esfuerzo ese proyecto se concreta en el Instituto de Investigaciones en Ciencia y Tecnología en Materiales (INTEMA), consiguiendo el apoyo no sólo del CONICET, sino también de organismos internacionales.


Actualmente, Roberto Williams es Profesor Titular con dedicación exclusiva en el Departamento de Ingeniería Química, Universidad Nacional de Mar del Plata, desde 1976 e investigador del CONICET, clase Superior desde 1995, con tareas de investigación en el INTEMA.


Ha recibido además de los premios Houssay Trayectoria e Investigador de la Nación Argentina 2011, las siguientes distinciones:




Premio Dr. Rafael Labriola, 1985, otorgado por la Asociación Química Argentina.
Premio Bernardo Houssay, 1987, otorgado por CONICET.
Premio Konex de Platino, en el área Ingeniería Química, Industrial y Electromecánica, década 1983-1993, otorgado por la Fundación Konex.
Premio Silveyra de Olazábal en Tecnología de Materiales, 1994, otorgado por la Academia Nacional de Ciencias Exactas Físicas y Naturales.
Beca Antorchas, otorgada por la Fundación Antorchas, 1996.
Profesor Honorario del Instituto Tecnológico de Harbin, China, 2000.
Académico Titular de la Academia Nacional de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales desde 2009, correspondiente desde 2001.
Integrante de la Academia Nacional de Ingeniería desde 2005.
Premio Pedro J. Carriquiriborde, otorgado por la Asociación Química Argentina, 2001.
Premio Bernardo Houssay al Investigador Consolidado en la disciplina Procesos Industriales y Biotecnología, otorgado por la Secretaría de Ciencia y Tecnología de la Nación, 2003.
Premio Bunge y Born a la Investigación Científica, 2007.
Miembro del Directorio del CONICET en el período 1997-1999.
Miembro del Directorio de FOMEC en el período 1995-1997.
Director del INTEMA en los períodos 1982-1986 y 1988-1994.


El apretado resumen de su ingente currículum y su trabajo que redundará en beneficios para la sociedad toda, es el fundamento de este reconocimiento.