Miércoles 22 de Mayo de 2013

El Instituto musical IDRA fue reconocido por el HCD al transitar el 30° aniversario de su fundación

Autoridades del Cuerpo Deliberativo, la familia fundadora, directivos, docentes y alumnos de la institución destacaron la excelencia académica, el fomento de la creatividad y la difusión de valores cívicos fundamentales para consolidar la comunidad, que se propuso incentivar el colegio musical IDRA hace 30 años.



El Honorable Concejo Deliberante del Partido de General Pueyrredon expresó hoy su reconocimiento a la trayectoria del Instituto Musical IDRA, en el marco del 30º aniversario de su fundación, durante un acto que tuvo lugar en el recinto de sesiones, con las presencias –entre otros- de su Presidente, Ariel Ciano; la directora general de Equidad y Calidad Educativa, Laura Spina; los concejales Vilma Baragiola (autora de la iniciativa) y Eduardo Abud (, titular de la Comisión de Educación, ambos de la UCR), miembros de la familia fundadora, directivos, docentes y alumnos.


En primer término, tras el ingreso de la bandera de ceremonias de la institución, fue proyectado el video “Historias de Abuelas. La identidad no se impone”, realizado por personal del Teatro Auditorium-Centro Provincial de las Artes, tras lo cual fue exhibido otro documental, en este caso de carácter institucional, que sintetizó la historia del Colegio IDRA.


A continuación, Ciano dio la bienvenida a los presentes: “Bienvenidos a este recinto que, como decimos habitualmente, es de todos. A la familia fundadora, a los directivos y docentes, a los alumnos, especialmente. Aquí solemos discutir y disentir y a veces nos ponemos de acuerdo, como en este feliz caso, a partir de una iniciativa de Vilma Baragiola, que contó con el apoyo de todos los concejales. Se cumplen 30 años y no es un número menor, si se recuerda qué pasaba hace 30 años en el país. Lo pudimos ver, sobre todo, en el video de Abuelas, donde se dice que la identidad no se impone. Y está claro que la identidad la construimos entre todos”.


Añadió: “Cuesta ponerse en la piel de quienes tenían sueños hace más de 30 años y no podían concretarlos. Pensar que en la época más oscura de nuestra historia había personas que soñaban y creían en una educación diferente. Un colegio como el IDRA no podría haber dado clases en la dictadura. Es paradigmático y es importante destacar que surgió en 1983, cuando recuperamos la democracia. Fue el sueño concretado de un hombre primero, una familia luego y a continuación muchos docentes, padres y alumnos”.


Ciano se encargó de resaltar: “Ustedes forman personas con pensamiento crítico; chicos y chicas que mantienen un vínculo muy fuerte con la institución. Más allá de la enseñanza de lo académico, lo importante son los valores que transmiten. Seguramente los chicos están disfrutando mucho el colegio y nosotros, los adultos, añoramos esa época. Por eso, disfruten y valoren este momento de la vida, donde uno cree que un mundo mejor y todos los sueños son posibles; para eso hay que formarse y prepararse mucho. Felicitaciones por lo que están haciendo por Mar del Plata”.


Luego, Spina manifestó: “Me quiero dirigir a los chicos, pensando en el futuro, y decirles que persigan sus sueños, averiguar qué quieren ser y hacer por su ciudad. Recuerdo haber visto crecer este hermoso colegio, que busca la excelencia académica y fomenta la creatividad, ayudando a consolidar el concepto de comunidad. Felices 30 años a la familia fundadora, docentes y alumnos”.


Más adelante, la alumna Lucrecia Miranda (6º año secundario), expresó, recordando a Román González: “Compartía su pasión por la enseñanza y sentía que su misión era transmitir los valores esenciales a través de la educación. Como maestro normal superior y profesor de filosofía, y Marta Petrarca, como maestra y psicopedagoga, pudieron llevar a cabo el sueño tan deseado, a pesar de las muchas barreras que debieron superar con perseverancia y esfuerzo, para mantener en pie su pasión. Pasión que se concretó, primero con el jardín musical y luego con la primaria, secundario y nivel superior. Son 30 años que el colegio forma parte de la comunidad y nosotros, los alumnos, orgullosos de estar compartiendo este sueño que une la pasión de un pasado, los sueños del hoy y el anhelo de un mañana mejor”.


Acto seguido, Baragiola también hizo uso de la palabra, destacando: “Son 30 años de esfuerzo, de educar, de darle a Mar del Plata las bases fundamentales de la comunidad. La palabra es pasión, que no le ha faltado a Román y a Marta para sembrar la primera semilla en 1983, en una época de transición, muy difícil para llevar adelante un proyecto como éste. Ojalá haya más posibilidades de seguir construyendo otras instituciones como IDRA. Ustedes siempre apostaron a más y hoy tienen el reconocimiento de todos y el orgullo de sus alumnos”.


En representación de la familia fundadora, Sandra González hizo uso de la palabra: “Estamos en el Honorable Concejo Deliberante. Emoción inmensa que agradecemos de todo corazón. Y experimentamos una doble felicidad: reconocimiento a la labor de todos los miembros de IDRA y estar disfrutando del espacio y tiempo de la democracia, que recuperamos hace 30 años también, tras un duro proceso de dictadura cívico-militar. Con ese ímpetu, la familia González pudo permitirse el sueño de crear un colegio. El sueño de mis padres era dejar de estar proscriptos y volver a ejercer la docencia. La historia del IDRA es una gran historia porque alberga el esfuerzo de muchas personas, algunas de ellas presentes hoy”.


Durante el acto, también hizo uso de la palabra el escritor y periodista Carlos Balmaceda, que leyó un fragmento de la biografía sobre Román González –que está escribiendo actualmente-, acompañado por la presencia rítmica del guitarrista Carlos González.


Luego, en el epílogo, el coro Cantanidra –dirigido por el maestro José Paz- interpretó dos temas: “El señor Juan Sebastián”, de María Elena Walsh, y “Busca en tu corazón”, de Jorge Rojas.



Fundamentos



El IDRA es una institución educativa con cuatro niveles de enseñanza: Inicial, Primario, Secundario y Superior, que tiene como centro de su accionar a la persona y promueve la expresión artística y el espíritu de superación permanente.


La vocación de sus fundadores supo ver más allá de las dificultades vividas durante los años de dictadura. Así, frente al regreso de la democracia en 1983, dos docentes que habían sido proscriptos en la ciudad de Mar del Plata - Marta y Román González- crean un colegio con la mirada puesta en el futuro.


Para Marta y Román González fundar IDRA fue un acto casi heroico. La concreción de un sueño, de un sueño apasionado.


En 1986 se crea el Nivel Primario con un primer grado de 15 alumnos e inicia las actividades la escuela de música con apertura a la comunidad. Por ello, se adquieren dos viviendas contiguas para realizar ampliaciones.


En 1993 se funda un primer año de Nivel Secundario en el edificio inaugurado frente al establecimiento del Primario que, junto al Inicial, siguen creciendo. En 1998 se abre el Nivel Superior con el dictado de carreras docentes en horario vespertino.


Durante los años 2004, 2005 y 2006 interviene en el mega proyecto de la Secretaría de Cultura denominado “Cultura en Zapatillas” que alcanza la participación de más de 25.000 niños en sus tres ediciones: Vacaciones con Don Quijote, Vacaciones con Diego Rivera y Chocolate con Mozart.


En 2005 se firma un convenio de cooperación académica entre el Nivel Superior y la Universidad de Morón realizándose ampliaciones edilicias.


En el año 2008, celebrando su 25º aniversario, realiza el espectáculo infantil “Concierto para Bruja y orquesta” con fines solidarios en la que participan destacados artistas marplatenses.


El 2010 los encuentra realizando una importante remodelación en el primer edificio construido y se lo re-inaugura con el nombre de su fundador.


En el año 2011 se incorporan pantallas interactivas, dando inicio a un plan de aplicación de nuevas tecnologías en el aula.


Durante estos años se han destacado en el desarrollo de proyectos artísticos con apertura a la comunidad marplatense. Mozart, Beethoven, Vivaldi, Xul Solar, Miró, entre otros, llegan con originales propuestas a los escenarios más diversos.


En Inglés, los alumnos de Nivel Secundario rinden el First Certificate (Cambridge) y anualmente, el colegio coordina un viaje a Juilliard School (New York).


En Ciencias y Matemáticas, los alumnos han obtenido logros, puntajes y premiaciones en las Ferias de Ciencias y Tecnología local, regional y provincial.


En deportes y vida en la naturaleza, se ha destacado en los Torneos Juveniles Bonaerenses y en las competencias intercolegiales de hockey, básquet, fútbol y voley.


También coordinan salidas, campamentos y viajes, en la modalidad de trabajo y en su labor pedagógica incorporan recursos metodológicos y tecnológicos de vanguardia.


El Instituto Musical IDRA compromete a sus alumnos en tareas sociales colaborando con el Hogar María Madre de los Niños, PANNET y las comunidades Wichis.


En el Nivel Superior, se dictan carreras y trayectos de actualización académica y se han firmado convenios con diferentes empresas para la realización de pasantías laborales.


El IDRA ha recibido los siguientes reconocimientos:


-Año 1998: Primer Premio en el Congreso Nacional Aula Audio Visual con un corto realizado por estudiantes de nivel secundario.


-Resolución nº 2468 de fecha 18 de octubre de 2007 del Honorable Concejo Deliberante de General Pueyrredon por el que se reconoce al Profesor Román González su vasta trayectoria en el campo de la educación.


-Premio Iberoamericano a la Excelencia Educativa recibido en Panamá en el año 2008.


-Premio Estrella de Mar al espectáculo musical infantil “Sombreros para jugar”


-Premio Lobo de Mar en reconocimiento a los 25 años de labor a favor de la cultura marplatense.


A los 30 años de su fundación el espíritu que anima al Instituto Musical IDRA es procurar que los niños y alumnos sean jóvenes y ciudadanos comprometidos para una Patria más justa, más equitativa y más solidaria.